"T-Systems va a desarrollar funciones SAP exclusivas desde España"
27/01/2011
T-Systems ha puesto en marcha una profunda transformación para ejercer como player global, avalado por su experiencia en la integración de capacidades en todos los ámbitos de la gestión de las TIC y por su gran solidez financiera. Según nos cuenta José Manuel Desco, el gran desafío estará en Administración Pública (Educación y Sanidad) pero con el objetivo de hacer una incursión decidida en Banca y consolidar otros sectores estratégicos.

Fuente:  www.computing.es    Fecha:  27.01.2011

¿Puede ponernos en antecedentes en relación con la unidad Systems Integration?
Desde el punto de producción, estamos organizados en torno a dos ‘Service Lines’: una relacionada con Outsourcing y Systems Integration, que incluye consultoría, desarrollo de sistemas, mantenimiento y todo lo relacionado con Sistemas de Información. El año pasado vendimos 150 millones de euros en España y Portugal, y somos 1.400 personas. Representamos un tercio de TSystems Iberia tanto en facturación como en fuerza laboral.


¿Qué propuesta hace Sytems Integration al cliente?
Nosotros preferimos hablar de una propuesta global de la compañía. Somos un proveedor global de servicios de tecnología y telecomunicaciones. Nuestro mensaje reside en integrar todas las capacidades; vemos el mercado orientado hacia los grandes ‘deals’, a resolver los problemas de nuestros clientes desde el punto de vista del impacto económico. Pensamos que la tecnología debe no sólo ayudar a resolver los problemas de negocio, sino que tiene que aportar una reducción de costes y debe aportar mejoras en la gestión de balance. Pertenecemos al grupo Deutsche Telecom y tenemos una capacidad de financiación sólida, una capacidad de integración de funcionalidades en todos los ámbitos de la gestión de las TIC (desarrollo, explotación y mantenimiento de sistemas), somos uno de los partners globales de SAP y podemos estructurar esa cadena de valor. Por tanto, nuestra orientación es hacia grandes proyectos en grandes cuentas con impacto en cuenta de resultados; tenemos capacidad de optimización y podemos trabajar a escala global.


¿Tienen capacidades funcionales para hacer esto?
Por supuesto, sabemos de industria, de automoción, de sector público... podemos aportar valor en consultoría, pero queremos ir más allá. No somos una compañía como Accenture, cuya acción de consultoría ha llevado al desarrollo de sistemas. Tenemos la capacidad de explotación global de todos los servicios tecnológicos. No le decimos al cliente “¿qué sistema te puedo desarrollar?” sino “¿cuál es el coste que tienes en toda tu infraestructura TI?, ¿tienes algún problema en el proceso de negocio?, ¿podemos ir más allá y externalizarlo?”.


¿En qué sectores de actividad de los comentados tiene TSystems más fuerza y en cuáles quiere progresar?
Por razones históricas, somos muy fuertes en el sector público y en industria y automoción. Queremos seguir sacando rendimiento del sector público en el ámbito educativo, pero donde va a estar el principal reto es en el mundo de la sanidad. Las Administraciones tienen que reducir la factura en sanidad y la única manera es recurrir a las tecnologías. Por tanto vamos a apostar por soluciones avanzadas desde el punto de vista de gestión de sistemas, telemedicina y todo aquello que pueda mejorar la eficiencia del sistema sanitario. Tenemos gran experiencia en gestión hospitalaria en Alemania y queremos implantarla aquí. El otro reto del sector público es que tiene que reducir el coste de sus infraestructuras y homogeneizar. En la Administración General del Estado, cada ministerio tiene su sistema de recursos humanos, su sistema de gestión de expedientes, su centro de proceso de datos. El Estado y las Administraciones Autónomas deben avanzar a modelos de gestión de infraestructuras únicos y globales, modelos de gestión de aplicaciones únicos; en caso contrario no habrá forma de pagar la factura. Pensamos que se pueden alcanzar ahorros del 40% consolidando e implantando determinadas tecnologías. Por ejemplo, somos líderes en Dynamic Computing, una manera que permite que la curva de coste del TCO sea variable en función del uso. Las AAPP tienen que cambiar de tecnologías. Cloud computing no tiene sentido en la Administración Pública si no se realiza una reingeniería de aplicaciones para que se puedan compartir. Nuestro mensaje es: “hay que revolucionar las infraestructuras, pero también las aplicaciones para hacerlas más comunes y más tecnológicamente adaptadas a un modelo flexible de gestión de infraestructuras y más baratas”.


