El transporte de la ciudad inteligente llega a Colombia
15/10/2012
Medellín, la segunda ciudad más importante de Colombia, comienza su andadura hacia la ciudad inteligente. Sus líneas de metro y bus se conectarán en un gran centro de control para reducir costes

Fuente: http://www.larazon.es 

La multinacional Indra implantará un plan integral para gestionar el tráfico de Medellín, la segunda ciudad más importante de Colombia. El reto es doble, ya que Medellín ha sido galardonada con el premio Internacional de Transporte Sostenible por la Junta de Investigación del Transporte del Consejo Nacional Investigación de EE UU, y recientemente ha sido seleccionada por el Banco Interamericano de Desarrollo como modelo por la implementación de su Sistema Inteligente de Transporte. La propuesta de Indra se basa en la aplicación de sistemas inteligentes para mejorar la movilidad, reducir congestiones de tráfico y costes y guiar a la ciudad en su camino hacia la «Smart City».
 

Por un lado, metro y autobús se gestionarán de manera conjunta: «Podrán planificarse líneas que combinan metro, tranvía, bus de carril exclusivo, bus convencional y cable. Se controlará de manera centralizada y automática cada flota para optimizar el flujo de viajeros», explica José María Arechederra, jefe de programa en el Mercado de Tráfico Vial y Puertos de Indra. Desde 2008, el sistema DaVinci, el mismo que controla en España las líneas de Alta Velocidad, gestiona el metro de la ciudad. A él se unirá un Sistema de Ayuda a la Explotación (SAE) que vigilará y definirá las rutas y estados de la flota de autobuses –más tarde se unirán los tranvías–. «Todo se integrará en el planificador multimodal del que recibirán los horarios, la asignación de las vías e indicaciones de las estaciones intermodales, por ejemplo para que un autobús espere unos segundos para recoger a los viajeros que han llegado en un tren», continúa Arechederra. Todas las tareas como la gestión de emergencias o el tratamiento de alarmas se llevarán a cabo en el mismo centro, minimizando riesgos, costes, la duración de los procesos y la contaminación de un creciente parque automovilístico.
 

La herramienta es resultado de una mezcla de tecnologías que incluyen el GPS, GIS (sistema de información geográfica) y comunicaciones móviles. Todos los autobuses (de los que 20 ya están bajo control de SAE), tienen instalado un sistema de recuento de pasajeros basado en un circuito cerrado de TV para evitar que se superen los aforos. El contrato incluye tecnología para 21 estaciones de Metroplús (transporte masivo de buses rápidos de gas natural) que incluye un sistema de información a viajeros y el control de accesos por torniquetes basados en software Open Civica y en tarjetas inteligentes Civica. El software conecta máquinas expendedoras, canceladoras, validadores de títulos y las intercomunica, independientemente del fabricante: «permite integrar los sistemas de recaudación para penalizar a las operadoras de buses por incumplimiento de recorrido, aplicar tarifas dependiendo de éste, hacer planificaciones de horarios. Open Civica amplía los usos de la tarjeta de pago y será la base para hacer de Medellín una ciudad inteligente», explica Arechederra.
 

El segundo gran pilar del desarrollo de Smart City en Medellín es el Sistema Inteligente de Tráfico (ITS); convivirán la plataforma de gestión de tráfico Hermes; un circuito cerrado de televisión con 48 cámaras repartidas por la ciudad; el gestor de incidentes y la fotodetección de infracciones. Se vigilan nueve cruces de especial densidad obteniendo datos sobre velocidad media y clasificación de vehículos al minuto y se supervisa el estado de los controladores semafóricos. La información se almacena en el Sistema de Gestión de Información que favorece la creación de estadísticasy el diseño de rutas: «Permite poner en actuación los diferentes recursos para atender a una determinada situación del tráfico, con la posibilidad de enviar información a los conductores a través de paneles», termina Arechederra.