"Ninguna de las grandes está bajando por debajo de ciertos límites en precios"
05/08/2009
Antonio Crespo, el presidente de la Asociación Internacional Profesionales de Outsourcing (IAOP) en España, sabe de lo que habla. Además de máximo responsable del organismo profesional es también director general de Quint Wellington Redwood Iberia, una de las compañías del sector. Por ello conoce bien las diferentes caras del sector.

Fuente: www.siliconnews.es     Fecha: 05.08.2009

"La asociación busca la profesionalización de la práctica del outsourcing", explica, ya que como reconoce "hay relaciones de outsourcing que no llegan a buen puerto". A las empresas  el outsourcing "les gusta", aunque se está haciendo una mala gestión. Según Crespo, se obvian las variables, como los costes ocultos. "Al final la asociación persigue definir un conjunto de mejores prácticas". En dos años han convencido a muchos de los actores del sector."Lo bonito de la asociación es que están clientes, proveedores e intermediarias", explica.

Además, la IAOP se preocupa de los temas de formación asociados al sector, uno de los problemas a los que se enfrentan las empresas de outsourcing.

- ¿Se ha obviado que hay que dar una formación más específica asociada a este mercado?

Indiscutiblemente sí, es más... Estoy plenamente convencido de que dentro de cinco años vamos a tener asignaturas específicas de outsourcing y en muy distintas disciplinas, porque aplica a todo. El outsourcing está empezando a calar.

El outsourcing está empezando a calar como uno de los exponentes de la industria TIC, pero a pesar de esta condición de recién llegado no escapa a los problemas generales. Los precios de consultoría y servicios han caído un 1,5%, según el INE.

- ¿Desde el sector se ve realmente esta corrección?

Estoy plenamente convencido de que la consultoría se está viendo plenamente afectada por la crisis, desde el punto de vista de los precios, no tanto desde el punto de la actividad. Prácticamente no hay mercado que no vea afectados sus precios como consecuencia de la crisis. Lo queramos o no lo queramos, todos estamos en modelo de constricción de presupuestos, con lo cual eso fuerza automáticamente una bajada de los precios.

Lo que sería más preocupante, desde mi punto de vista, es que no hubiese actividad. Y ahí está la diferencia entre nuestro sector y otros sectores. En la crisis anterior (las puntocom) sí se vio una caída en la consultoría TI en las empresas. En este caso seguimos viendo muchísima actividad.Con independencia de que los precios se estén ajustando (y aquí Crespo habla de una corrección a la baja de entre el 10 y el 15%), los índices de actividad son similares o incluso superiores a los que se veían anteriormente.

Luego también, hay muchas veces que metemos dentro del mismo saco la consultoría y el outsourcing, que son proyectos distintos. La consultoría si se ve más afectada por la coyuntura económica. El outsourcing no se ve tan afectado, porque al final son contratos que dependerán de los períodos de renovación.

- No sé si consideráis que estáis mejor posicionados que otros sectores por el boom de los últimos años...

Partimos de una situación de relativa inmadurez del mercado de la consultoría en España, en comparación con los países del norte de Europa que invierten dos veces más en esta actividad. A la consultoría en España todavía le queda un largo camino a recorrer, lo que me lleva a decirte que sí, que la consultoría en los tiempos que corren, puede tener un camino muy largo por recorrer.

La consultoría que se ha hecho hasta la fecha ha sido una consultoría muy tecnológica. Nosotros, por ejemplo, hacemos una consultoría más de gestión tecnológica: como racionalizarlo, como estructurarlo y buscar mejoras...Son factores más de gestión, más de un buen gobierno, algo en lo que en España no se ha puesto foco y es ahora como consecuencia de la crisis cuando todos los aspectos de buen gobierno tienen más importancia.

- Entonces, forzándolo ligeramente, podríamos decir que la crisis puede ser una oportunidad...