¿Y en relación con otros sectores de actividad?
Otro foco que va a ser importante para nosotros es continuar con nuestra experiencia en industria y manufacturing, y aquí vamos a ser muy selectivos. Ya sabemos cómo está la automoción, pero hay otros segmentos donde la situación es mejor. En utilities pensamos introducir modelos de Smart Grid o Smart Metering; ahí está muy implantado SAP y básicamente nos piden reducción de costes de infraestructuras y modelos más avanzados. Queremos penetrar en banca donde nuestra posición no es tan fuerte como la de nuestros competidores. Cada vez vamos a ver operaciones más globales en este ámbito. La banca ya no pide conocimiento funcional, sino modelos avanzados de gestión, de desarrollo y de gestión de infraestructuras.


¿En porcentajes de ingresos, cómo se reparte la tarta entre los distintos sectores?
El sector público representa un tercio de nuestra facturación, un tercio es industria y un tercio el resto de sectores. Debemos avanzar hacia un modelo donde probablemente las AAPP sigan significando un tercio, pero que el tercio de la Industria se reduzca a un cuarto o un quinto y empiecen a aparecer en la tarta banca y seguros y utilities.


¿Qué inquietudes y preocupaciones observa en los CIO con los que está en contacto?
Los CIO están esperando una recuperación que no acaba de llegar. Se están encontrando con un escenario de 2011 que va a ser difícil ya que, pese a los números negros de las compañías, la presión sobre los costes no decrece sino que va a ser mayor. El CIO se encuentra haciendo presupuestos todavía más a la baja de los que tenía hace un año. En banca y en utilities se aprecia muy claramente, y en el sector público va a ser dramático. Muchos de ellos van a continuar con los procesos de reducción de costes y mejora de la eficiencia, pero al final tienen que dejar espacio de gasto discrecional, reduciendo el no discrecional. Se está buscando un replanteamiento, como en el caso del sector público, mediante conceptos más globales, propuestas de provisión offshoring similares a las del modelo anglosajón. Estamos hablando con clientes para llevar toda su infraestructura física fuera de España. Están en un proceso continuado de cómo pueden mejorar su eficiencia y dejar margen para los proyectos que tienen que acometer.


T-Systems ha apostado por nearshoring. ¿Qué es lo que están haciendo en esta línea?
Cuando yo entré en la compañía, en julio de 2009, negociamos con la central constituirnos en punto de producción dentro de la red global. La relación calidad/precio de España no tiene el nivel de la India o Sudamérica, pero es muy competitiva en el marco europeo. Los alemanes tienen tendencia a trabajar con sus países de referencia: Austria, Polonia o República Checa. Hemos convencido a nuestra multinacional que trabajamos más barato que cualquiera de esos países. Para el próximo año, vamos a tener 150 personas trabajando en el ámbito SAP lo que se va a traducir en trabajar en proyectos alemanes, desarrollar capacidades completas SAP con exclusividad en España, y además con algunos clientes actuamos como hub de expansión en Latinoamérica coordinando el offshoring americano. Seguimos pensando que hay un diferencial de competitividad entre España y algunos países europeos.


¿Cómo se posiciona T-Systems en relación con el modelo cloud computing?
Todos los analistas nos ven en una posición de liderazgo. Estamos en cloud desde hace tiempo y ofrecemos disponibilidad de recursos, de una forma flexible y en la red. Igual que cuando salió el entorno cliente/servidor, cloud se ha convertido en un mantra y parece que todo el mundo puede hacer de todo. Les aconsejo a los clientes que estudien bien el mercado. Nosotros tenemos implantaciones enormes de cloud computing, hemos invertido muchísimo en este ámbito y estamos prestando este tipo de servicios. Nuestra apuesta va por ahí: en la disponibilidad de software y en la disponibilidad de capacidad de proceso en la red. Nuestro centro en Munich es una muestra paradigmática de nuestra capacidad de prestar servicios a los clientes.


¿En cualquier caso apuestan por la cloud privada?
Nuestro cuarto ‘core belief ‘ estratégico es la seguridad, y la cloud pública no garantiza la seguridad que exige tener movilidad y la colaboración. Creemos que en un futuro todos los entornos van a ser dinámicos, no habrá cajas estancas de producción, el conocimiento estará repartido en el mundo, que será móvil y colaborativo. En 2012, 1.000 millones de personas van a trabajar en sus casas, por lo que utilizarán este en Polonia o República Checa. Hemos convencido a nuestra multinacional que trabajamos más barato que cualquiera de esos países. Para el próximo año, vamos a tener 150 personas trabajando en el ámbito SAP lo que se va a traducir en trabajar en proyectos alemanes, desarrollar capacidades completas SAP con exclusividad en España, y además con algunos clientes actuamos como hub de expansión en Latinoamérica coordinando el offshoring americano. Seguimos pensando que hay un diferencial de competitividad entre España y algunos países europeos.


