"Tenemos el mayor contrato de informática de la historia"
11/07/2011
Atos Origin era una fiesta. Al menos, el pasado lunes. En sus oficinas centrales de Madrid varias banderolas anunciaban en el vestíbulo que se estaba celebrando la firma "del mayor contrato de tecnologías de la información (TI) de la historia".

Fuente: www.elpais.com  Fecha:  11.07.2011

Los trabajadores de la consultora, de origen francés, especializada en soluciones tecnológicas, escuchaban a su consejero delegado, Patrick Adiba (Casablanca, Marruecos, 1962), desgranar cómo iba a afectar la compra deSiemens IT Solutions and Services, la división de TI del grupo alemán. Y lo hacían con la mezcla de esperanza y preocupación que genera lo nuevo (Atos, nombre de la nueva compañía, dará durante los próximos siete años servicios informáticos a Siemens AG a través de un acuerdo por valor de 5.500 millones de euros) y lo antiguo (el año pasado la empresa vivió una caída de las ventas del 10,4% y un expediente de regulación temporal de empleo -ERTE-, que está a punto de finalizar).

Pregunta. ¿Cuánto ha pagado Atos por el 100% de Siemens IT?

Respuesta. Siemens recibe acciones de Atos representativas del 15% del capital y bonos convertibles en acciones por un valor de 250 millones de euros, así como un pago en metálico de 176 millones. Pero más que el precio, lo interesante es el modelo de colaboración. Hemos adquirido Siemens IT y la firma alemana se ha convertido en nuevo accionista del Grupo con ese 15% y con el compromiso de estar al menos cinco años. De hecho, surge un conglomerado con 78.000 trabajadores y 8.700 millones de euros de facturación. Este modelo de compraventa ha sido pensado para favorecer la integración y crear valor. No es que Siemens nos haya vendido la empresa y desaparezca.

P. ¿Cuáles son las razones que justifican esta operación?

R. Con esta adquisición creamos la principal empresa de capital europeo de informática. Esto nos da la capacidad de innovar más, de atender mejor a nuestros clientes y de tener una presencia más global.

P. ¿Son complementarias ambas firmas?

R. Son muy complementarias a distintos niveles. Las dos empresas tienen presencia en países diferentes. Y, además, los clientes no se solapan. En caso contrario, nos hubiera obligado a tomar decisiones difíciles, pero no ha sido así porque encaja muy bien un perfil con otro.

P. Con la compra de Siemens IT, Atos se convierte en la tercera firma europea de consultoría de tecnologías de la información. ¿Qué necesitan para desbancar a IBM y HP-EDS?

R. Nuestra filosofía no es ser el más grande, sino transformarnos en una compañía que aporta valor a los clientes. En España, el objetivo no es convertirnos en la líder por volumen de negocio, sino por creación de valor.

P. ¿Por qué cree que Siemens se deshace de una división en principio rentable?

R. Siemens está centrada en sus propias actividades y considera que sus negocios verticales (energía, transporte...) son los sectores clave. La informática es importante, pero no se trata de un área que quieran dominar y, por tanto, prefieren tener un socio tecnológico que les acompañe.

P. Según el acuerdo, Siemens pasa a tener un 15% de la nueva Atos e invertirá 50 millones en I+D en los próximos tres años. ¿Qué aporta al negocio tener como socio al grupo alemán?

R. Es más importante la parte de socio que la de accionista. Vamos a crear valor de forma conjunta. Siemens está muy involucrada en el sector de la salud y de los hospitales, y Atos, a través de la tecnología, puede ayudar a que estas soluciones sean más eficientes. Combinando la tecnología y el conocimiento del negocio que tiene Siemens crearemos mayor valor para los clientes de la empresa germana y también para las propias Siemens y Atos.

P. Siemens permanecerá un mínimo de cinco años en el capital. ¿Y después?

R. Cinco años es un plazo muy largo. Es una declaración de intenciones. Una buena colaboración se basa en resultados concretos. Si los conseguimos, seguirán; en caso contrario, tomarán otra decisión.

P. Siemens también se convierte en un cliente clave, ya que Atos gestionará toda la infraestructura de tecnologías de la información de Siemens AG. ¿Qué representa esto en términos estratégicos?

R. El primer reto es ofrecer un servicio perfecto a Siemens. Es el contrato más grande de la historia de la informática y hay que darle respuesta. La ejecución de ese acuerdo es un desafío empresarial y una referencia. Al tener este pacto como modelo, con vistas a los clientes, nos permite ganar nuevos negocios. El segundo es decidir junto a nuestro socio con qué usuarios trabajaremos de forma conjunta.

P. Hablando de captar negocio, ¿serán ahora más agresivos a la hora de conseguirlo?

R. Sí, pero siempre apuntando a la creación de valor. No queremos entrar en una guerra de precios, lo digo no solo pensando en España, sino en todo el grupo. Pretendemos estar en servicios en los que el cliente reconoce el diferencial que aportamos. No competiremos únicamente para ganar volumen sin generar valor, pues, a la larga, si no hay suficiente margen es imposible invertir. Seremos más selectivos en los negocios.

P. Tener un contrato de 5.000 millones es disponer de mucha caja. ¿Prevén más adquisiciones?

R. Siempre tenemos que seguir mirando. Porque el mercado se está consolidando y hay muchas opciones que pueden ser interesantes a nivel táctico y tecnológico. Obviamente, tenemos que digerir la compra de Siemens IT antes de hacer otra transacción grande. Pero en varios países podría haber otras operaciones, aunque de tamaño más modesto.

P. ¿En qué áreas pueden estar interesados?

R. Nuevas tecnologías y soluciones innovadoras que complementan nuestro portfolio.

P. ¿Qué proponen en el cloud computing?

R. Nuestra propuesta es aportar soluciones a través del cloud computing divididas por sectores. Lo más interesante es poder ir a un banco, un hospital, un operador de telecomunicaciones y ofrecerles algunos servicios específicos sobre el cloud con buenas condiciones de costes, seguridad y comunicación.

P. En todo proceso de integración suelen perderse puestos de trabajo. ¿Tienen los trabajadores razones para preocuparse?

R. No. Hemos sido muy claros en el tema de la reestructuración desde diciembre pasado, que fue cuando se anunció el ERTE. Entonces comunicamos el número de trabajadores afectados. La repercusión en España y Portugal será mínima y no habrá ninguna gran reordenación.

P. ¿Se puede decir que la filial española es por fin rentable?

R. Sí, podemos decir que España ha salido de las dificultades. Vamos mucho mejor. Este primer semestre hemos firmado bastantes contratos y muchos de ellos plurianuales.

P. Entonces, ¿qué números manejan para la división ibérica?

R. El grupo no comunica las cifras específicas de cada país.

P. ¿Y su sensación?

R. Vemos, comparado con el año anterior, que hemos parado el decrecimiento y volvemos a crecer ligeramente. Y respecto al margen operativo, ha crecido entre un 2% y un 3% en lo que llevamos de año. -