Pretendientes golpean a la puerta
25/10/2010
A principios de septiembre Capgemini, el principal proveedor europeo de servicios de consultoría, tecnologías de la información (TI) y externalización (outsourcing), anunció su intención de adquirir el 55% del paquete accionario de CPM Braxis, líder del mercado brasileño en las mismas áreas de servicios, por US$ 300 millones, lo cual permitirá a la compañía española incrementar considerablemente su presencia en Brasil.

Fuente:  www.elpais.com.uy    Fecha:  25.10.2010

De acuerdo con lo informado, Capgemini también tendría la opción de adquirir el 45% restante de las acciones en un período de entre tres y cinco años. De concretarse esta operación, el banco brasileño Bradesco se convertirá en el segundo accionista mayoritario de CMP Braxis, con una participación del 20%. Con esta adquisición, el personal de Capgemini destacado en Brasil pasará de unos 700 empleados a 6.200, con lo cual esta locación será la sexta en orden de importancia dentro de la empresa. Los trabajadores de Capgemini en todo el mundo sumarán más de 100.000 y los ingresos totales de la corporación se encaminarán hacia los US$ 12.000 millones.

El anuncio de Capgemini siguió los pasos a la compra de Tivit, otra empresa brasileña de servicios de TI y outsourcing, por parte de Apax Partners, una entidad financiera de capital de riesgo con base en el Reino Unido, que invirtió una suma cercana a los US$ 1.000 millones en mayo pasado. También en el mismo mes, la estadounidense General Electric informó que había elegido a Brasil para sede de su quinto centro mundial de investigación y desarrollo, lo que significará una inversión estimada en US$ 150 millones.

Otras transacciones también avalan el surgimiento de Brasil como un atractivo sitio de inversión para los servicios de TI. Por ejemplo, Darby Technology Ventures Fund, una unidad de Darby Overseas Investment, el brazo de capital de riesgo de Franklin Templeton Investments de Estados Unidos, recientemente vendió Atvi, una empresa con sede en San Pablo que distribuye productos electrónicos de prepago a través de una red de más de 14.000 puntos de venta en todo Brasil, a Euronet Worldwide, una compañía norteamericana líder en el mismo rubro, cuya sede central está en Leawood, Kansas.

TRANSACCIONES. Las grandes corporaciones internacionales están compitiendo en todo el mundo para asegurarse una porción mayor en el comercio de servicios de TI estimado en unos US$ 1,5 billones, de los cuales US$ 270.000 millones representan la externalización de procesos empresariales (en inglés, business process outsourcing -BPO). Como resultado, las multinacionales están prestando más atención a los países latinoamericanos de medianos ingresos como sitios potenciales para el crecimiento de sus negocios. Además de Brasil, esas compañías buscan instalarse en Argentina, Chile, Colombia, Costa Rica, Jamaica y República Dominicana.

Mientras Brasil continúa registrando el mayor número de fusiones y adquisiciones en el área de las TI, trece firmas dedicadas al outsourcing se instalaron en otros países de la región mediante la adquisición o la fusión con empresas locales. El valor de esas operaciones totalizó unos US$ 600 millones. Sin embargo, las compañías brasileñas tienden a ofrecer servicios de más alto valor. Por ejemplo, el componente de outsourcing de CMP Braxis y Tivit involucra funciones de planificación de recursos empresariales, o ERP (por sus siglas en inglés, enterprise resource planning) y transacciones de procesamiento de pagos. En cambio, Colombia, México y los países centroamericanos y caribeños ofrecen, por lo general, servicios orales de outsourcing, comúnmente llamados "call centres", a empresas de Estados Unidos.

Sin duda Brasil está claramente emergiendo como un futuro gigante en América Latina. Algunos analistas estiman que este país representa casi el 50% de un total de US$ 23.000 millones que se gastan en TI a lo largo y ancho de la región. Se proyecta que las exportaciones de servicios de TI y outsourcing alcanzarán unos US$ 3.500 millones en 2010, un aumento impresionante si se compara con los US$ 2.200 millones exportados en 2008. ¿

CONTRATOS. Luego que Brasil fue elegido como sede de la Copa Mundial de Fútbol de 2014 y de las Olimpíadas de 2016, el gobierno ha elaborado una estrategia de inversión a desarrollar en cuatro años para modernizar su infraestructura, cuyo costo se calcula en US$ 344.000 millones. Dado que sólo el 15% de su población asiste hoy a las universidades, se requieren aumentos significativos del gasto en educación, especialmente en el área de las TI, para producir el talento necesario que permita satisfacer las demandas del sector.

Las grandes empresas brasileñas de TI -como, por ejemplo, Stefinini- esperan captar algunos de los negocios que genere el incremento del gasto gubernamental. Sin embargo, no tienen garantida la obtención de contratos favorables. Tendrán que competir con pesos pesados globales, tales como el gigante indio Tata Consultancy y las estadounidenses Hewlett-Packard, Dell e IBM.

Es urgente la capacitación de los RRHH

r Brasil es el mercado de capitales dominante en América Latina. Allí se concretaron 79 operaciones de capital de riesgo y adquisiciones que totalizaron US$ 2.000 millones el año pasado, de acuerdo con datos de Latin American Venture Capital Association. El mercado de México ocupó el segundo lugar con 25 transacciones por valor de US$ 423 millones. Varios de los grupos de capitales accionarios privados más grandes del mundo, como Carlyle, Blackstone y KKR, están intensificando su búsqueda de oportunidades de inversión en Brasil, en una amplia variedad de sectores. En agosto de este año, First Reserve, otro grupo de "private equity" de Estados Unidos, se comprometió a invertir US$ 500 millones en Barra Energia Petróleo e Gas, un emprendimiento brasileño que buscará oportunidades de exploración y producción en el sector de hidrocarburos de Brasil.

Otras firmas de capitales accionarios privados que están embarcadas en inversiones de servicios de TI y outsourcing en Brasil incluyen a las estadounidenses HIG Capital, One Equity Partners y Eaton Park, la británica HSBC y el IFC Group del Banco Mundial.

En tanto Brasil y otros mercados de América Latina y el Caribe compitan por tener una mayor participación en el comercio mundial de servicios de outsourcing, todo indica que las empresas locales de TI continuarán evitando las licitaciones de ofertas públicas iniciales (IPO), pero recibirán con los brazos abiertos como socios a las sociedades de capitales accionarios o a los grandes proveedores mundiales de servicios. Mientras que la modernización de la infraestructura física y de comunicaciones es una prioridad crítica en toda la región, la inversión para capacitar a sus recursos humanos será igualmente necesaria si estos países pretenden competir globalmente con un nivel sostenible.