Servicios a la carta en la nube
23/04/2012
Asesoramiento para dar el salto a los servicios en internet, escritorios virtuales y personalizados o servidores privados con doble cortafuego son algunas de las soluciones propuestas por el sistema Flex IT. Además del ahorro en infraestructura, se paga sólo por uso.

Fuente:  www.larazon.es   Fecha:  23.04.2012

En la era de las TIC, el cloud computing ha ganado relevancia en el mercado. Nadie duda de la ventajas de los servicios en la nube, empezando por el consumidor y las pymes. En este caso, «han sido los usuarios los que han liderado el despliegue de esta innovación, por la aparición de servicios accesibles desde internet que facilitaban un consumo directo, sin necesidad de conocimientos y desde cualquier dispositivo», explica Myriam Blázquez, directora de Desarrollo de Negocio de Indra In-Cloud. La multinacional presentó recientemente su propia solución de «Cloud Computing». Flex It ofrece una serie de ventajas de eficiencia y flexibilidad respecto a otras ofertas.

Cada empresa es la que decide qué servicios necesita. Después, contrata las soluciones a medida en internet, y no a la manera tradicional, lo que supone una reducción de costes de operaciones y mantenimiento; se usa una plataforma compartida y no hay necesidad de invertir en infraestructura. «Por otro lado, el precio se fija bajo demanda según la carga de trabajo y la evolución del negocio para buscar la máxima eficiencia sin afectar a la calidad», destaca Blázquez.

Una de las preocupaciones principales a la hora de tomar la decisión en las empresas suele ser la seguridad. Flex IT separa los servidores, las redes y el almacenamiento por clientes, a través del desarrollo de nubes privadas y doble nivel de cortafuegos. Otra de las bases de la solución es la integración con modelos tradicionales de servicios software/hardware; permite ubicar las cargas más sensibles en entornos tradicionales, además de evitar el aislamiento de los nuevos servicios respecto de los antiguos.

El segundo gran miedo de los clientes es que sus sistemas en la nube se conviertan en una isla. En este caso, ambas plataformas, nueva y tradicional se comunican entre sí. Es el modelo híbrido de gestión, que permite la interconectividad y la integración en un sistema de gestión bajo un único mando.

De principio a fin

Cada cliente cuenta desde el principio con asesoramiento para dar el salto a la nube, en todos los niveles de servicio, desde la provisión y gestión de infraestructuras hasta la oferta de aplicaciones y soluciones sin necesidad de instalación previa. «Los sectores de industria, media y administraciones públicas son hoy por hoy los clientes más receptivos a soluciones que los ayuden a controlar los costes de infraestructura. La nube está evolucionando la forma en que nos acercábamos a la tecnología; ya no hablaremos más sobre qué recurso compro, sino qué funcionalidades necesito, cuándo y dónde, lo que se traduce en consumir tecnología de manera más ajustada a las necesidades», termina Blázquez.

Los escritorios virtuales son la última incorporación de Indra. El puesto de trabajo virtual permite a los usuarios conectarse a la «oficina» desde cualquier dispositivo (teléfono, PDA, tablet, portátil). A través de una clave de acceso, cada trabajador accede a un perfil individual, con funcionalidades personalizadas, mientras paga mensualmente sólo por el uso. La solución tecnológica y de infraestructura será suministrada por Nec, mientras la consultoría, operación y hospedaje (Centro de Proceso de Datos de San Fernando) queda a cargo de Indra.