El sector turístico debe desestacionalizar la oferta e impulsar la marca españa, según pwc
16/01/2012
Desestacionalizar la oferta, impulsar la marca España y mejorar la eficiencia son los principales retos para el sector turístico español en 2012, según PricewaterhouseCoopers (PWC).

Fuente:  http://noticias.lainformacion.com  Fecha:  16.01.2012

En un informe, la consultora explica que de los más de 50 millones de turistas extranjeros que visitaron España entre enero y octubre de 2011, el 51% lo hicieron entre los meses de junio y septiembre.

Estas cifras dejan bien a las claras, señala PWC, lo relevante que puede ser para el sector turístico español conseguir desestacionalizar su oferta, excesivamente concentrada en el periodo estival.

Para ello, considera imprescindible el desarrollo de productos innovadores vinculados, por ejemplo, a nuevos tipos de turismo como pueden ser el cultural, deportivo, gastronómico, de juego o de parques temáticos, que pueden atraer nuevos visitantes que, además, repitan experiencia.

Por otro lado, el informe recoge la petición unánime del sector de potenciar, a nivel nacional, la imagen de marca de España como destino turístico, bajo la cual se integren las marcas autonómicas y locales.
El objetivo es no dispersar esfuerzos en un mercado cada vez más globalizado y competitivo, donde España ya goza de un reconocimiento.

El documento propone la puesta en marcha de campañas de publicidad conjuntas, que permitan sumar los recursos procedentes de los ámbitos autonómicos, local y estatal; así como la creación de un portal turístico, que concentre desde un punto único de acceso toda la oferta turística de forma estructurada.

En cuanto a la mejora de su eficiencia, PWC indica que la caída de la demanda interna, la irrupción del low cost, el incremento de los costes de la energía y el exceso de regulación están lastrando las cuentas de resultados de muchas compañías del sector, que deben integrar la eficiencia de costes dentro de su código genético.

A este respecto, defiende que iniciativas como la centralización de las actividades de back office en centros de servicios compartidos pueden suponer ahorros de entre el 25% y el 40% de los costes de estructura.
Otras, como la puesta en marcha de planes de eficiencia energética o la utilización de fuentes de energía alternativa, pueden llegar a reducir hasta un 30% del consumo eléctrico de un establecimiento hotelero.