PwC reorganiza su división de consultoría en España
25/11/2009
PricewaterhouseCoopers (PwC) ha reorganizado su división de consultoría en España, en el marco de su estrategia para impulsar este área de negocio, que ha experimentado un crecimiento del 70% en los últimos tres años.

Fuente:   www.expansion.com    Fecha:  25.11.2009

Tras encadenar varias adquisiciones, entre ellas, la compra de la división estratégica de Bearing Point en España en 2007, PwC ha puesto en marcha una profunda reestructuración, que incluye el nombramiento de dos nuevos responsables, Cayetano Soler y Malcom Lloyd, para las dos grandes áreas que componen esta división: Consulting y Transacciones.

Por sectores, la multinacional ha nombrado a Gonzalo Sánchez, que hasta ahora era socio director de Energía, responsable de Desarrollo de Negocio. César Calleja, socio responsable de Tecnologías de la Información (IT), liderará la mejora de la Función Financiera; mientras que Ignacio Rel, responsable de la Función Financiera, será el encargado de comandar el sector Servicios.

Para Patrick Fitzgerald, socio responsable de la división de Consultoría de PwC en España, "el objetivo de la reorganización es facilitar la gestión, dinamizar el negocio e impulsar su crecimiento".

En 2008, la segunda firma por facturación del sector aumentó el negocio de consultoría en 19,3 millones de euros (casi un 25%), hasta 94,6 millones, dentro de la estrategia marcada por Carlos Mas, presidente de PwC, tras su nombramiento en 2006, cuando fijó como objetivo lograr un aumento de los ingresos del 50% en el departamento de consultoría durante el periodo de 2008-2010, con el fin de facturar 150 millones en el ejercicio que finalice en 2011. Según Fitzgerald, el pronóstico para este año es "seguir creciendo. No será al ritmo de ejercicios anteriores, pero sí aumentaremos la cifra de negocios y por encima de nuestros competidores", destaca Fitzgerald.

Reparto
Año tras año, la revisión de cuentas está dejando de ser el tradicional negocio de las firmas para ceder peso a los servicios de asesoramiento y consultoría. De hecho, los últimos resultados globales de PwC (correspondientes al ejercicio 2008) fueron los primeros en la historia de la firma en los que los negocios de consultoría financiera y asesoramiento fiscal y legal representaron más de la mitad de los ingresos, alcanzando el 51%, hasta 6.900 millones de dólares (4.617 millones de euros). El peso medio de la auditoría se situó en el 47%, en las tres compañías que desglosan la auditoría de otros servicios (PwC, Deloitte y KPMG), casi tres puntos porcentuales por debajo del año anterior.

Coincidiendo con el creciente peso de la consultoría dentro de la compañía, PwC ha decidido integrar todos los servicios de consultoría de negocio y asesoramiento en transacciones bajo un mismo paraguas de Consultoría, algo que la firma no podía explotar desde la venta de la división de PwC Consulting a IBM a finales de 2002 por 3.500 millones de dólares. Tras barajar incluso la posibilidad de sacar a bolsa la marca PwC Consulting, PwC decidió vender la división de consultoría tecnológica al fabricante de hardware, con el que llegó a un acuerdo por el cual no se podría explotar esa marca o similar hasta transcurridos siete años.

El negocio de consultoría de PwC en España creció un 19,3% en 2008, hasta 94 millones

Ahora, transcurrido el plazo, la firma ha aunado todos los servicios de consultoría bajo un mismo epígrafe, "con el fin de que el mercado tenga mayor facilidad para reconocerlos". En todo caso, no recuperarán la submarca Consulting. En la firma, y tan sólo en algunos países, convive la enseña Landwell, como herencia de la normativa que obligaba a auditores y abogados a mostrar una clara diferenciación del negocio por motivos de independencia.

Comparación
No todas las Big Four diferencian sus negocios de consultoría de igual forma. Los ingresos generados por este negocio pueden incluirse junto con la facturación de auditoría, como Ernst & Young, o comprenden como consultoría los servicios de Advisory, como sucede en KPMG. En casi todas las Cuatro Grandes, la facturación por consultoría creció en el entorno del 20% en 2008, mientras todas las divisiones de fiscal y legal o asesoramiento en transacciones avanzaron en dos dígitos.

2008, el año de las operaciones
PricewaterhouseCoopers (PwC) no se achica ante los efectos de la recesión económica mundial y ha mantenido su ritmo de adquisiciones con la vista puesta en "no desaprovechar oportunidades". En octubre de 2007, PwC se hizo con la división de consultoría de negocio de Bearing Point (antigua división de asesoría de Arthur Andersen) en España, que representaba cerca del 70% del equipo profesional de la firma. Un año después, en noviembre de 2008, la firma presidida por Carlos Mas, reforzó su división de consultoría financiera y de negocio con la adquisición de la firma especializada en el sector del consumo y la distribución DBP Management Consultants.

En el caso de BP, se incorporaron 150 personas, mientras que DBP aportó unos 25 empleados. "En ambas operaciones, la integración fue un éxito y estamos dispuestos a estudiar cualquier operación que aporte valor al negocio", asegura Patrick Fitzgerald, socio responsable de consultoría de negocio y financiera de PwC en España. En el mundo, en marzo de este año, la auditora se hizo con una parte del área de servicios comerciales de BP en EEUU y con el negocio en Japón de la firma, que solicitó el 18 de febrero el equivalente estadounidense al concurso de acreedores.