Lobby & Advocacy: Gestión de intereses públicos y privados
03/02/2011

   Según la Encuesta Global a Consejeros Delegados y Alta Dirección 2010 elaborada por IBM, el 70% de los encuestados (1.500 consejeros delegados, directores generales y altos ejecutivos de 60 países), considera que, en los próximos años, asistiremos a un mayor control gubernamental y un creciente peso regulatorio. Esto obliga a las empresas a incorporar como parte de su estrategia la capacidad de influir en las instituciones regulatorias transnacionales, nacionales y regionales.

  Es por ello que en la actualidad, estamos asistiendo a una rápida legitimación de la actividad del lobbying no sólo en Estados Unidos, sino en otros países y principalmente en el Parlamento y la Comisión Europea. Recientemente los países miembros de la OCDE han firmado un documento de legitimación del lobby y establecido unos principios al respecto. Hemos pasado de tener sólo tres países - Estados Unidos, Canadá y Alemania-, con una regulación específica sobre los grupos de presión o interés en el año 2000, a superar la decena de Estados con una regulación específica.

  En España ha habido tres proyectos no de Ley para aprobar una regulación del lobby, y el año pasado se realizó el Primer Congreso de Lobby con una institución pública. El marco constitucional español con la mayoría de competencias transferidas a las comunidades autónomas obliga a las multinacionales a tener una amplia capacidad para gestionar los diversos ámbitos regulatorios.

  El aumento de la actividad de los agentes sociales que intervienen en la opinión pública y en las instituciones públicas (fundaciones, ONGs, think tanks, asociaciones), obliga a los Directivos a conocer su funcionamiento,
su capacidad de influencia y las posibles colaboraciones.
 
   Por todo ello, hemos diseñado este Programa Superior en Lobby&Advocacy, para que nuestros directivos conozcan de primera mano esta cada vez más decisiva actividad, y la puedan aplicar con éxito en sus
organizaciones.