Un sistema informático español avala el éxito de los trasplantes
24/10/2011
La conexión de tres programas permite gestionar, evaluar y controlar el tratamiento de células y tejidos y órganos destinados a la donación, así como los informes y estadísticas en tiempo real

Fuente:  www.larazon.es  Fecha:  24.10.2011

Somos el país con más donantes del mundo, 33-34 por millar, por encima de países como Alemania e Italia, con 15, y de otras zonas del mundo como Sudamérica. Esto demuestra que nuestro sistema organizativo y desarrollo tecnológico, son de calidad. Tanto, que numerosas naciones, como Portugal, Italia, Bélgica, Colombia, etc., han copiado el sistema que rige los trasplantes en España.

En Europa durante la presidencia de turno española, entre enero y junio de 2010, se adoptó de forma experimental el sistema nacional, coordinado por la Organización Nacional de Trasplantes (ONT). «En unos siete años, en Argentina el número de donantes se ha duplicado. En Europa las instituciones comunitarias quieren también que el conjunto suba», explica Rafael Matesanz, director de la Organización ONT. Por ello, la ONT está inmersa en planes de formación de coordinadores para el resto de Europa y profesionales para países del sur de América y de unificación y mejora de los tres pilares informáticos en los que sustenta el sistema español: el Sistema Integrado de Donación y Trasplantes (SIUL), los Sistemas de registro de trasplantes y sus seguimientos (Surus), y el Sistema de gestión y control del tratamiento de células y tejidos destinados a trasplantes (Biotcel). Para esta última tarea la ONT ha vuelto a depositar su confianza en la empresa tecnológica Indra, que desarrolló el sistema SIUL en 2010.

El primer reto es «integrar las tres bases de datos de forma que compartan la información que registran. Serán como módulos de un mismo sistema de información», explica Carlos Gutiérrez, jefe de Proyecto de Indra.

Herramienta común

No será necesario introducir los mismos datos en cada uno de los tres sistemas. SIUL es una herramienta común para los profesionales de los tres niveles de la ONT (nacional, regional, local), todos están conectados y se comunican en tiempo real, gestiona las listas de espera tanto de órganos como de tejidos y células de manera independiente, genera los informes y estadísticas de manera automática, controla el proceso de cualquier órgano, tejido o célula desde su origen hasta su trasplante. Para hacerse una idea del volumen de información que circula por esta base de dato sólo un dato: la media de donantes detectados diariamente en un día es de entre 5 y 6, lo que  puede llegar a suponer hasta 30 trasplantes diarios si todos los órganos fueran válidos. Mientras que un usuario de hospital puede registrar los donantes, trasplantes y datos de su centro, la ONT gestiona las ofertas y las necesidades de cada centro. Así se garantiza la privacidad.

Biotcel gestiona los bancos de tejidos y células, que pueden almacenarse durante más tiempo a diferencia de los órganos. Permite seguir su rastro en cualquier momento de su vida útil, conocer su disponibilidad y lanzar una alarma si hay alguna incidencia, contagio, etc. (es la llamada biovigilancia). Al igual que SIUL cada perfil puede acceder a un tipo de datos u otros, garantizando el control por parte de la ONT y la confidencialidad. Surus realiza el seguimiento de los trasplantes de SIUL, desde los donantes vivos de órganos para trasplante hasta los pacientes trasplantados. A día de hoy se registran los trasplantes pulmonares, pancreáticos y hepáticos y sus seguimientos. Cada registro de seguimiento de un receptor trasplantado, incluyen datos clínicos necesarios para una evaluación del seguimiento del trasplante, ya que son múltiples los factores que afectan al paciente y al injerto en sí. Las mejoras ayudan a resolver errores, a detectar posibles fallos ocultos antes que aparezcan e incorpora nuevas funcionalidades como consultas telefónicas si hay algún problema con el sistema.