PwC advierte de las dificultades de la banca para salir del ladrillo
27/04/2011
PricewaterhouseCoopers estima que la banca española acumula 103.000 millones de euros en activos no estratégicos, de los que un 70% serían ladrillo. La consultora destaca la dificultad del sector para deshacerse de esa carga, pero confía en que el Banco de España acelere el proceso.

Fuente:  www.cincodias.com  Fecha:  27.04.2011

 España aún debe bajar. Así se desprende del informe publicado ayer por la consultora PricewaterhouseCoopers, que señala el precio de la vivienda como el principal factor que impide a la banca deshacerse de la ingente cantidad de ladrillo que pesa en sus balances. Un lastre que, según el informe, supone el 70% de los 103.000 millones de euros en "activos no estratégicos" que las entidades financieras españolas acumulaban a mitad de 2010.

A lo largo de ese ejercicio, expone la consultora, la cuantía de esta masa problemática siguió creciendo, aunque a menor ritmo que en años anteriores. En concreto, los activos no estratégicos de la banca española ascendían a unos 75 millones de euros en 2008, que pasaron a ser 93 millones el año siguiente. Un 24% más. El pasado año, sin embargo, el incremento se limitó a un 11%, por debajo del 15% de media en que crecieron en el resto de Europa.

PwC apunta que la banca está poniendo en marcha diversas estrategias para dar salida a la vivienda que acumula, si bien "sin demasiado éxito". La consultora confía, no obstante, en que los cambios regulatorios de los últimos meses aceleren el saneamiento de sus cuentas.

En concreto, el informe destaca el calendario de provisionamiento aprobado el pasado año por el Banco de España, que habría hecho que "las entidades financieras empiecen a ser más receptivas a la opción de vender estos activos para mejorar su liquidez a precios más en línea con las expectativas de los compradores".

Por otra parte, PwC apunta a que el endurecimiento de los requisitos de capital impuesto por el supervisor, acelerando la normativa de Basilea III, llevará a las entidades a acelerar la venta de activos no estratégicos para mejorar su solvencia. Una necesidad de capital que la consultora tasa entre 35.000 y 40.000 millones de euros.

Estas dos normas deberían propiciar, según PwC, una mejora en el número de transacciones inmobiliarias que cierre la banca en los próximos nueve a doce meses.

Una década para sanear todo el sector europeo

La carga de activos no estratégicos que acumula la banca española no resulta excepcional en comparación con la que se encuentra en los balances del resto del sector europeo. Si bien el fuerte peso del ladrillo puede hacer más delicada su situación al sur de los Pirineos, lo cierto es que la cuantía global es mayor en otros países. Es el caso de Alemania, con 225.000 millones de euros en activos no estratégicos, principalmente provocados por el impago de empresas y consumidores, o de Reino Unido, con 175.000 millones, frente a los 103.000 millones de España.

Así lo recoge la comparativa entre 13 países europeos elaborada por PricewaterhouseCoopers, en el que estima que la cuantía total asciende a 1,3 billones. Una cantidad que, según los cálculos de la consultora, costará "al menos los próximos 10 años" digerir.