Tribuna Accenture: Operadores de cable: entre la TV e internet
03/04/2014
Los operadores de cable están bien posicionados para continuar creando valor en el futuro inmediato ya que cuentan con una red de acceso tecnológicamente superior, una rentabilidad financiera más sólida que sus competidores telco y un modelo establecido de distribución de contenidos. Este positivo mensaje es el que se puede extraer del reciente Cable Congress celebrado en Ámsterdam. Sin embargo, también es cierto que se ven amenazados por el cambio de las preferencias de los consumidores y las disruptivas técnicas de transmisión de vídeo sobre múltiples dispositivos que están alterando las dinámicas de la industria de teledifusión.

 Fuente:  www.cincodias.com

En la intersección de la televisión e internet se encuentra un nuevo tipo de consumidor de contenidos que marca tendencia. Siempre conectado con múltiples dispositivos y provisto de tecnologías que evolucionan vertiginosamente, este nuevo consumidor demanda altas dosis de personalización y un amplio espectro de opciones en los servicios de televisión.

 Estas cualidades –flexibilidad, variedad, personalización y velocidad– solo están al alcance de internet y el ecosistema de tecnologías, herramientas y comunidades que han surgido bajo su paraguas. La nueva generación de over the top (OTT) TV, web TV o televisión sobre internet, es capaz de combinar canales tradicionales, servicios de vídeo bajo demanda y otros servicios avanzados, ofreciendo al usuario una experiencia convergente. Netflix, por ejemplo, supera los 40 millones de suscriptores, por encima de sus competidores y con tasas de crecimiento mayores.

En estas condiciones, los operadores de cable deben redefinir su proposición de valor al cliente y reaccionar adecuadamente ante los competidores –creadores de contenidos, agregadores y proveedores de electrónica de consumo–. Adicionalmente, gigantes tecnológicos como Google, Apple y Amazon han sido capaces de ofrecer al mercado superplataformas capaces de aunar múltiples capacidades digitales. Los operadores de cable están pues casi obligados a ampliar su propuesta de valor y desplegar plataformas similares para, con agilidad y eficiencia en costes, enriquecer su oferta de servicios de televisión.

 Aquellos cableros que tengan la ambición de jugar un rol preponderante en la cadena de valor deben apalancar sus fortalezas en un modelo de plataforma como servicio –PaaS–, que agregue tanto capacidades de red como de la web y que, por un lado, permita a los consumidores acceder a los contenidos que desean ver –cuándo y donde lo deseen– y, por otro, ofrezca a los proveedores de contenidos un rápido acceso a la base de clientes.

 En definitiva, los operadores de cable deben asegurar su posición en el mercado actuando en varias dimensiones de su negocio: retener a sus clientes, persiguiendo la mejor experiencia de cliente sobre las redes más rápidas y fiables; maximizar la monetización de sus redes, mediante la paquetización de servicios over the top de acuerdo con un modelo de negocio rentable, y, por último, posicionarse como líderes de los nuevos servicios del hogar digital