El superordenador más potente de España permitirá a la UPM atraer y desarrollar talento y favorecer la formación de profesionales especializados
27/06/2011
La Universidad Politécnica de Madrid (UPM) aloja el supercomputador más potente de España, según el último ranking Top500, la organización que recopila y publica información sobre los ordenadores más potentes del mundo.

Fuente:  www.rrhhpress.com   Fecha:  27.06.2011

Gracias a este superordenador, denominado Magerit y basado en la arquitectura POWER7 de IBM, la UPM recupera su presencia en el ranking Top500 de supercomputación, aumentando sustancialmente su potencia de cálculo. Con ello, da respuesta a la creciente demanda por parte de la comunidad científica, al tiempo que reduce el consumo eléctrico necesario, situando también a Magerit en los primeros puestos de la lista Green500 (www.green500.org), donde figuran los superordenadores más potentes y a la vez más respetuosos con el medio ambiente del mundo.

 

Con esta nueva tecnología la UPM podrá ampliar el soporte a la investigación en España, a través de su aportación a la Red Española de Supercomputación, aumentar el número y la diversidad de proyectos de investigación, fomentar la producción de nuevos conocimientos, atraer y desarrollar talento, favorecer la formación de profesionales especializados, aumentar la presencia de la supercomputación en programas de formación nacionales e internacionales y abaratar los costes de explotación, aumentando la densidad de cómputo y reduciendo el consumo de energía, consiguiendo ser más respetuosos con el medio ambiente.

 

La adquisición del nuevo sistema se suscribe en un entorno de colaboración entre el ámbito empresarial y universitario, con el fin de contribuir a la investigación y desarrollo multidisciplinar de diferentes áreas científicas.

 

Para Juan Antonio Zufiria, presidente de IBM España, Portugal, Grecia e Israel, “los principales desarrollos en el ámbito de la ciencia están vinculados a la modelación y la simulación, áreas que precisan de una considerable capacidad de cálculo. Es por ello que el progreso científico de un país está estrechamente relacionado con su capacidad de invertir en supercomputación. Desde IBM estamos orgullosos de contribuir con nuestra tecnología al progreso científico y social de España”.