¿Cómo se posiciona T-Systems en relación con el modelo cloud computing?
Todos los analistas nos ven en una posición de liderazgo. Estamos en cloud desde hace tiempo y ofrecemos disponibilidad de recursos, de una forma flexible y en la red. Igual que cuando salió el entorno cliente/servidor, cloud se ha convertido en un mantra y parece que todo el mundo puede hacer de todo. Les aconsejo a los clientes que estudien bien el mercado. Nosotros tenemos implantaciones enormes de cloud computing, hemos invertido muchísimo en este ámbito y estamos prestando este tipo de servicios. Nuestra apuesta va por ahí: en la disponibilidad de software y en la disponibilidad de capacidad de proceso en la red. Nuestro centro en Munich es una muestra paradigmática de nuestra capacidad de prestar servicios a los clientes.


¿En cualquier caso apuestan por la cloud privada?
Nuestro cuarto ‘core belief ‘ estratégico es la seguridad, y la cloud pública no garantiza la seguridad que exige tener movilidad y la colaboración. Creemos que en un futuro todos los entornos van a ser dinámicos, no habrá cajas estancas de producción, el conocimiento estará repartido en el mundo, que será móvil y colaborativo. En 2012, 1.000 millones de personas van a trabajar en sus casas, por lo que utilizarán este entorno y básicamente tiene que ser seguro. Todo ello en una cloud pública es inviable ya que no cubre los estándares de seguridad que precisa una compañía. Por otro lado, está el tema de la responsabilidad corporativa, donde entran aspectos como Health, Smart Metering para ahorro de energía mediante telepresencia y videoconferencia. Todo ello es el escalón de la clave del futuro. En base a estas megatrends elaboramos nuestro portfolio con 49 elementos claves en desarrollo para 2012-2014. Y aquí aportamos innovación.


¿Puede ahondar en la colaboración de su compañía con SAP? ¿Qué puede decirnos sobre implantaciones importantes en España?
Implantaciones grandes no tenemos demasiado en España. Para el año proyectamos activar el área SAP de nuestra compañía. Sin embargo a nivel corporativo la relación es muy fuerte. Son dos compañías alemanas y somos el primer integrador SAP a nivel europeo. Compramos además una parte de su negocio, la parte de hosting que hacían para sus clientes. Tenemos áreas de desarrollo conjunto y queremos traerlo a España. Consideramos que el mercado de desarrollo SAP se acabó, siempre se van a añadir funciones nuevas, pero el gran esfuerzo de implantación ya no tiene mercado. Hay mercado en cómo unir un mantenimiento muy eficiente de la plataforma SAP con una infraestructura dedicada a SAP de manera flexible, y conseguir que las facturas se reduzcan considerablemente. Dinamyc Services, como gestión dinámica de las infraestructuras, liga perfectamente con el mantenimiento avanzado. Y eso queremos acentuarlo en industrias ‘hiperconsumidoras’ de SAP como las utilities, y todo el ámbito industrial.


¿Desde su central alemana se ve con inquietud la situación económica española?
No he percibido mayor inquietud de Deutsche Telecom. España es un mercado muy importante para Alemania, y nuestro reto es seguir creciendo y tener más cuota de mercado.


¿Cuánto esperan crecer?
Queremos crecer un 25%. Aunque sabemos que el mercado español está muy mal, pensamos que si ponemos alineadas todas nuestras capacidades podemos ganar participación. Estamos en un proceso de transformación muy fuerte en nuestra compañía que nos va a permitir alcanzar los objetivos. Además, vamos a ser ‘agresivos’, ofreciendo mejores servicios, mejor delivery y mejor oferta tecnológica. Nos vamos a movilizar en proyectos más complejos e interesantes para nuestros clientes.


¿Y cómo ve el futuro del CIO?
El CIO va a ser un gestor de planificación estratégica de alto nivel y no se va a dedicar al bit y al byte. Va a haber una transferencia muy fuerte de profesionales que no vengan del ámbito de las TI que se dedicarán a gestionar tecnología. Va a ser muy interesante ver a financieros o comerciales gestionando las TI de su organización. Las cosas se van a medir en términos de negocio. Todavía hay mucho mantra de valor asociado a la tecnología.