"En tiempos de cambio, el liderazgo, la creatividad y la vocación de progreso son más decisivos que nunca"
27/04/2012
La innovación es un gran potencial que genera prosperidad para las empresas y para la sociedad en la que se integran. El entorno tan complejo en el que nos encontramos no es algo coyuntural sino que permanecerá en el tiempo y exigirá que las empresas se transformen sustancialmente. IBM es un ejemplo de cómo una compañía es capaz de aplicar la creatividad para reinventarse a lo largo del tiempo, una linea estratéjica de la que David Soto, vicepresidente de IBM Global Business Services nos habla en esta entrevista.

Fuente: www.cibersur.com  Fecha:  27.04.2012

En qué momento se encuentra la compañía?

IBM se encuentra inmersa en el desarrollo de su visión estratégica “Planeta inteligente” con la que quiere mejorar y perfeccionar todos los sistemas y procesos de la vida diaria, gracias al uso de las nuevas tecnologías. Bajo este parámetro, quiere ayudar a sus clientes a aprovechar este momento histórico: Las decisiones que se tomen hoy serán decisivas para el futuro de las organizaciones. Tras su lanzamiento hace tres años IBM ha obtenido unos ingresos en 2011 un 47% por encima del año anterior en este área. El objetivo es que en 2015 los ingresos procedentes de los proyectos “Planeta Inteligente” superen los 10.000 millones de dólares. Los ingresos totales de IBM en 2011 fueron de 106.900 millones de dólares, un 7% más comparados con los 99.900 millones de dólares de 2010. Una parte muy importante de los mismos se consiguieron a través de los servicios tecnológicos y de consultoría que ofrece a sus clientes.
¿Cómo está afectando la crisis económica mundial al sector de las TIC?
En tiempos de cambio tan intenso como éstos, el liderazgo, la creatividad y la vocación de progreso son más decisivos que nunca y contienen mayor potencial para generar prosperidad para las empresas y para la sociedad en la que se integran. Este entorno tan complejo no es algo coyuntural sino que permanecerá en el tiempo y exigirá que las empresas se transformen sustancialmente. La complejidad puede ofrecer mayores oportunidades. IBM es un ejemplo de cómo una compañía es capaz de aplicar la creatividad para reinventarse a lo largo del tiempo y de que las etapas de cambio e incertidumbre pueden suponer un salto hacia delante. Es precisamente esa capacidad de reinvención lo que ha permitido que IBM cumpliera en 2011 su primer centenario.
¿Qué os diferencia de la competencia?
La oferta de tecnologías de la información más amplia del mercado (hardware, software, servicios tecnológicos y de consultoría de negocio), el conocimiento industrial de cada uno de los sectores de actividad económica y la inversión en investigación y desarrollo (unos 6.000 millones de dólares anuales). En 2011 IBM registró más de 6.000 patentes (con lo que consigue el record de patentes por 19º año consecutivo) que aportan un valor muy significativo a los productos y servicios de la Compañía para los sectores de distribución, banca, sanidad, transporte y otras industrias. Además, estas innovaciones incluyen novedades tecnológicas necesarias para el lanzamiento de una nueva generación de sistemas más cognitivos e inteligentes y para el desarrollo de la estrategia Planeta más inteligente de IBM. En sus 100 años de vida, IBM ha registrado más de 76.000 patentes y 5 empleados de la Compañía han obtenido un Premio Nobel.
¿De qué proyectos se sienten especialmente satisfechos? ¿Por qué?
En IBM trabajamos en proyectos con empresas de prácticamente todos los sectores económicos. Por ejemplo, estamos participando activamente como el principal socio tecnológico en el proceso de transformación en el que se encuentra inmerso el sector bancario, tal y como lo refleja el centro de soluciones bancarias que hemos montado en Zaragoza, el Smart Banking CITIZ, desde donde mantenemos los sistemas de varias cajas de ahorro españolas. En concreto en Andalucía hemos colaborado estrechamente con Unicaja en la construcción de una nueva arquitectura de terminal financiero para oficinas que mejora la tecnología actual y flexibiliza la construcción y modificación de los procesos de negocio. También hemos ayudado a CAJASOL en varios proyectos de integración, desde la fusión entre Caja El Monte y Caja San Fernando hasta la integración más reciente de Caja Guadalajara, colaborando tanto en la migraciones de datos como en la gestión del proyecto tecnológico.
En el sector de la distribución, en IBM estamos colaborando con El Corte Inglés en un proyecto de implantación de soluciones tecnológicas para aumentar la eficiencia de su cadena de suministro, facilitando nuevas opciones de recogida y entrega de productos a sus clientes. En el área de smarter computing, El Corte Inglés está implantando una solución de cloud privado de IBM y ha migrado sus aplicaciones críticas de negocio a una plataforma mainframe zEnterprise 196. Por otro lado, el fabricante de cava Codorníu ha apostado por nuestro modelo de cloud computing.
