Un tercio de las compañías españolas crecerá a través de fusiones y adquisiciones en los próximos seis meses.
31/05/2011
Un tercio de las grandes compañías españolas buscará opciones de crecimiento a través de operaciones de fusiones y adquisiciones en los próximos seis meses, según se desprende de la cuarta edición del Barómetro de Confianza para la Inversión (Capital Confidence Barometer) que Ernst & Young publica de forma semestral. Sin embargo, las previsiones para la actividad de M&A descienden a largo plazo; sólo el 27% de los ejecutivos consultados en nuestro país afirma que llevará a cabo una operación de este tipo el año que viene o el siguiente, frente al 59% que así lo afirmaba en el informe de octubre de 2010.

Fuente:  www.diariojuridico.com  Fecha:  31.05.2011

Por el contrario, el 42% de las compañías españolas consultadas optará por un crecimiento orgánico durante los próximos seis meses, lo que supone un incremento de siete puntos con respecto al informe de octubre de 2010. Por su parte, el porcentaje de empresas cuyo principal objetivo es la supervivencia ha descendido en diez puntos hasta el 16%.

En cuanto al acceso a financiación, el 26% de los ejecutivos españoles consultados reconoce que las condiciones han mejorado en los últimos seis meses, aunque para la mayoría, el 54%, la situación no ha cambiado en ese periodo o, incluso, se ha deteriorado, según el 20% de los directivos preguntados.

En palabras de Raúl Vázquez, Socio Director de Transacciones de Ernst & Young, “en los últimos meses hemos notando,
aunque de manera aun modesta, un incipiente flujo de inversiones hacia España. Esta tendencia está motivada por los procesos de privatización puestos en marcha en nuestro país, la reestructuración de las cajas de ahorros así como por la rotación de activos de las carteras de compañías de private equity, que van a generar una importante actividad de fusiones y adquisición en nuestro país durante este año”.

Resultados globales

A nivel global, el informe de Ernst & Young recoge un repunte del 18% en el número de empresas que se muestran favorables a realizar una adquisición en los próximos seis meses. A largo plazo, esta posición se mantiene relativamente alta, en el 44%, aunque por debajo del 54% registrado en octubre de 2011 y del 67% en abril de 2010.
El estudio muestra como casi el 60% de las empresas ya ven cerca el final de la crisis, menos de doce meses e, incluso, cerca de la quinta parte de los directivos consultados la considera ya finalizada. Este dato supone el primer aumento significativo de la confianza empresarial en los últimos 18 meses.

Este optimismo global se refleja también en el hecho de que el 56% considera que la situación en los mercados de capitales está mejorando y que para el 38% de los ejecutivos, la financiación ya no es un problema a la hora de desarrollar nuevos proyectos.

Para Raúl Vázquez, “gracias al incremento en los niveles de confianza, las empresas podrán optar por una estrategia basada en el crecimiento lo que les permitirá dejar de lado medidas más defensivas. Sin embargo, factores externos como la inestabilidad política en Oriente Medio, los desastres naturales o el aumento de los impuestos y de la inflación podrían frenar la actividad de M&A a largo plazo”.

El crecimiento orgánico, en la agenda

Sin embargo, las empresas de todo el mundo también se están centrando cada vez más en construir un negocio más sostenible a través del crecimiento orgánico, así lo reconoce casi la mitad de los consultados, un resultado que casi duplica al registrado en la segunda edición del informe de abril de 2010. Para ello, las empresas están invirtiendo en la segmentación de clientes así como en la gestión de su cartera de inversiones.

“Debido a los acontecimientos que se suceden en los últimos meses, para las compañías supone un reto planificar su actividad en un horizonte que se prolongue más allá de los próximos seis meses”, asegura Vázquez. “Sin perspectivas claras a largo plazo, muchas compañías optan por centrarse en su mercado y apostar por el crecimiento orgánico y sostenible en lugar de realizarlo a través de operaciones de fusiones y adquisiciones”, añade.

Nuevos obstáculos para el M&A

Entre las causas que pueden provocar el fracaso de una operación, el informe recoge como la principal, la diferencia existente entre las expectativas del comprador y las del vendedor; este dato ha aumentado casi un tercio con respecto al informe de octubre 2010, del 38% al 50%. En segundo lugar, se sitúa la incertidumbre y la complejidad sobre las valoraciones, según el 49% de los ejecutivos consultados. En el anterior informe de hace seis meses, la prudencia de los inversores era el principal obstáculo y, aunque ahora sigue siendo un problema relevante, se ha reducido en seis puntos
hasta el 46%.

“La disparidad en torno a las valoraciones se ve afectada, entre otros, por factores externos, como las previsiones de un incremento de los tipos de interés o el aumento del precio de los productos básicos. Es difícil fijar un precio cuando los factores que afectan a ese valor fluctúan como en la actualidad. Una mayor estabilidad en estos indicadores animaría la actividad de fusiones y adquisiciones”, explica Vázquez.

Sobre la situación de la deuda de las empresas, el porcentaje de empresas que ya ha refinanciado su negocio se ha incrementado significativamente en los últimos seis meses. Cuatro de cada cinco empresas consultadas ya lo ha realizado frente al 52% registrado en octubre de 2010. Aquellos que todavía necesitan refinanciar su deuda lo hacen por una urgencia real para acceder a financiación, según recoge el informe. De éstos, dos tercios deberán hacerlo en los próximos seis meses.

“Las compañías líderes que han tenido problemas financieros urgentes, han desarrollado medidas de ahorro de costes y de mejora del capital circulante. Tras esta primera fase, están entrando en una nueva etapa en la que tratan de construir un negocio sostenible que les ayude a crecer de forma orgánica. Aquellos que no fueron capaces de efectuar medidas correctoras comienzan a quedarse atrás y se encuentran más limitados para aprovechar las oportunidades de negocio que
se presentan”, concluye.
Acerca del estudio

El Barómetro de Confianza para la Inversión (Capital Confidence Barometer) es un estudio realizado entre más de 1.000 altos ejecutivos de grandes empresas de todo el mundo así como de todos los sectores económicos, incluidas empresas españolas. El objetivo de este indicador es medir la confianza empresarial sobre la situación económica, identificar las prioridades de los consejos de administración durante los próximos 12 meses, y seleccionar aquellas estrategias emergentes en materia de inversión por las que se reconocerán aquellas empresas que obtengan una ventaja competitiva. Este informe semestral constituye la cuarta edición de una serie que comenzó en noviembre de 2009.

Acerca de Ernst & Young

Ernst & Young es una firma líder mundial en servicios profesionales de auditoría, de asesoramiento fiscal y legal, transacciones y consultoría. Nuestros 141.000 profesionales comparten en todo el mundo una única escala de valores y un firme compromiso con la calidad. Contribuimos a afianzar el potencial de nuestra gente, nuestros clientes y otros grandes colectivos. Ernst & Young marca la diferencia.

Ernst & Young es una organización mundial constituida por firmas miembros de Ernst & Young Global Limited, cada una de las cuales es una entidad legal independiente. Ernst & Young Global Limited, registrada en Reino Unido, es una compañía limitada que no presta servicios a clientes. Para más información, le invitamos a visitar www.ey.com/es