Soluciones virtuales para problemas reales
20/09/2011
Índigo Grupo, la compañía asturiana en cuyo organigrama se encuentra Virtway, comenzó su andadura en 2000. Como ocurre con muchas start-ups, esta joven empresa dio sus primeros pasos creando soluciones para empresas mediante tecnologías web. De similar modo al que los niños índigo van un poco más allá de lo aparente, Virtway se considera una "empresa índigo", porque todo su equipo de profesionales tiene como objetivo diario extender y trascender los límites y las fronteras de la realidad.

Fuente:  www.cincodias.com  Feha:  20.09.2011

 Ante el fuerte aumento de la competencia y la reducción de márgenes en el mundo web, los creadores decidieron diversificar sus actividades hacia un mercado emergente, el de los serious games. Comenzaron a aplicar la tecnología de los videojuegos a "cosas serias", en aplicaciones para empresas que van desde la formación y la prevención de riesgos a la promoción internacional.

Entre sus principales atributos, los responsables de Virtway enfatizan, sobre todo, la "calidad y versatilidad", que les permite crear espacios 3D multidispositivo para entretenimiento (juegos, presentaciones, vídeo), ventas (tiendas, centros comerciales virtuales), formación (entrenamiento y simulación de tareas y procedimientos), promoción (recreaciones de entornos reales, históricos o futuros) y encuentros (campus virtuales, seminarios...). Su trabajo consiste en analizar la realidad para crear "soluciones virtuales a problemas reales".

Según sus fundadores, los inicios de la empresa fueron "fulgurantes", gracias a "la capacidad innovadora de nuestro equipo técnico, en continuo vínculo con la universidad". De hecho, la colaboración con el estamento académico se ha intensificado en los últimos años debido al vínculo creado con la Universidad de Stanford. Poco a poco, este joven equipo creativo fue logrando reconocimiento por su trabajo y pronto se adjudicó un importante concurso público, en el que compitió con grandes empresas como Telefónica o Indra, para recrear Molina de Segura en 3D y dar a conocer turísticamente esta población de Murcia. Crearon para ello el primer mundo virtual multiusuario accesible desde el navegador (en ese momento todavía no existía Second Life).

Así las cosas, resulta que esta compañía asturiana fue pionera y abrió camino en el mundo incluso antes del surgimiento del ahora famoso Second Life. Tras ganar este concurso, se adjudicaron nuevas licitaciones de proyectos, como los realizados para la recreación de localidades como Llanes o Avilés y, recientemente, los centros más representativos del Ministerio de Ciencia e Innovación de la mano de Informática El Corte Inglés (Iecisa).

Con este propósito, decidieron dar otro impulso más a su política de I+D+i y crearon su propia tecnología para recreaciones 3D multiplataforma: Virtway World, que es compatible con PC, Mac y los sistemas operativos iOs y Android. Este nuevo avance les permite estar ahora a la vanguardia internacional del sector, haciendo mucho más competitivos desarrollos que anteriormente había que acometer de manera independiente para cada dispositivo y utilizando software de terceros.

Entre los trabajos más emblemáticos realizados con esta tecnología se encuentran proyectos del Ministerio de Ciencia para el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología de La Coruña -cuya sede abrirá sus puertas a finales de este año-, el Observatorio Astronómico de Canarias, el laboratorio de luz de sincrotón Alba de Barcelona, el buque oceanográfico Hespérides o las bases antárticas españolas, entre otros. La aplicación puede descargarse gratuitamente desde App Store.

Índigo grupo en los últimos años ha invertido sus cifras y hoy el mercado exterior constituye su principal fuente de ingresos.

Mercado:

Equipo: para llevar a cabo sus proyectos, la compañía ha reunido a un selecto grupo de consultores especializados y a un equipo multidisciplinar de ingenieros informáticos con una dilatada experiencia. En menos de tres años ha duplicado el tamaño de su plantilla.

Financiación: el Ministerio de Industria y el Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Idepa) han apoyado sus proyectos.