Ventajas de trabajar unidos TI y Outsourcing
03/11/2009
Cuando las Organizaciones establecen o comienzan a negociar un contrato de servicios de Outsourcing de TI se pueden enfrentar a distintos planteamientos: el proveedor ya tiene implantadas las prácticas de ITIL®, o propone entregar los servicios de acuerdo a ITIL®, u ofrece implantarlas en paralelo para cumplir con ellas. En cualquier caso, la organización cliente suele asumir que ellos, al contratar al Outsourcer, entregarán “automáticamente” los servicios de TI de acuerdo a la visión que ofrecen las mejores prácticas de ITIL/ITSM.

Fuente:  www.exonline.com.mx    Fecha:  03.11.2009

Dar por hecho esta situación puede provocar que las expectativas de la Alta Gerencia sean diferentes a las características del servicio que ofrece el proveedor o si el cliente acepta la implantación de las mejores prácticas en paralelo, confía que ya no será necesario un esfuerzo en este sentido de su parte y lo transfiere al Outsourcer; de cualquier manera, se generan diferentes expectativas entre lo que se deberá realizar y las responsabilidades de cada uno.

Es importante que la organización de TI de la organización tenga implantadas mejores prácticas para la gestión de los servicios de TI, como las de ITIL®, o bien, que tenga definida una estrategia de implementación de mejores prácticas de acuerdo a los requerimientos del negocio, para que en el momento que se tome la decisión de realizar un cambio de la Organización de TI a un proveedor de Outsourcing, el contrato vaya alineado a los requerimientos de negocio, y que incluya la especificación de las métricas con las que se va a evaluar el servicio entregado.
Si la organización Cliente ya cuenta con la provisión de servicios de TI a través de un proveedor de Outsourcing, seguramente en el contrato tendrá definidos algunos Acuerdos de Nivel de Servicio (SLAs, Service Level Agreements) establecidos con base en el servicio inicial contratado.

En esos casos, la organización puede apoyarse en ITIL® para mejorar la provisión de sus servicios, obteniendo como ventajas la mejora de sus procesos, la redefinición de roles y responsabilidades para cada una de las partes, generar esquemas de mayor productividad o eficacia, entre otras.


Es recomendable que, en cualquier caso, la organización establezca una estructura que apoye la gobernabilidad del Outsourcing integrándola con sus propias áreas para que al ejecutar las mejores prácticas implantadas sean un equipo exitoso.


La adopción de mejores prácticas para la gestión de los servicios de TI implica aplicarlas también para administrar las relaciones con los proveedores de outsourcing, esto permitirá que la provisión de servicios de TI se lleve a cabo asegurando que se entrega valor al negocio, no olvidemos que esa es una de las primeras razones para tomar la decisión de enviar las operaciones de TI hacia un Outsourcing.


Y si usted cuenta con servicios de TI en outsourcing en su organización, ¿qué tan satisfecha se encuentra su organización con ellos? Y ¿qué ha causado ese nivel de satisfacción?