Seguro: los ricos, un buen negocio
19/07/2011
En España ha descendido el número de ricos pero sus pólizas siguen creciendo

Fuente: www.capitalmadrid.com   Fecha: 19.07.2011

En España hay un total de 140.000 "ricos", según el Informe Mundial de la Riqueza 2011 elaborado por Capgemini y Merrill Lynch Wealth Management, que cataloga como "ricos" a las personas que tienen un patrimonio de un millón de dólares como mínimo en activos de inversión. En el ranking mundial, España ocupa, según dicho informe, el lugar duodécimo, pese a que en el último año el número de "ricos" descendiera cerca de un 2%. Pero, claro, veníamos de crecimientos de dos dígitos en los primeros años de la crisis (2008 -2009), muy por encima de mercados como los de Francia y Alemania, países que parece que ya han superado la crisis, mientras que España sigue anclado en ella. Y es que en tiempos de crisis más gente se hace rica o, al menos, los más ricos incrementan su riqueza.

Según el citado informe, el número de los llamados grandes patrimonios en Europa aumentó un 6,3%. El crecimiento de estos patrimonios fue más alto en los Países Bajos, en los que creció un 10,2%, seguido de Bélgica, con el 9,8%, Suiza, con un 9,7% y Alemania, con el 7,2%. A nivel mundial, la situación es más elocuente todavía,  ya que la riqueza de los 10,9  millones de los grandes patrimonios creció el 9,7%, hasta los 427.000 millones de euros. Este incremento fue debido principalmente a los mercados emergentes de África, Oriente Medio y Asia. Europa finalizó por delante de América Latina.

Por otra parte, también hay que recordar que según un estudio publicado por el Financial Times, los ingresos de los quince principales banqueros de ambos lados del Atlántico crecieron de media un 36% en 2010, hasta alcanzar un total de 9.700 millones de dólares, unos 6.790 millones de euros. Por ese motivo hay propuestas legislativas que quieren poner límites a lo que cobran los altos ejecutivos de las grandes empresas, sobre todo en las que están mal o han necesitado la ayuda de las autoridades económicas de su país para no ir a la quiebra. 

Los ricos, más ricos

Por eso, a pesar de la crisis, de los más de cinco millones de parados que tenemos en España, de la caída de los beneficios o la entrada en pérdidas de muchas empresas y la quiebra de otras muchas, de la prolongación de la edad de jubilación y de otras pérdidas que han empeorado lo que se conocía como la sociedad del bienestar, los ricos siguen siendo ricos, tienen los patrimonios más elevados y siguen comprando productos de lujo y utilizando los servicios más caros y selectos.

Los poseedores de grandes patrimonios, según el estudio de Capgemini y Merrill Lynch, invierten su dinero en artículos de lujo (coches, barcos, aviones), con un porcentaje del 29%. Otro foco importante de inversión fue la joyería, piedras preciosas y relojes (22%) y el arte (22%). La población mundial de personas con grandes patrimonios también gastó dinero en artículos especiales (vinos, antigüedades y monedas) 15%, deportes concentró el 8% de la inversión y el capítulo de otros, el 5%.

En la Vieja Europa, el gasto en arte y colecciones de los millonarios aumentó el 47. El 25% de los europeos invirtieron también más en vino, mientras que el 36% gastó más en aviones privados y barcos. En promedio, los europeos invirtieron en arte más que el resto de ricos del mundo. El 27% de la inversión en arte fue hecha por europeos.

Seguros epecializados

Esos grandes patrimonios necesitan estar asegurados y hay compañías de seguros que se han especializado en cubrir precisamente eso, los riesgos de los grandes patrimonios. Porque una casa, por muy grande o costosa que sea, la puede asegurar cualquier compañía, pero no todas pueden hacerlo con un cuadro, una escultura o una antigüedad, por poner algún ejemplo. Y es que los seguros de "arte" o de "altos patrimonios" tienen unas características muy especiales, ya que entre otras cuestiones en muchos casos se trata de objetos irreemplazables, por lo que hay que cubrir valores astronómicos; pero además está condicionado con una complicación inevitable, como es la enorme volatilidad que existe en el mercado del arte. Y, finalmente, otra de las características es que se aseguran bienes muy variados y, en ocasiones, estos objetos son muy difíciles de conservar, lo que aumenta todavía más el riesgo.

