La recuperación económica de las empresas impulsa la generación de tecnologías propias
23/10/2013
Capgemini, empresa de consultaría en TI y negocios a nivel mundial, Sogeti y HP presentan el World Quality Report (WQR) un extenso estudio realizado a lo largo del planeta que reúne información sobre las empresas que invierten recursos en la mejora de sus funciones comerciales y en general de procesos alusivos al negocio y actividad de las organizaciones.

Fuente:  http://economia.terra.com

Pese a que aún confían en las empresas integradoras de tecnología, algunos están prefiriendo el desarrollo interno de soluciones

La inversión de tecnología "in-house" es un signo inequívoco de la recuperación económica

 Capgemini, empresa de consultaría en TI y negocios a nivel mundial, Sogeti y HP presentan el World Quality Report (WQR) un extenso estudio realizado a lo largo del planeta que reúne información sobre las empresas que invierten recursos en la mejora de sus funciones comerciales y en general de procesos alusivos al negocio y actividad de las organizaciones.

 Este reporte; World Quality Report está basado en la comprensión y análisis de distintos mercados y tipos de empresas alrededor del mundo y en el cual trabajaron más de 1500 personas para obtener resultados que reflejen la situación de las decisiones de las organizaciones al adquirir soluciones de Tecnologías de información. Situaciones que afectan directamente tanto a fabricantes como las empresas integradores de distintas tecnologías. Así como las actividades realmente preocupantes para los directores, tomadores de decisiones a nivel financiero, tecnología y comercial.

 En esta quinta edición, las empresas encargadas del reporte; Capgemini, Sogeti y HP tienen encomendada la tarea de investigar las mejores prácticas en pruebas de concepto para las aplicaciones de negocio, es decir: aquellas que su implementación conlleva un cambio considerable al interior de la administración dentro y fuera de tecnologías de información, pero que representa a su vez una oportunidad para generar un cambio realmente positivo que represente siempre mejores ingresos o altos niveles de productividad al interior de una organización.

En un corto resumen general, el estudio arroja evidencia de un lento proceso de recuperación económica mundial. Está aseveración está basada en el incremento de la reevaluación que han tenido las empresas de su estructura básica de tecnologías de información, pero que son reflejo de los procesos de negocios que operan. Es decir, durante los años en que no se consideró la inversión en tecnología en las inversiones de las empresas, fue debido a la inseguridad de los mercados y su inestabilidad, pero una vez que toman confianza en los distintos mercados e inversiones, se desbloquean aquellas que se tienen consideradas como "posibles" en la mejora de procesos, pero a su vez, "onerosas" en su aplicación.

 No obstante estas aplicaciones empresariales han sido el principal "driver" de los negocios en las empresas y que se consideran de "misión crítica" y que su operación está condicionada al negocio y viceversa o que su operación está ligada directamente a los ingresos de la empresa, como puede ser el detener las ventas.

 Para conformar el estudio participaron (cerca de dos mil empresas) a través de CIOs, VPs, Directores de TI y CEOs así como responsables de calidad (QA Testing Manager) y otras posiciones clave están basadas en el comportamiento de las aplicaciones que sustentan los procesos de negocio básicos en las empresas y fundamentales para que funcionen.

 En el estudio resalta que las pruebas de concepto se han puesto en marcha desde el concepto "In-house" es decir, que los departamentos de Tecnologías de Información internos se encargan de desarrollar las pruebas y el conocimiento de negocio-tecnología necesario para prever algún cambio en la operación, con una base de tecnología.

 El 26% de las empresas encuestadas están apostando por este modelo y significó un crecimiento del 8% desde el año pasado a la fecha. Un dato por demás interesante a la vista de que las empresas incluidas en este segmento están optando por invertir en activos propios de tecnologías de información que en aquellos que pueden contratarse y esto incluye personal e infraestructura.

 Sin embargo, hay un importante sector de las empresas que prepondera la calidad de la prueba de concepto y los resultados esperados para la operación como el factor de decisión para involucrar un outsoursing o integrador a la prueba.

 57% de las empresas confían más en los factores de integración mediante un tercero con bases de rapidez de integración, rápido retorno de inversión o ROI, optimización de prácticas y difusión de mejores prácticas.

 El dato más sorprendente es que las empresas están comenzando a incrementar sus inversiones en "Centros de Calidad", que en realidad se traducen como lugares en los cuales puede implementarse una prueba de concepto, es decir aquella versión de proceso de negocio que en teoría mejore los ingresos de la empresa, pero que solo puede comprobarse mediante una prueba con ciertos controles, simulando un laboratorio de negocios dentro de uno real.

 Los números son sorprendentes, de 6% de los que respondieron la encuesta sobre su inversión en un centro de pruebas a nivel mundial el año pasado, hemos pasado a un 19% en este año. Esta situación añade la expectativa de quienes utilizan a un tercero para pruebas de concepto o cualquier otra integración a dar un valor agregado a los servicios que presta para las empresas y no ser únicamente proveedor de material de tecnología o fuerza de implementación sin responsabilidad en el resultado.

Comparando estos datos, la bonanza sigue tendiendo al uso de un integrador, pero han comenzado a fijar la vista en alienar su operación y sus procesos de tecnología futura en esfuerzos internos concebidos dentro de las empresas. A partir de esta situación tanto fabricantes como integradores deberán fijar esfuerzos para sumarse a la visión de sus posibles clientes en los cambios venideros.