PwC. Javier Urizarbarrena:: "El Concierto es un modelo de convergencia fiscal probado y exportable a Europa"
09/07/2012
La caída del mercado interno en el Estado español no augura buenas previsiones a corto plazo por lo que las empresas vascas tendrán que apostar decididamente por salir al exterior a vender e implantarse, según Javier Urizarbarrena, el máximo responsable de PWC en Euskadi

Fuente:  www.deia.com

La crisis ha puesto sobre la mesa la necesaria internacionalización de las empresas vascas para buscar alternativas al alicaído mercado interno español. Pero salir fuera no es un proceso fácil para unas compañías que adolecen de pequeño tamaño sin apoyos y una asesoría profesional. Javier Urizarbarrena, máximo responsable en Euskadi del grupo internacional de consultoría y auditoría, Pricewaterhousecoopers (PWC) analiza la compleja situación económica actual y el papel de la fiscalidad en la política económica.

El mercado interno español está en una situación especialmente complicada. ¿La internacionalización es el camino para la industria vasca para afrontar la crisis?

Sí, sin duda. Hay que salir al exterior. Es un elemento de competitividad fundamental. En Euskadi, gracias, entre otros, a la industria que exporta, tenemos una mejor posición frente a la crisis. Y nuestra gran apuesta es salir fuera. Hay que ser inteligentes para vender más y mejor en los mercados exteriores.

¿El pequeño tamaño de las compañías vascas no es un problema?

Sí, pero hay alternativas. Todos los informes, incluido uno reciente de PWC sobre la industria en el Estado español y que es válido para Euskadi, recogen una situación que sí es un problema y es que el tamaño medio de las empresas vascas es inferior a la media de sus principales competidores en Europa. Esto supone una falta de músculo que dificulta el salir fuera ya sea para exportar o para implantarse en el exterior. Ese menor tamaño, además, reduce la competitividad porque dificulta y encarece el acceso a la financiación y no permite beneficiarse de economías de escala.

¿Cómo pueden las empresas vascas aumentar su internacionalización?

El problema de tamaño se puede paliar aumentando la colaboración entre empresas. Y hay que recordar que hay formas de incrementar la colaboración sin hablar de procesos de fusión por absorción. Euskadi tiene un instrumento adecuado como son los cluster. Hay que potenciar la labor de los cluster para salir al exterior en mejores condiciones. La clusterización de numerosos sectores industriales es un gran activo que tenemos en el País Vasco y, personalmente, creo que se puede sacar un mayor provecho de los cluster para internacionalizarse. Hay muchas formas de colaborar interempresarialmente. En grandes proyectos ya se ha demostrado su eficacia con las UTE, las uniones temporales de empresas, o con las AIE, las agrupaciones de interés económico, las joint-venture. Hay fórmulas para ayudarse unas empresas a otras y ganar todos. Luego una fiscalidad adecuada también favorecería la necesaria internacionalización porque los mercados con potencial de crecimiento están fuera.

¿No será lo mismo salir a Alemania que a un país de Asia?

Efectivamente no es lo mismo internacionalizarse en Europa, principal destino tradicional de las empresas vascas, con mercados maduros y marcos regulatorios estables, que hacerlo en países emergentes de gran potencial de desarrollo como China, India, Brasil etc donde es aconsejable contar con el apoyo institucional, de una fiscalidad adecuada y de alguien que conozca el mercado local y las especificidades de cada sociedad, su ordenamiento legal, el sistema financiero.

A la hora de acometer una internacionalización una empresa tiene que ponderar y analizar retos como la gestión de la globalidad, la gestión de las diferencias, la gestión del talento pues hay que pensar en diseñar una carrera profesional a las personas que se les encarga la expansión. Hay que potenciar la movilidad pero hay que estudiar temas como el tratamiento fiscal del desplazado pues necesita saber cómo queda su pensión, las condiciones en qué vuelve etc. En este campo en PWC tenemos una importante experiencia pues somos una compañía de servicios profesionales que puede acompañar a una empresa en todo el mundo.

Un elemento clave de competitividad es la fiscalidad. ¿Cómo ve un posible aumento de la presión fiscal en el Impuesto de Sociedades?

La fiscalidad, además de servir para recaudar impuestos, es un instrumento fundamental de política económica. Y de hecho con la existencia del euro que deja la política monetaria en Bruselas es uno de los pocos instrumentos que nos quedan para actuar en política económica para impulsar determinadas actuaciones industriales y es un elemento de competitividad claro. Sería importante, por ejemplo, ayudar fiscalmente a las empresas que reinvierten, que se internacionalizan, que exportan, creen empleo etc mediante las deducciones correspondientes. Por ello una modificación fiscal que nos alejase de la fiscalidad empresarial imperante en los países más industriales de la UE como Alemania, tal y como señala un informe de Confebask, no ayudaría en nada al desarrollo económico. Además, en el caso vasco, creo que las competencias fiscales derivadas del Concierto están para ejercerlas y si las tenemos, ejerzámoslas y aprovechemos la fiscalidad para mejorar la competitividad de nuestras empresas, para ensanchar la base de contribuyentes y para luchar contra la crisis.

¿Cree que el Gobierno español va a terminar subiendo el IVA?

La fiscalidad hay que verla en su integridad. Ahora los números señalan que se está produciendo una caída de la recaudación fiscal, caso de la CAV, principalmente proveniente de la imposición indirecta, IVA e Impuestos Especiales. Como es un hecho que la imposición indirecta en España está por debajo de la existente en la UE y, dentro del proceso de convergencia fiscal al que estamos abocados en Europa, es previsible que suban los impuestos indirectos aunque a nadie se le escapa que, a corto plazo, una decisión en tal sentido puede afectar a la demanda interna y a la creación de empleo. Pero en todo caso no debería ser una subida indiscriminada.

¿La convergencia fiscal europea perjudicaría al Concierto Económico?

El Concierto es un modelo de convergencia fiscal perfectamente válido, testado durante más de un siglo, y es un modelo exportable de convergencia fiscal y armonización.