Por su parte, las Administraciones Públicas se enfrentan al reto de ofrecer calidad a los ciudadanos pero con menos recursos económicos para hacerlo. La necesidad de eficiencia es mayor que nunca y estamos ayudándolas en la consecución de este objetivo. En la ciudad de Málaga, IBM es una de las empresas que está trabajando en el proyecto de ciudad inteligente que se está llevando a cabo y en 2011 ha participado, entre otras cuestiones, en la construcción del centro de monitorización de los avances del proyecto. En Cataluña, IBM está colaborando en el proceso de transformación y modernización de los sistemas de información de los procesos asistenciales de la red hospitalaria del Institut Català de la Salut (ICS). El proyecto implica un nuevo diseño de la cadena de acciones que son necesarias para ofrecer cuidados clínicos a un paciente, es decir, la reingeniería de los procesos y del sistema organizativo. También en Extremadura, a través del Servicio de Salud, IBM ha colaborado, esta vez en la implantación de la receta electrónica en las 680 farmacias de la comunidad.
En el sector energético, estamos colaborando con las empresas nacionales de Electricidad y de Agua de Malta (Enemalta Corporation y Water Services Corporation) para llevar a cabo el proyecto de transformación del servicio de luz y agua a los ciudadanos, gracias a un acuerdo de cinco años de duración.
Últimamente está muy de moda la llamada “memoria flash”, ¿Qué opina IBM de esta tendencia y cuál será la aportación de la compañía a esta realidad futura?
En IBM contamos para nuestra oferta de productos y servicios con el importante trabajo de nuestros investigadores. El pasado mes de junio un grupo de científicos demostró que la memoria PCM puede almacenar múltiples bits por celda, de manera fiable, por largos periodos de tiempo. Esto supone la posibilidad de desarrollo de una tecnología nueva, más barata, rápida y duradera, que podrá ser utilizada en múltiples dispositivos tanto de consumo como de uso empresarial. Las memorias PCM, que podrían estar disponibles en un periodo de cinco años, pueden escribir y recuperar datos a una velocidad 100 veces mayor que la memoria flash.
¿Cuáles son los planes estratégicos de la compañía a nivel general?
El plan estratégico sigue siendo desarrollar la visión Planeta Inteligente, basándose fundamentalmente en tres pilares. Por un lado, estaría el análisis inteligente. Cada día se genera en el mundo una enorme cantidad de información. Se necesitan herramientas tecnológicas adecuadas para sacar a la superficie todo el conocimiento que se esconde tras estos grandes volúmenes de datos. Las empresas son cada vez más conscientes de esta realidad como se demuestra en un estudio de IBM que afirma que el número de compañías que utiliza business analytics para crear ventajas competitivas ha aumentado en un 57%.
Otro de los pilares sería el Smarter Computing. En 2011, IBM presentó su apuesta por este modelo informático en el que los sistemas se caracterizan por cumplir los siguientes requisitos: capacidad para gestionar grandes volúmenes de datos procedentes de todo tipo de fuentes y formatos, sistemas optimizados, diseñados para responder a las necesidades de gestión de grandes cargas de trabajo y virtualización.
Finalmente, dentro de este nuevo modelo informático, IBM incluye también su oferta en modelo cloud, para lo que la cuenta con seis centros internacionales de prestación de servicios y once laboratorios de investigación. Se trata de un área con un crecimiento previsto de 214.000 millones de dólares en 2020, según la consultora Forrester Research, que se ha convertido en un catalizador para la captación de nuevo negocio, construcción de relaciones más sólidas con los clientes y reducción de los tiempos de comercialización de los productos.
¿Hacia donde se dirige ahora la compañía en España?
IBM inició sus actividades comerciales en España en 1926. Desde sus comienzos, la Compañía se ha consolidado como líder del sector de las Tecnologías de la Información en nuestro país y ha mantenido un fuerte compromiso con el futuro y la innovación tecnológica, dedicando sus esfuerzos a la investigación y al desarrollo de nuevas tecnologías en todos los ámbitos: hardware, software, servicios tecnológicos y de consultoría de negocio.
Los centros de innovación de IBM, donde se ofrecen servicios de alto valor y calidad, proporcionados por profesionales muy bien formados y capacitados, son una pieza clave de la estrategia y en España, cuenta con seis de ellos, uno de ellos en Málaga y el resto en Cáceres, Salamanca, Zaragoza, Orense y Zamudio (Bilbao).
¿Y a nivel andaluz?
El panorama es muy positivo: Málaga, ha sido una de las 33 seleccionadas en todo el mundo para beneficiarse de las ayudas que la Fundación IBM. A través de esta iniciativa, la Compañía proporcionará a Málaga el acceso a sus mejores profesionales y servicios, quienes trabajarán junto a los gestores municipales para definir cómo la ciudad puede acentuar su competitividad y convertirse en un mejor sitio para vivir y trabajar. Esta iniciativa forma parte del Smarter Cities Challenge que pretende fomentar y mejorar los sistemas y procesos urbanos de 100 ciudades del mundo. La aportación total de los servicios y las tecnologías de IBM equivale aproximadamente a 50 millones de dólares y la cantidad estimada que se asigna a cada ciudad es de hasta 400.000 dólares. Este es el segundo de los tres años de duración del Smarter Cities Challenge.