Toda crisis es una oportunidad, pero en este sector es más una necesidad. Piensa que nosotros entramos cuando hay una reestructuración en la gestión de un departamento de informática.  Es el momento en el que nos está tocando vivir. Esa frase tan manida  de que 'estamos viviendo sobre el cambio de rol de los departamentos de TI', es algo que llevamos oyendo largo tiempo. Como tienen que cambiar ese rol y como tienen que dejar de ser tan tecnólogos y tienen que convertirse en más gestores para aliniar mejor el negocio.

Yo tengo una teoría. Las personas no cambiamos por que sí, siempre cambiamos por factores exógenos, no porque tengamos la voluntad de cambiar. Ese factor externo es la coyuntura que estamos viviendo. Cuando tienes que reducir tu presupuesto, o la compañía te fuerza a un ERE y a plantearte como estás organizado, es cuando tienes que ser creativo y buscar nuevos modelos. Ahí es donde entramos nosotros, a buscar una mayor eficiencia.

-La crisis también podría ser una oportunida para reorganizar el sector, como  nos contaba el consejero delegado de Tecnocom (ver aquí). ¿Cree que la coyuntura va a acabar con las pequeñas?

Yo no lo veo como un tema articulado al tamaño, es una opinión particular. Es un tema vinculado realmente al valor que ofrece una compañía al mercado. Hay compañías de tamaño pequeño que en su posicionamiento tiene muy claro cuál es su valor y no creo que se vean perjudicadas por esta crisis. Supongo que lo pasarán mal, como supone la coyuntura, pero no creo que signifique su desaparición.

Al final esta crisis fuerza a las empresas a centrarse en su corazón, que es la estrategia que están siguiendo esta estrategia y serán las que puedan sobrevivir. Una empresa pequeña no tiene porque fracasar ante la crisis, porque tiene el mismo problema que una grande que es justificar su valor.
Te puedo poner un ejemplo muy real y que está afectando al sector :a fecha de hoy hay muchos proveedores de servicios hacen bodyshopping. 'Te pongo una persona que te va ayudar en lo que necesites'. Ese planteamiento ya no vale desde el punto de vista de la empresa proveedora, porque el cliente lo que busca es una diferenciación. En un momento como el que corre no puedes ser competitivo, porque tu competencia radique en que en vez poner un 20% a los costes salariales de esa persona le pongas un 18 o un 17. Entrar en esa batalla no conduce a nada para nadie.

-Pero... ¿podemos ver que el sector sí está entrando en esa batalla? Desde los sindicatos se están quejando de que las condiciones de las consultoras si están cayendo muchísimo, recientemente hemos visto casos concretos.

Indiscutiblemente puede ser algo que suceda. No lo conozco al detalle, pero puede ser.

- Es una estrategia errónea...

Claro, claro. Al  hilo de lo que te decía antes, la estrategia de una compañía debe ser el de definir un servicio a sus clientes. Lo que tengo que hacer no es ponerte esas personas en modalidad bodyshopping, sino el ofrecer un servicio y definir el servicio que yo como proveedor te estoy prestando a ti como cliente, variabilizar incluso mi servicio.

Es beneficiarse de la coyuntura, pan para hoy hambre para mañana, para que luego al final lo único que están haciendo es tirar piedras a su propio tejado. Esta gente se va a sentir explotada y cuando tengan oportunidades de moverse se van a mover. Lo que han ganado en el corto plazo lo perderán a medio por una alta rotación de personal.

- Leía recientemente en la prensa económica que el sector está controlando mucho el tirar precios. ¿Lo véis realmente desde la asociación?

Los límites racionales siempre están. Ninguna de las grandes está bajando por debajo de ciertos límites. La oferta y la demanda se regulan solas y el cliente no es tonto. El cliente sabe que no puede tirar los precios por debajo de cierto nivel, porque al final se va a encontrar con una calidad de servicio pésima.

Sinceramente, no me consta que se estén tirando los precios al suelo ni muchísimo menos.