El trabajador debe aprender a no ser tan abierto en las redes sociales de la empresa
13/05/2011
Las empresas se enfrentan a un nuevo marco: las redes sociales y el software colaborativo

Fuente:  www.equiposytalento.com    Fecha:  13.05.2011

Las empresas se enfrentan a un nuevo marco: las redes sociales y el software colaborativo que ya han lanzado, por ejemplo IBM o Yammer. Los defensores de la tecnología dicen que estas nuevas aplicaciones permiten a la plantilla mantenerse en contacto y, aunque su aspecto es similar a Facebook o Twitter, las conversaciones en torno a ellas se suelen limitar a una información más privilegiada.

Según una información recogida hace unos días por Business Week, la firma Gartner señala que ya existen unas 80 empresas que ofrecen estos servicios, ya sea como paquetes de software independientes o con suscripciones online.

David Sacks, director ejecutivo de Yammer (empresa que ofrece software a 100.000 compañías), señala que, entre las ventajas de este software, destaca que `ya no hay que esperar a que alguien te envíe algo. Se puede encontrar por su cuenta´.

Todo este mundo empezó como diversión y ocio y el problema puede surgir ahora cuando los empleados actúen de esta forma dentro de las redes sociales de la empresa. Según Noshir Contractor, profesor de ciencias del comportamiento en la Universidad Northwestern, esta situación podría crear problemas para los empleados que son demasiado abiertos en servicios como Yammer o Salesforce.com. `Cuando uno es un excelente candidato para una promoción, todo lo que dijo el Yammer se utiliza para determinar si está preparado´, opina.

Robert Brownstone, que se encarga de la tecnología y las cuestiones de e-discovery en la firma de abogados Fenwick & West, dice que las redes sociales y herramientas de colaboración ofrecen muchas ventajas, pero advierte que los administradores deben tener cuidado y vigilar lo que se dice.

Por otro lado, la compañía fabricante de gadgets Belkin cree que: `En el futuro vamos a tener un problema, y ​​probablemente va a conducir un cambio de política´. No obstante, Belkin ve la creación de redes sociales como una forma de fomentar el espíritu empresarial y finaliza con una sentencia clara: `Hay que subir al tren´.