Según los datos del Análisis del Mercado de Outsourcing de Aplicaciones realizado por el analista de mercado TIC independiente Penteo, Hewlett-Packard se posiciona como uno de los principales proveedores de servicios de aplicaciones en España, gracias a s
15/01/2013

Fuente:  www.mkm-pi.com

La externalización de aplicaciones, una herramienta de gestión de la tecnología de la información en alza

Según los datos del Análisis del Mercado de Outsourcing de Aplicaciones realizado por el analista de mercado TIC independiente Penteo, Hewlett-Packard se posiciona como uno de los principales proveedores de servicios de aplicaciones en España, gracias a su solidez y elevadas prestaciones.

La fortaleza de HP en el mercado de Externalización de Aplicaciones (AMS) se debe principalmente a las grandes dimensiones y capacidad de la compañía, a su amplio portfolio, así como al elevado número de profesionales dedicados a esta línea de negocio y especializados para abordar operaciones de gran complejidad.

Según Paco Armesto, Director General de Aplicaciones para HP Enterprise Services Iberia, “el uso de soluciones AMS permite a las compañías hacer una utilización más eficiente de los recursos destinados a TI, contando con un socio tecnológico que le garantiza el mantenimiento y evolución de sus aplicaciones. En un entorno de crisis económica como el actual, es fundamental para las empresas aumentar su eficiencia apoyándose en la tecnología, de modo que puedan dedicarse a su core business para sostener el crecimiento y alcanzar sus objetivos de negocio”.

Un negocio en evolución

Según el estudio de Penteo, la percepción de los CIO sobre el Outsourcing de aplicaciones ha evolucionado notablemente en los últimos años. Actualmente, una gran mayoría afirma que los servicios de outsourcing TIC resultan decisivos para el correcto desarrollo de las actividades de negocio y de las estrategias de TI de las compañías. Esto se debe, principalmente, a una mayor sofisticación de los servicios de externalización. En este sentido, el estudio destaca que el gasto en aplicaciones de outsourcing se encuentra en una tendencia creciente que se mantendrá en los próximos años.

A la hora de contratar estas soluciones, las empresas demandan servicios que aporten un mayor valor añadido a sus negocios. De este modo, las compañías que dan servicio de AMS se encargan de funciones que, hasta ahora, los CIOs querían tener bajo su control directo o, incluso, de actividades que se encuentran fuera del área de TI.

Paco Armesto afirma que: “es necesario que las compañías escojan proveedores flexibles, con un profundo conocimiento sectorial y del negocio de sus clientes, una metodología rigurosa y sistemas de servicio avanzados. El proveedor debe aportar valor desde la propuesta estratégica del servicio, su implementación y su mantenimiento y debe asegurar que la innovación tecnológica esté garantizada. HP propone a sus clientes nuevas métricas para la externalización de sus aplicativos, basadas en la criticidad de los mismos y en el número de tareas o actividades que se realizan sobre ellos, más que en el tradicional concepto de horas base (AMS New Generation), lo que les permite un mejor control de la inversión”

 

Beneficios del Outsourcing de Aplicaciones

Además del ahorro de costes, la externalización de servicios proporciona una serie de beneficios destacados para las compañías.

  • Flexibilidad – permite contar con una mayor agilidad en la adaptación a los cambios del entorno. Así, los servicios escalables facilitan una rápida respuesta a las necesidades del negocio.
  • Calidad – entendida como una respuesta global a una necesidad del cliente, la calidad del servicio de outsourcing viene soportada por un entendimiento previo de la necesidad por parte del proveedor, una respuesta adecuada y puntual, así como una entrega satisfactoria del servicio final con unos niveles de calidad certificada que el proveedor puede aportar.
  • Reducción del time-to-market gracias a un proceso muy industrializado que reutiliza elementos ya construidos y que cuenta con equipos altamente escalables, permitiendo la reducción de los tiempos de desarrollo de aplicaciones o los cambios en las aplicaciones ya existentes.
  • Maximización del conocimiento – el outsourcing permite la liberalización de recursos de la propia empresa y, además, acceder a toda la red de conocimiento del outsourcer.