Sant Cugat y Lleida apuntan las smart cities como vía para salir de la crisis
13/12/2011
El éxito de las experiencias de Sant Cugat del Vallès y de Lleida en el ámbito de las smart cities ha llevado a sus representantes a animar al resto de Cataluña a seguir esta senda tecnológica que permite mejorar los servicios, recortando gasto corriente, y que abre además una vía para salir de la crisis.

Fuente:  www.adn.es  Fecha: 13.12.2011

Los alcaldes de estas localidades, Mercè Conesa y Àngel Ros, respectivamente, han presentado hoy en el Palau de la Generalitat el Plan Estratégico Smart City, junto a la vicepresidenta de la Generalitat, Joana Ortega, y han puesto de manifiesto que la transformación de las urbes gracias a las nuevas tecnologías, deberá ser fruto de un nuevo modelo de colaboración público-privado.

En el acto han estado presentes el director general de Abertis Telecom, Tobías Martínez, y el director general de Indra, Manuel Brufau, las dos compañías que, tras la firma el año pasado de un convenio, han "acompañado" a Sant Cugat y Lleida en el desarrollo de este Plan dirigido a promover políticas de eficiencia energética y de nuevos servicios al ciudadano por medio de las TIC.

Mejora en los sistemas de iluminación urbana, recogida de basuras inteligente por medio de sensores, control del riego por niveles de humedad, monotorización de las plazas libres para facilitar el aparcamiento o promoción del coche eléctrico son ejemplos de estas prácticas, que además de beneficiosas para el ciudadano ayudan a reducir la factura energética, factor esencial en un marco de crisis económica y de recursos escasos.

Tanto desde el ámbito local como desde la Generalitat y el sector empresarial han estado de acuerdo al apuntar que las smart cities es un sector industrial nuevo con capacidad de generar empleo, que ofrece oportunidades no sólo a las grandes compañías como Abertis Telecom o Indra, sino también a las pymes, como demuestran la docena de empresas que han realizado su aportación tecnológica a este plan.

Para Àngel Ros, el modelo de urbe inteligente y verde -la "smartgreen"-, además de incorporar servicios de calidad e impulsar la "nueva economía", permitirá racionalizar y optimizar la administración.

La alcaldesa de Sant Cugat ha insistido en que la aplicación de las TIC supone un ahorro del gasto ordinario en las menguantes arcas de los ayuntamientos, y que ayudará a gestionarlos mejor gracias a la información que generan, y que permiten explicar a los ciudadanos por qué se toman unas decisiones y no otras, sobre movilidad, transporte u otras cuestiones.

Para Conesa, la crisis no puede ser una justificación para que Cataluña no siga el camino "smart", más bien lo contrario, ya que las ciudades más avanzadas han apostado por este sistema que conllevará un nuevo modelo de gobernanza.

En este sentido, la vicepresidenta Joana Ortega cree que las smart cities más que un concepto suponen "un cambio de paradigma" que ayudará a reactivar la economía y a reformar la administración, para hacerla más amable al ciudadano, "optimizando cada euro que se ponga sobre la mesa".

El director general de Indra, Manuel Brufau, que ha dicho que el plan ha logrado sus objetivos de mejorar la atención al ciudadano y la eficiencia de los servicios, ha alabado la ambición e inquietud de ciudades como Sant Cugat y Lleida, al igual que su homólogo de Abertis Telecom, Tobías Martínez, que ha resaltado que no es posible un proyecto de cambio de modelo de ciudad "sin un liderazgo político".

Martínez ha defendido además que la dinámica industrial de las smart cities, en colaboración con universidades y empresas, genera un conocimiento y una capacidad "que no es deslocalizable, algo esencial para las ciudades" para no perder empleo.