Sector autopartes, impulsado por Japón
24/03/2011
Los fabricantes mexicanos podrían aumentar exportaciones a EU por el desabasto de piezas japonesas; las firmas niponas perdieron el contacto con cadenas de suministro, según expertos de Ernst & Young.

Fuente:  www.cnnexpansion.com   Fecha:  24.03.2011

Los fabricantes mexicanos de autopartes podrían registrar un incremento en sus exportaciones a Estados Unidos a causa de los paros forzosos en que se mantienen las plantas automotrices de Japón luego del terremoto del 11 de marzo, dijo este miércoles Michael Hanley, especialista automotriz de la firma de Ernst & Young.

Las mayores productoras de automóviles japonesas, como Toyota, Nissan y Honda, han perdido el contacto con sus cadenas de suministro y es ahí donde las plantas mexicanas podrían tomar ventaja de la situación del mercado, dijo, al aprovechar parte de su capacidad instalada que no se utiliza.

"La oportunidad para las fábricas mexicanas no está en Japón. Si los proveedores nacionales dirigen su producción hacia los Estados Unidos, sobre todo hacia los tres grandes de Detroit (General Motors, Ford y Chrysler), tendrán una gran oportunidad de crecimiento", dijo Hanley, quien analiza el sector automotriz global desde hace más de 20 años.

El especialista explicó que será más fácil para las firmas norteamericanas obtener una pieza producida por empresas de la región, que intentar contactar a los fabricantes japoneses.

"Seguramente estas empresas pensarán: ‘en lugar de pedir esa parte a Japón, mejor la tomaré dentro de esta misma región', sobre todo para asegurar el envío y la calidad de la autoparte", agregó el especialista de la firma consultora y de asesoría empresarial.

El análisis de Ernst & Young arrojó que entre las empresas que tendrán mayor impacto en la producción de autos figuran:

Automotriz

Reducción de producción en porcentaje

Honda

6%

Toyota

5%

Nissan

4%

Suzuki

4%

Isuzu

3%

Mitsubishi

3%

Fuente: CNNExpansión con datos de Ernst & Young

La producción de automóviles japoneses tendrá una reducción de 5% luego del terremoto y tsunami, para ubicarse en 8.7 millones de unidades en 2011, que contrasta con la estimación previa de 9.1 millones de vehículos.

Inversión ‘en duda'

Durante la presentación del estudio ‘A la vuelta de la esquina: Actualización del sector automotriz', Hanley comentó que la inversión extranjera de las automotrices japonesas en otros países se mantiene en duda, ya que los recursos económicos se destinarán a la reconstrucción de las plantas en el país asiático.

En el caso de México, los niveles de criminalidad también aparecen como un factor en contra de la inyección de capital foráneo.

"Los planes de inversión de las automotrices en México están en este momento en espera, sobre todo por la situación de inseguridad al norte del país", dijo el directivo.

Hasta antes del desastre natural, Nissan había anunciado una inversión cercana a 900 millones de dólares para México en 2013, destinada hacia sus plantas de Aguascalientes y Cuernavaca.

Mayo, mes clave para México

El especialista de Ernst & Young indicó que durante marzo y abril las concesionarias japonesas en México todavía contarán con inventarios, pero a partir de mayo puede presentarse una escasez de unidades.

"Habrá vehículos para los siguientes 30 y 60 días, dependiendo de cada armadora. Sin embargo, a partir de mayo y hasta agosto se verá una falta de unidades japonesas en el país", expresó Hanley.

Sobre un posible aumento de precios en los vehículos, el analista dijo que todavía es prematuro predecir el comportamiento del mercado.

"El mejor momento para comprar un automóvil japonés es ahora, ya que todavía no estamos seguros qué puede pasar en los meses futuros", dijo.

Japón calcula que los costos derivados del terremoto ascenderán a entre 15 y 25 billones de yenes (185,000 a 308,000 millones de dólares), informó este miércoles el diario Nikkei.