La reforma laboral y la crisis aumentan la importancia de la retribución flexible
22/02/2012
En España, 25 de cada 100 empresas grandes ya participan de un club de beneficios

Fuente:  www.equiposytalento.com   Fecha:  22.02.2012

Los expertos en RRHH pronosticaron hace años que las empresas acabarían por recurrir a la retribución emocional por necesidad, un silogismo que ha cobrado mayor relevancia entre las grandes organizaciones en los últimos tiempos, debido a que las plantillas de empleados presentan en la actualidad los niveles más altos de desmotivación desde que comenzó la crisis.

El estudio “Nuevas Herramientas de Fidelización” elaborado por el experto Fernando López Velázquez (ex director de formación de Everis), en colaboración con la empresa Inspiring Benefits, especializada en fidelización de equipos, pone de relieve la creciente preocupación de las empresas por aumentar el valor percibido del salario con políticas de retribución flexible.

Sin embargo, pese a que la gran empresa española ocupa la 4ª posición mundial en la aplicación de medidas en este campo, el abanico de ofertas y la capacidad de adaptación de las mismas a las necesidades de cada trabajador son muy inferiores a las que se aplican en los países anglosajones.

Según Inspiring Benefits, el club de beneficios es la forma más avanzada de integrar y ampliar el conjunto de beneficios sociales que percibe un empleado. Esto significa que como miembro de la empresa puede contratar distintas prestaciones preferentes y adquirir bienes y servicios en condiciones ventajosas.

Las grandes empresas, las primeras en aplicar la retribución flexible
En España, 25 de cada 100 empresas de más de 500 trabajadores ya ofrecen a sus trabajadores este servicio a través de su Intranet. “Esta opción de personalización es especialmente importante en situaciones en las que es necesario estirar hasta el último euro del paquete salarial y la posibilidad de acceder a servicios en condiciones ventajosas se traduce, en la práctica, en un incremento del poder adquisitivo en una época en la que predomina la congelación salarial”, apunta Javier Sánchez Reyes, director general del club de beneficios Inspiring Benefits.

Las pymes, sin embargo, parecen estar perdiendo competitividad y desperdiciando la oportunidad para retener a sus mejores empleados al no aplicar esta herramienta. “Aún no han sabido identificar el valor añadido que proporcionan estos clubes de beneficios, ya que en la mayor parte de ellas no se contemplaba hasta ahora ningún mecanismo de retribución flexible”, apunta Sánchez Reyes.

Otra de las conclusiones extraídas por el autor tras el análisis de los principales clubes de beneficios es que la asistencia de los proveedores resulta fundamental a la hora de evaluar los programas de beneficios. La utilización de un sistema informático integrado, que gestione el programa flexible, permite obtener nuevas métricas que dan una visión más precisa de la valoración que realizan los empleados del programa de beneficios implantado. De hecho, las encuestas de satisfacción a empleados suelen estar integradas en las plataformas de gestión.