Vass. El marketing social para las marcas europeas funciona
14/09/2012
La compañía de investigación de marketing comScore, nos cuenta algunas de las conclusiones más relevantes del estudio que acaban de realizar sobre el marketing social y su impacto en algunas marcas de Europa.

Fuente:  http://vassdigital.com

Las redes sociales europeas han pasado a ser un factor importante en el modo en el que las personas interactúan y se influyen unas a otras. Este cambio representa una excelente oportunidad para las empresas minoristas ya que pueden encontrar a sus clientes en un entorno social.

Muchas marcas minoristas multinacionales han aprovechado este hecho y han establecido una presencia social con el objetivo de relacionarse con sus clientes y dar forma a sus experiencias, así como de aprovechar la influencia que tienen sobre otras personas a la hora de decidir qué desean adquirir.

El 86% de los 100 principales minoristas electrónicos de Europa han creado páginas de Facebook para sus marcas, sirviéndose del elemento social para producir un impacto en las decisiones de compra de sus clientes.

Para los minoristas, medir este impacto constituye un aspecto clave, no se trata solo de estadísticas como los porcentajes de clics, sino de evaluar el retorno real de la inversión en los medios sociales.

Con el objetivo de demostrar que merece la pena invertir en estos programas sociales, el estudio de Comscore destaca que las empresas necesitan saber si sus campañas de marketing social generan unos resultados satisfactorios para su negocio, es decir, si llegan más allá de los mensajes de la marca, y si sus marcas podrían llegar a aumentar las ventas como consecuencia de los mensajes que se hayan enviado a través del marketing social.

Estas son las conclusiones a las que llegamos tras investigar los puntos clave del valor de los medios sociales:

Los amigos de los fans suponen un público potencial muy importante para las marcas minoristas. Si observamos las 1.000 páginas de marca principales, por cada fan existen 81 amigos de fans a los que se puede llegar. En Francia, la marca La Redoute por ejemplo ha alcanzado los 684.000 fans, pero los amigos de los fans suman los 22,2 millones.

Los amigos de los fans también pueden presentar perfiles demográficos ligeramente distintos a los de los fans de una marca: el 39% de los amigos de los fans de La Redoute ( www.laredoute.es ) son menores de 24 años, pero esta misma franja de edad supone un 29% de sus fans. Si se consigue entender dónde radican las diferencias, las marcas podrán disponer de los recursos necesarios para dirigirse a los usuarios teniendo en cuenta sus datos demográficos y así poder guiarlos hacia sus tiendas físicas o virtuales.

Las marcas minoristas pueden ampliar considerablemente el alcance del contenido de su marca en Facebook.

En Alemania, el alcance del site de Zara Facebook subió de un 1% de usuarios totales de internet hasta alcanzar más de un 12% de fans expuestos a los mensajes de la marca a través de los medios.

Las campañas en Facebook ofrecen un modo de fomentar las compras en tiempo real. En una reciente campaña del famoso portal de ropa online ASOS, la publicidad pagada generó un incremento de un 130% en el comportamiento de compra dentro del sitio web de ASOS durante las cuatro semanas siguientes a la publicación de los anuncios.

Esta comparación se realiza con consumidores que no estuvieron expuestos a la publicidad y que demostraron una afinidad con ASOS similar a la del grupo de prueba, (por ejemplo, visitas al sitio y compras) durante las cuatro semanas anteriores a la campaña publicitaria.