Un refuerzo de la política que mejora el entorno laboral
29/05/2012
La firma de servicios profesionales Ernst & Young ha puesto en marcha en España su segundo plan de igualdad, que tendrá una vigencia de tres años y atañe a sus más de 2.000 trabajadores.

Fuente:  www.cincodias.com   Fecha:  29.05.2012

Este nuevo plan contempla puntos referidos a la contratación de trabajadores; al reclutamiento y selección del personal para el acceso a la empresa; la formación; la retribución; la promoción interna; la clasificación profesional; la extinción de la relación laboral; beneficios sociales y aspectos sobre el tiempo de trabajo para la conciliación de la vida personal, familiar y laboral; las condiciones de trabajo y salud laboral; la comunicación y sensibilización, y establece pautas para realizar el seguimiento y la evaluación del plan.

José Miguel Andrés, presidente de Ernst & Young en España, afirma que este segundo plan pretende ser más proactivo en el desarrollo de la carrera profesional de los trabajadores, en la conciliación de la vida personal y profesional, en la consecución de los objetivos profesionales, etcétera. Entre los objetivos del plan, Andrés resalta la pretensión de priorizar la promoción de la mujer en los altos cargos.

"La firma cuenta con más mujeres que hombres, lo que supone un cambio con respecto a hace 30 años, pero, por el contrario, en los puestos de dirección ocurre lo contrario. Así que trabajamos proactivamente para introducir más mujeres en dichos puestos", puntualiza. En el hecho práctico, Andrés señala que el plan potencia el que las mujeres estén en los proyectos importantes en los que trabaja la firma y, en suma, "que tengan oportunidades a lo largo de toda su carrera". El presidente de Ernst & Young apunta que la actividad de la sociedad es muy intensa en dedicación, "sobre todo cuando estamos cerrando alguna operación". Por eso, justifica la necesidad de un plan como este, "porque si no se cuidan las cosas, estas se degradan".

Uno de los capítulos más extensos del plan es el referido a la conciliación de la vida personal, familiar y laboral. Entre beneficios sociales y medidas sobre el tiempo de trabajo, el documento recoge unas 33 iniciativas que van desde el derecho a acogerse al permiso de lactancia acumulado en jornadas completas, lo que supone la posibilidad de disfrutar de un permiso de 14 días laborables una vez finalizada la baja por maternidad, a poder disfrutar de un permiso no retribuido de hasta tres meses de duración para aquellos que precisen descanso tras el fallecimiento de un familiar de primer o segundo grado de consanguinidad.

También, el plan busca la eliminación del sexismo en el lenguaje y señala que las ausencias derivadas de agresiones a una víctima de violencia de género serán consideradas como ausencia retribuida.

Otras medidas hablan, por ejemplo, de mantener un sistema de clasificación profesional que garantice la no discriminación por género; de potenciar el uso de la videoconferencia para reducir los viajes de trabajo, o de facilitar las medidas para que, en las promociones en las líneas de servicio donde las mujeres pudieran estar subrepresentadas, se incremente su número.

Andrés dice que el plan está recibiendo una valoración positiva por la plantilla. "La gente lo está usando". Asimismo, muestra su satisfacción por recibir el premio Distintivo Igualdad en la Empresa, otorgado por el Ministerio de Sanidad e Igualdad, y que la firma recogerá el martes 29. "Este galardón es una forma de medir el esfuerzo del plan por la igualdad".