PWC aconseja a los concesionarios españoles de automóviles estar en las redes sociales y contar con profesionales cualificados
24/01/2012
El sector de distribución del automóvil en España necesita una reorganización para garantizar su futuro, según se desprende del informe ‘El futuro de la distribución del automóvil se decide hoy’, elaborado por PwC.

Fuente: http://www.rrhhpress.com  Fecha: 24.1.2012

El estudio apunta a una serie de variables decisivas sobre las que deberán trabajar las compañías del sector, entre las que se incluyen la profesionalización, el cumplimiento normativo, la reorganización y flexibilidad o la gestión personalizada.

Profesionales cualificados

Uno de los aspectos más importante para que la distribución ocupe el lugar destacado que el sector necesita es, según PwC, la profesionalización. La coyuntura actual obliga a la industria a disponer de profesionales cualificados y con equipos y maquinaria avanzada, capaces de responder las demandas de un cliente cada día más exigente. En este sentido, el documento destaca la necesidad de que los profesionales de la distribución cuenten con una fuerte orientación al cliente, tanto en la venta como en la postventa.

Reconversión del sector

Además, a causa de los cambios del mercado en los últimos años, PwC aconseja a las marcas que se adapten mediante una profunda reorganización, que deben acometer de forma ordenada y acordada con los concesionarios. En este sentido, el informe propone una serie de desafíos para ambos actores. Por un lado, las marcas deben adecuar sus redes al potencial real y futuro del mercado, que les permita asegurar una rentabilidad a lo largo en el tiempo. Por otro, los concesionarios tienen que ser más flexibles, creando centros de servicios compartidos y buscando nuevas fórmulas societarias -que les ayuden a reducir los costes fijos y aprovechar las economías de escala- o adoptando nuevas fórmulas de financiación que garanticen su supervivencia.

Redes sociales e Internet

Este proceso de reconversión pasa por dar el salto de una gestión basada en la venta y entrega del producto a otra centrada en el servicio. Hay que aprovechar nichos de mercado con gran potencial como son el renting, las flotas de empresas o el vehículo de ocasión. Y es preciso incorporar Internet y las redes sociales en la forma de relacionarse con el cliente.