PwC contratará 20.000 licenciados el próximo año, 700 en España
04/10/2011
PricewaterhouseCoopers (PwC) plantea contratar a 20.000 licenciados en 2012, además de ofrecer prácticas a 10.000 estudiantes. De estas cifras globales, 700 profesionales corresponden a incorporaciones en España. PwC cerró su ejercicio fiscal, a fecha de 30 de junio, con una facturación de 29.200 millones de dólares (21.862,1 millones de euros), un 10% más.

Fuente:  www.cincodias.com  Fecha:  04.10.2011

El ejercicio pasado ha concluido con buena nota para PwC. La firma de servicios profesionales cerró su ejercicio fiscal el pasado 30 de junio con un aumento en su facturación del 10%, frente a la cifra alcanzada el año 2010, hasta llegar a los 29.200 millones de dólares (21.862,11 millones de euros) en todo el mundo.

Según la firma, este incremento es el más elevado desde el año 2008. Con estos buenos datos, la auditora contempla un ejercicio 2012 con buenas perspectivas y eso se concreta en el apartado de nuevas contrataciones. Así, PwC prevé la contratación de 20.000 recién licenciados en todo el mundo, una cifra que considera "un número récord". De estas cifras, los nuevos fichajes que corresponderán a España en el presente curso son 700 profesionales, entre recién licenciados y gente con experiencia.

Paralelamente, la firma ofrecerá la posibilidad de hacer prácticas a 10.000 estudiantes en todo el mundo. En cuanto al ejercicio fiscal 2011, y dentro de la incorporación de nuevos profesionales, la auditora lo ha concluido con una plantilla de casi 169.000 personas.

Por lo que respecta a las líneas de negocio, la división de auditoría alcanzó un crecimiento del 7% en comparación con 2010. En concreto este área obtuvo unos ingresos de 14.100 millones de dólares (10.554,15 millones de euros), frente a los 13.273 millones de dólares del año anterior. Según la firma, este resultado es "muy bueno, teniendo en cuenta la situación de un mercado tremendamente competitivo y la presión a la baja de los precios".

Por su parte, la división de consultoría de negocio y financiera en todo el mundo alcanzó los 7.500 millones de dólares (5.613,42 millones de euros), lo que significa un crecimiento del 20% en 2011 en comparación con el ejercicio anterior (6.206 millones de dólares). PwC justifica este aumento por "la positiva evolución de la consultoría de negocio, especialmente en Estados Unidos, así como una serie de adquisiciones estratégicas" globales.

El área de asesoramiento legal y fiscal marcó una facturación en el ejercicio de 7.600 millones de dólares (5.688,76 millones de euros). Esta cifra significa un incremento del 8% en comparación con 2010 (7.090 millones de dólares). La firma indica que la razón de este buen registro se ha debido a la demanda "generalizada" de servicios de asesoramiento fiscal y otros relacionados con el cumplimiento regulatorio.

PwC obtuvo buenos resultados en todas las áreas geográficas donde está presente. Así, el mayor aumento fue el experimentado por Australasia, con un 38,4% más; América del Sur y Centroamérica aumentó un 23% el ejercicio pasado; Oriente Medio y África lo hizo en un 20% y Asia registró una subida en el negocio del 14%.

El continente europeo fue la zona que tuvo unos crecimientos más modestos, aunque PwC los considera sólidos, "dadas las circunstancias económicas" en el área. Europa Occidental subió un 4% y Europa Central y del Este un 7%.

Actividad auditora

Deloitte fue la firma más madrugadora a la hora de presentar resultados, lo hizo el 22 de septiembre, con un 8,4% más de facturación (21.387 millones de euros). Esta semana lo hará Ernst & Young, y en los próximos meses los comunicará la otra grande, KPMG.

Hacia unos servicios de más valor

Los buenos resultados económicos conocidos hasta ahora de dos de las firmas del sector (Deloitte y PwC), indican un punto de inflexión de las casas de auditoría en comparación con ejercicios pasados. Rafael Cámara, presidente del Instituto de Censores Jurados de Cuentas de España (ICJCE) valora el hecho de que, aunque el auditor también está sufriendo la crisis, las empresas y las instituciones cada vez valoran más el análisis, las aportaciones y la opinión de los auditores, "y por eso los requieren también para otros servicios profesionales de alto valor, participando en planes de viabilidad, ERES, refinanciaciones, procesos concursales, control de riesgos o reestructuraciones".

A su juicio, "el sector de la auditoría está haciendo un considerable esfuerzo para aportar valor en nuestros trabajos donde el mercado nos demanda continuamente mayor especialización ante una crisis que tiene distinta cara según la entidad o sector del que se trate". Cámara recuerda que el año pasado se incrementó en un 10% las auditorías voluntarias: empresas que ante la situación de incertidumbre, y aunque no tengan obligación, buscan al valor añadido y la confianza de una auditoría. "La transparencia es la mayor exigencia a la que ahora deben responder las empresas, y los auditores somos los que, como expertos conocedores de las mismas y de sus negocios, más podemos ayudarlas".