Esa es la razón por la que, pese a la crisis, los seguros para los grandes patrimonios y sus bienes están mejor que nunca, y una muestra de ello es que en España entidades como Hiscox o Chartis, que son verdaderos especialistas en la materia, están dando mucha importancia a esos departamentos. Incluso compañías no tan especializadas y brokers en muchos casos tienen a alguien trabajando para atender esa demanda, que en algunas ocasiones es para extranjeros que veranean en nuestro país.

Mayor presdencia en España

Concretamente Hiscox, compañía que asegura al 50% de la lista Forbes y el 30% de las grandes fortunas, ha reforzado recientemente su estructura en nuestro país ampliando su equipo con la incorporación de dos nuevos suscriptores para "arte" y "clientes privados".  Esta compañía con sede en Bermuda y que cotiza en la Bolsa de Londres obtuvo el pasado año a nivel global un beneficio antes de impuestos cercanos a los 240 millones de euros a pesar de haber tenido que hacer frente a siniestros por valor de más de 186 millones. En 2009 los beneficios alcanzaron los 362 millones. En 2010, el beneficio neto superó los 200 millones, con un volumen de primas brutas de 1.620 millones de euros.

Esta compañía considera que solo un 10% de los individuos clasificados como ricos poseen un seguro adecuado a sus necesidades, por lo que tiene un potencial de desarrollo muy importante y que se puede  multiplicar por cinco en los próximos años. Consecuentemente consideran que muchos de los grandes patrimonios están infraasegurados, por lo que en caso de siniestro sus propietarios solamente recibirían la parte proporcional a su nivel de seguros y no el valor total de los objetos o bienes siniestrados.

Además, los clientes de los seguros de altos patrimonios, tienen características especiales: son bastante más sofisticados que los asegurados corrientes, y suelen ser muy fieles, con una estancia media superior a los 15 años con su compañía o corredor de seguros. En el caso concreto de Hiscox, el grado de retención se sitúa en el 95%, y la prima media que pagan sus clientes se sitúa en torno a los 4.000 euros anuales.

Carlos Merino, director de Marketing Estratégico para Europa de Chubb, otra compañía especializada en "seguros para ricos" afirmaba en una entrevista publicada en la revista Aseguranza que su compañía no está en el seguro de hogar general, "nuestra apuesta en este terreno es por cubrir los grandes patrimonios, que necesitan coberturas muy amplias; un magnífico servicio, y ciertas ventajas que la póliza convencional no incluye; aunque el precio sea más caro".

Merino señaló que tienen una póliza -Masterpiece-, que "ofrece garantías tan amplias como el seguro automático. Por ejemplo, hemos tenido un siniestro de un asegurado que compró una antigüedad valiosa en el Covent Garden de Londres y se la robaron, pues desde el momento en que fue comprada estaba asegurada hasta un límite. También facilita la posibilidad de que el patrimonio se mueva de una residencia a otra manteniendo la cobertura: Un ejemplo de este caso: Teníamos un asegurado con varias residencias en distintos puntos del mundo y cada vez que cambiaba de residencia quería llevarse su Picasso, con nuestra póliza el cuadro estaba asegurado en cualquiera de sus residencias".

Las grandes aseguradoras nacionales son conscientes de la existencia de este nicho del mercado y también buscan encontrar su hueco dentro de él, ya sea en solitario y con la alianza con alguna otra empresa. En este caso también vuelve a aparecer la figura de la banca como colaborador imprescindible.

Es el caso, por ejemplo, del acuerdo de colaboración al que han llegado BBVA Broker, corredor de seguros del Grupo BBVA y March para ofrecer un servicio de asesoría integral de seguros a los clientes de la Unidad de Patrimonios de BBVA. Por este acuerdo, esos clientes recibirán, sin coste adicional, "un informe en el que se analizarán de forma global sus riesgos, la situación actual de sus seguros y coberturas, así como una propuesta de mejora -bien en el coste de las primas, bien en las coberturas de sus bienes-, con ofertas de las empresas más importantes del sector asegurador según la tipología del riesgo a cubrir".

Lo que está claro es que los ricos también se aseguran y que son un buen negocio para el sector, sobre todo en tiempos de crisis.