"El talento lo es todo para dar servicios"
05/04/2011
"Llevo 28 años en la compañía y está en mi sangre",

Fuente:  www.elpais.com   Fecha:  04.04.2011

Pierre Nanterme es francés, pero a sus 51 años habla un inglés pausado y con un suave timbre británico. Debe de ser porque Accenture (uno de los colosos planetarios de la consultoría, con 204.000 trabajadores e ingresos netos de 15.330 millones de euros) está radicada socialmente en Irlanda, y esto imprime carácter. Algo que no le falta a Nanterme. "Llevo 28 años en la compañía y está en mi sangre", afirma rotundo, mientras el móvil baila sin parar de recibir mensajes. El trabajo continuo es el obligatorio peaje de quien desde enero pasado es el máximo responsable mundial de una consultora que en el segundo trimestre de su año fiscal (diciembre de 2010 a enero de 2011) ha aumentado sus ingresos un 17% hasta 4.295 millones. Espoleado por estas cifras, llega con el baúl de la ilusión repletoy también aterriza en un mundo en cambio, con guerra de precios en el sector, enorme competitividad y el boom de las consultoras de bajo coste.

Pregunta. Las revueltas recorriendo el norte de África, el terremoto de Japón, la crisis del euro... Todo esto ha ocurrido en sus tres primeros meses al frente de la compañía. ¿Qué significa?

Respuesta. El tiempo, la mayoría de las veces, lo es todo. Si analizamos los tres últimos años e incluso hoy en día veremos que el mundo se ha convertido en un lugar más incierto y volátil. Los líderes empresariales tienen que ser capaces de entender este nuevo entorno y saber desenvolverse en él. Este es el trabajo de los CEO (Chief Executive Officer).

P. Por cierto, es el primer CEO de la firma que no es estadounidense. ¿Cómo lo valora?

R. Ser el primer CEO no americano ilustra hasta qué punto Accenture es una empresa global. Tenemos el domicilio social en Irlanda. Cotizamos en Nueva York. Ahora está gestionada por un francés y nuestro Comité Ejecutivo está extraordinariamente internacionalizado. Probablemente, Accenture sea una de las mayores multinacionales verdaderamente global.

P. Su presencia en África es creciente. ¿Qué lecciones han aprendido de la ola de cambios vivida en estos países?

R. Cuando llega la democracia es bueno para la gente y potencialmente bueno para los negocios. Se está creando un nuevo mundo. Cuando invertimos en un país no es por un año ni por dos, sino por 10 o 20. Cuando miramos África lo hacemos pensando en las próximas dos décadas. Estos sucesos traerán más libre mercado y democracia.

P. ¿Es posible para una empresa como la que dirige gestionar el riesgo geopolítico?

R. En Accenture nunca comprometemos la seguridad de nuestra gente. Ni formamos parte de entornos de corrupción ni hacemos negocios de forma incorrecta. Nuestros estándares éticos son los más altos. Somos muy cuidadosos y nunca ponemos a nuestros trabajadores en riesgo. Por eso escogemos mucho los países en los que operamos.

P. Entrando en su terreno, ¿qué áreas de negocio tienen más capacidad de crecimiento?

R. En términos de actividad, cuando analizas los nuevos mercados siempre encuentras una combinación de recursos naturales (incluida la energía), servicios financieros, mercados industriales en crecimiento, negocios al por menor y telecomunicaciones. Esta es la receta mágica.

P. Ahora que señala la energía, ¿cuál será el futuro de la nuclear?

R. Quién lo sabe. Sabemos que la energía nuclear genera bastantes beneficios, porque no produce emisiones de carbono. Está probada como fuente en muchos países. Y para Francia, que es el país líder, representa el 84% de la electricidad. Además es más barata que el petróleo y el gas. Desde luego que existen riesgos asociados. Pero lo que ha ocurrido en Japón es único. Son dos catástrofes gigantescas ocurriendo a la vez y en el mismo lugar e incidiendo sobre una planta nuclear. Los expertos tienen que revisar cómo podemos maximizar la seguridad. Pero es difícil imaginar un mundo futuro sin energía nuclear.

P. ¿Continuarán siendo los servicios financieros el puntal de las consultoras?

R. Siempre han sido un negocio importante. Suponen el 20% de los ingresos de Accenture.

P. ¿Qué opina sobre la reforma del sistema financiero español?

R. Va en la dirección adecuada. Lo interesante es que hay dos categorías. Los gigantes y exitosos Santander y BBVA, que son bancos bien conocidos y globales. Y, en el otro lado, el sistema de cajas, que necesita recursos públicos y más consolidación. En cierto modo, la crisis está acelerando un proceso de fusiones y adquisiciones que debería haberse hecho de todas maneras. Probablemente estas instituciones saldrán fortalecidas gracias a él.

P. Y nuestra economía, ¿qué necesita para despegar?

R. Ser menos dependiente de algunas actividades, como la construcción. Hace falta una economía más equilibrada alrededor del sector público, de los servicios y las manufacturas. Así será más difícil que surja una burbuja. También es necesaria mayor disciplina interna, no gastar más de lo que se ingresa y gestionar bien la deuda. El pacto de estabilidad puede ser un buen camino.

P. ¿Qué espera del mercado español?

R. ¡Mucho! España siempre ha sido para Accenture una de las mejores divisiones en el mundo. Es un país de innovación y con la mejor reputación posible. España tiene bastantes líderes empresariales mundiales, como Telefónica, ACS o BBVA, lo que es algo único. Cuenta con un enorme potencial dentro de sus fronteras y fuera. Todas las grandes empresas lo son también, por ejemplo, en Latinoamérica. Y ahora están desempeñando un papel clave en el desarrollo de África. Porque los españoles son los mejores ejecutivos y emprendedores del planeta.

P. ¿Cómo les afecta la guerra de precios del sector?

R. Estamos en un negocio muy competitivo. No creo que haya una guerra. Los clientes buscan un buen precio y una buena calidad. Nuestra postura siempre ha sido proporcionar servicios premium competitivos en precio. Somos la firma de consultoría y servicios integrados más grande del planeta. Tenemos capacidades que nos hacen únicos. Cada día nuestros clientes nos piden más. Esta es la clave. Pero hay otra: el talento. El talento lo es todo, si no eres capaz de atraerlo no puedes ofrecer los mejores servicios.

P. Pero crecen las firmas low cost. ¿Cómo afectará al sector?

R. La mayoría de estas empresas de bajo coste proceden de India. Es un cambio de escenario y hay que reaccionar. Somos una de las compañías que operan allí más grandes del mundo, con más de 70.000 trabajadores. Nuestra reacción es construir las mismas capacidades, si no mayores, en India, y en otros países. Contamos con casi 100.000 personas operando en mercados de bajo coste y en ellos somos más grandes que nuestros competidores.

P. ¿Veremos fusiones entre compañías del sector?

R. No. Las fusiones exitosas dentro de organizaciones con elevados niveles de talento son muy difíciles. En Accenture la fórmula mágica siempre ha sido el crecimiento orgánico. -