Silván destaca la apuesta de Indra por la creación de empleo y desarrollo tecnológico
23/05/2013
La multinacional Indra ha creado en Castilla y León casi 100 nuevos puestos de trabajo en apenas año y medio, lo que la convierte en una de las primeras empresas en generación de empleo cualificado en esta comunidad autónoma. Así lo ha anunciado el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Antonio Silván, durante la visita que ha realizado este martes al Centro de Excelencia en Seguridad (CES) de Indra en León.

Fuente:  www.eleconomista.es

Según la multinacional, en la actualidad su plantilla está integrada por casi 440 profesionales, titulados en su mayoría por la universidad regional y distribuidos entre los cinco centros de desarrollo que Indra ha puesto en marcha en los últimos años. Desde sus instalaciones se participa en importantes iniciativas de I+D+i y proyectos que han contribuido a la modernización de la administración pública regional y también se colabora en otros de ámbito nacional e internacional para varios de los distintos países en los que Indra está presente.

Antonio Silván destacó asimismo a Indra como una compañía de referencia que ha hecho de la tecnología y la internacionalización su pasaporte al futuro. En su opinión, la empresa ha sabido combinar su fuerte apuesta por el talento y desarrollo en el ámbito local con una amplia presencia global.

A modo de ejemplo aludió a algunos de los productos desarrollados por los ingenieros leoneses del CES, como los grabadores de comunicaciones Neptuno, exportados a 20 países de los cinco continentes, o los receptores y las balizas de salvamento para náufragos, que tienen su principal utilización en los helicópteros que operan en las plataformas petrolíferas del Mar del Norte.

Durante su recorrido por el CES, el consejero de Fomento y Medio Ambiente pudo conocer algunos de los proyectos más recientes desarrollados en sus instalaciones, como FAEDO, un sofisticado sistema de detección de incendios por análisis térmico que constituye la solución más eficiente del mercado para la detección automática temprana, la localización y el seguimiento de incendios forestales.

Su fin es facilitar la labor de los equipos de extinción y reducir la superficie quemada así como las falsas alarmas. Este proyecto ha contado con financiación de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial (ADE) de la Junta de Castilla y León y ya se ha implantado en comunidades autónomas como Extremadura. Además se está trabajando en nuevas oportunidades en otros países de Europa y Latinoamérica.

El sistema está constituido por una red de puestos de vigilancia, equipados con cámaras térmicas y de visión, conectados con un centro de control. La cámara térmica provee al sistema de una imagen basada en la temperatura de cada elemento observado.

Un software específicamente desarrollado para el tratamiento de este tipo de imagen, y basado en patrones de propagación del fuego, permite diferenciar puntos calientes de focos de incendio, reduciendo el número de salidas innecesarias de los equipos de extinción al mínimo. Además, las cámaras son capaces de "ver" tanto de día como de noche, incluso en las condiciones más adversas de niebla o humo, lo que las convierte en una herramienta muy útil para realizar el seguimiento de incendios que ya se han iniciado.

Otras nuevas soluciones, también fruto de iniciativas de I+D+i, son SHERLOC y JANUS. El primero de ellos es un sistema de localización de personas de alta precisión que monitoriza las constantes vitales del individuo en tiempo real. JANUS, por su parte, incluye una amplia gama de pórticos para la detección e identificación de material radioactivo en puertos, aeropuertos, centros de tratamiento de residuos o espacios públicos.