El presidente de IBM asegura que el liderazgo, la creatividad y la vocación de progreso son decisivos para generar prosperidad
15/04/2011
Juan Antonio Zufiria, presidente de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, ha afirmado hoy –durante una conferencia celebrada con motivo del centenario de IBM en la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)– que “en tiempos de cambio tan intenso como éstos, el liderazgo, la creatividad y la vocación de progreso son más decisivos que nunca y contienen mayor potencial para generar prosperidad para las empresas y para la sociedad en la que se integran”.

Fuente:  http://www.mkm-pi.com  Fecha: 15.04.2011

Ante cien representates del mundo empresarial (entre los que se encontraba su anfitrión Arturo Fernández, vicepresidente primero de la CEOE y presidente de CEIM), el presidente de IBM ha enfatizado que “en un momento como el actual –de intensa incertidumbre, debilidad económica y complejidad–, lo de siempre, aplicado a cómo pensamos y actuamos ante situaciones de crisis, no da ya mucho más de sí”, por lo que es necesario abordar los problemas con “nuevas miradas y nuevas propuestas. Se trata de entender que la salida está, fundamentalmente, en lo distinto. Y es ahí en donde la creatividad se configura como el rasgo de liderazgo más importante en el horizonte de los próximos años”, ha remarcado.

Para Zufiria, este entorno tan complejo no es algo coyuntural sino que permanecerá en el tiempo y exigirá que las empresas se transformen sustancialmente: “se ha dicho que ésta no es una crisis coyuntural, sino una crisis transformadora”. Y, aludiendo a la Encuesta Global a Consejeros Delegados y Alta Dirección 2010 de IBM, el presidente de IBM ha indicado que un 74% de los líderes empresariales considera que se enfrenta a cambios estructurales en su sector y que se trata de cambios “que están definiendo nuevas maneras de hacer las cosas, creando nuevos ganadores y nuevos perdedores”.

Sin embargo, el presidente de IBM España ha puntualizado que la complejidad puede ofrecer mayores oportunidades y que “desde luego no es algo inabordable”. A pesar del entorno de crisis, hay empresas con niveles de crecimiento seis veces superior al del resto, como se ha quedado reflejado en el estudio de IBM. De acuerdo con este informe, estas empresas se caracterizan porque se sienten más preparadas que el resto para hacer frente a la complejidad creciente, algo que hoy pasa, fundamentalmente, por ser más creativo a la hora de afrontar los problemas.

Según Juan Zufiria, IBM es un ejemplo de cómo una compañía es capaz de aplicar la creatividad para reinventarse a lo largo del tiempo y de que las etapas de cambio e incertidumbre pueden suponer un salto hacia delante. “Es precisamente esa capacidad de reinvención lo que ha permitido que IBM cumpla en 2011 su primer centenario”, ha afirmado el presidente de IBM España.

Reinventar la empresa moderna

Durante su exposición, Juan Zufiria ha destacado tres grandes áreas de actuación, necesarias para afrontar hoy en día la reinvención de la empresa moderna: “De lo aprendido por IBM a lo largo de estos cien años y conectando con los retos que afrontan hoy las organizaciones empresariales, me gustaría resaltar tres grandes lecciones: su adaptación a la economía global, su permanente innovación tecnológica y la fidelidad a sus valores”:

Adaptación a la economía global: IBM comenzó siendo una compañía exportadora durante las primeras décadas del siglo XX, para pasar a convertirse en una multinacional que replicaba su estructura en los países donde se asentaba y, posteriormente, transformarse en una empresa global, con procesos horizontales y equipos de profesionales virtuales que trabajan conjuntamente sin importar su localización.
Permanente innovación tecnológica: desde su fundación en 1911, IBM ha ido especializándose, creando mercados o abandonándolos si dejaban de ser innovadores. En 1951, el 30% de la facturación de la empresa procedía de las tarjetas perforadas. Sin embargo, IBM supo ver la oportunidad que se abría en el segmento del almacenamiento de datos y creó las cintas magnéticas de almacenamiento, generando un nuevo mercado. Posteriormente, en 1981, IBM introdujo el PC, un producto tremendamente innovador en aquella época. Sin embargo, unos veinte años después decidió abandonar este segmento, cuando dejó de ser innovador. Otro ejemplo es la apuesta por los servicios y su vinculación al software. En 2002, IBM compró PwC Consulting, convirtiéndose en la mayor empresa de consultoría del mundo.
Fidelidad a los valores y conceptos culturales y estratégicos básicos: en relación a este principio, Juan Zufiria destacó que IBM se caracteriza por tener “una fidelidad permanente a una cultura, a un carácter y a unos valores: nuestra vocación de progreso. La consistencia, solidez y coherencia de la cultura de una organización es la base fundamental de su identidad y de su capacidad para diferenciarse y dar sentido, en el corto y en el largo plazo, a lo que hace y a cómo lo hace”, ha añadido el presidente de IBM España.
Para finalizar su ponencia, Zufiria ha destacado, como prueba del éxito de la continua transformación de IBM durante sus cien años de vida, que en la actualidad es la única empresa de las 30 que componen el índice Dow Jones Industrial de Estados Unidos que lleva desde el año 2003 aumentando su ratio de beneficios por acción de manera ininterrumpida durante 32 trimestres consecutivos. Zufiria también ha señalado que de las 25 primeras empresas del ranking Fortune 500 de 1962, sólo cuatro siguen en él en 2010, una de ellas IBM.