Profesores, padres y alumnos se suben a la nube de la mano de IBM
06/08/2010
La Fundación Germán Sánchez Ruipérez, a través de su Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas (CITA), e IBM han anunciado la puesta en marcha de una solución educativa en modo cloud computing. Dicha plataforma está siendo utilizada por los alumnos de los Packs de Verano, niños de entre 7 y 13 años, que el CITA organiza en Peñaranda de Bracamonte, Salamanca.

Fuente:   www.cibersur.com  Fecha:  06.08.2010

El funcionamiento de la solución es muy sencillo: el alumno, desde cualquier dispositivo con acceso a Internet, puede entrar en un sitio web en el que se le asigna de forma automática un ordenador virtual -que físicamente está ubicado en un centro de proceso de datos independiente- y desde el que tendrá acceso a todas las aplicaciones y contenidos del campus virtual. Esta solución, al no estar ligada a un dispositivo tecnológico específico, como, por ejemplo, los ordenadores portátiles, proporciona mayor flexibilidad al alumno, ya que puede acceder a la plataforma desde cualquier lugar. Asimismo, permite reducir los costes evitando la necesidad de adquirir nuevos equipos y, también, posibilita que el profesor pueda centrarse en los contenidos educativos sin tener que preocuparse de las cuestiones tecnológicas.

Uno de los objetivos fundamentales de este proyecto es la implantación de una solución que facilite la participación de los diferentes actores que intervienen el proceso educativo, profesores, familiares, administración, editoriales, etc.

El profesor dispondrá de un modelo que facilitará su capacidad de enseñar, evitando las interrupciones que surgen por la necesidad de resolver cuestiones técnicas originadas en los dispositivos de acceso. Si hubiera alguna incidencia con el puesto de trabajo virtual de un alumno, tan sólo habría que volver a acceder al sitio web, para que el sistema le asigne de forma automática otra máquina virtual, de forma instantánea, sin que haya una pérdida de datos.

Asimismo, el profesor podrá apoyarse en las nuevas tecnologías para cambiar la forma en la que impartir la clase. De este modo, podrá, por ejemplo contar con dos pantallas: la propia y otra en la que podrá visualizar la de uno de los alumnos o la de todos los estudiantes a la vez. Asimismo, el profesor podrá utilizar pizarras digitales, decidir en tiempo real a qué contenidos pueden acceder los alumnos, así como compartirlos para que toda la clase los visualice.

Los alumnos podrán acceder a un puesto de estudio personalizado donde encontrarán no sólo las herramientas de estudio habituales, sino también la posibilidad de crear contenidos y colaborar con el resto de usuarios a través de redes sociales, comunidades (wikis y blogs), conferencias web/vídeo y herramientas para la comunicación de los alumnos a través de voz y vídeo.

Los padres y familiares podrán ayudar al alumno con los temarios o ejercicios ya que el campus virtual estará accesible desde cualquier dispositivo o lugar, no sólo desde la clase.

IBM está participando en el proyecto a través del diseño, implantación y mantenimiento de esta solución, basada en la utilización de los servicios IBM Smart Business Desktop Cloud, que aportan una mayor flexibilidad y seguridad, al tiempo que reducen la complejidad técnica, así como los costes de inversión y mantenimiento de las soluciones disponibles hasta ahora.

El CITA, por su parte, proporciona un entorno de pruebas en sus instalaciones y está investigando el comportamiento de las herramientas educativas más útiles para apoyar la integración de las Tecnologías de la Información y la Comunicación en el aula.

El Director del Centro Internacional de Tecnologías Avanzadas, CITA, Joaquín Pinto Escribano, destaca que “la incorporación de las innovaciones tecnológicas al proceso educativo es un elemento más  a tener en cuenta en el desarrollo del aprendizaje. De ahí, que siempre que podamos colaborar con IBM en implementar todo este tipo de soluciones avanzadas, por las que la Fundación ha apostado desde el comienzo de su andadura, lo haremos poniendo al servicio de proyectos globales como éste, nuestra experiencia y nuestros recursos humanos y técnicos”.

 “La incorporación de las tecnologías en la clase va más allá de la dotación de ordenadores o la digitalización de los contenidos”, afirma Alberto Barrientos, director de Sector Público de IBM España, Portugal, Grecia e Israel. “Esta solución es innovadora porque ofrece a la comunidad educativa una nueva forma de desarrollar el proceso educativo, liberando al profesor de la complejidad técnica asociada a otras soluciones tecnológicas disponibles hasta ahora”.