Claves para un correcto Outsourcing
29/09/2009
Muchas de las empresas que deciden externalizar sus servicios tienden a desentenderse de éstos una vez que inician el proceso. Sin embargo, los expertos son enfáticos en decir que hacer outsourcing no significa abandonar una actividad.

Fuente:   www.misfinanzasenlinea.com    Fecha:   29.09.2009

El término "externalización", también conocido por sus siglas inglesas como BPO (business process outsourcing), hace referencia a empresas que subcontratan determinadas tareas.

En principio, esta modalidad permite recortar costes y centrarse únicamente en su actividad principal, pero el acuerdo puede que no sea del todo ideal.

En este sentido, es probable que cada vez sean más los ejecutivos que deban enfrentarse a lo que se denomina "vida más allá del BPO", donde se generan una serie de problemas y retos:

- Exceso de confianza en la experiencia y habilidades del proveedor.

- Los proyectos de outsourcing en otros países adoptan cierto cariz político.

- Problemas relacionados con las operaciones internas.

- Riesgos asociados con tener que trabajar con un socio externo.

- Riesgos estratégicos: Surgen debido a ciertos "comportamientos oportunistas" de la empresa subcontratada, que puede debilitar la competitividad de su cliente.

- Riesgos operativos: Se refieren a problemas que pueden surgir a pesar de que la empresa subcontratada haya hecho lo posible y lo imposible.

Las soluciones

Para evitar estos fallos potenciales, las empresas que han puesto en marcha proyectos de extenalización de procesos deben tener en cuenta los siguientes aspectos:

1. Las empresas-clientes deben conocer con todo detalle cuáles son sus métodos empresariales antes de subcontratar y qué es lo que esperan en el futuro.

2. La redacción de un buen contrato. No sólo especificar qué medidas se utilizarán para determinar las responsabilidades de la empresa proveedora, sino también la utilización de diferentes fórmulas de fijación de precios.

3. El desarrollo de un plan de comunicación similar, y sugiere que las empresas adopten un enfoque "colaborador".

4. También es necesario que los directivos cuenten con habilidades comunicativas.

5. La empresa debe estar bien preparada ante un acuerdo de externalización. Una comunicación transparente con los empleados, es la clave para conseguir que un contrato de externalización de procesos empresariales funcione.