Cosas que no puedes dejar de hacer si quieres cuidar tu privacidad en las redes sociales e Internet
17/05/2013
La red social Tuenti y el Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (INTECO), sociedad dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo a través de la Secretaría de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información (SETSI), han lanzado, con motivo del día de Internet que se celebra mañana, una serie de consejos sobre la privacidad y seguridad en las redes sociales aplicables también a Internet en general.

Fuente:  www.rrhhpress.com

Lee las políticas de uso y privacidad de los diferentes servicios antes de utilizarlos, y asegúrate de comprenderlas.

- Configura las opciones de privacidad de tu perfil en redes sociales de manera adecuada. Ten en cuenta que solamente tú puedes establecer qué es "adecuado", y para ello puedes considerar qué quieres compartir, con quién quieres compartirlo y a través de qué canales.

- Utiliza cada red social para el fin para el que fue diseñada. Por ejemplo, Tuenti, al igual que otras redes sociales, está pensada para hablar con tus amigos, por lo que en este caso el consejo sería que tengas en tu lista de amigos únicamente a amigos de verdad.

- Hay cierta información que es mejor que no compartas en ningún caso a través de redes sociales para evitar que nadie la utilice en tu contra. La dirección de casa, cuándo, dónde y con quién te vas de vacaciones o cuáles son tus contraseñas de acceso a un servicio son claros ejemplos de lo que no se debería publicar nunca en un muro o timeline.

- Tan importante como proteger tu privacidad es respetar la de los demás. No publiques datos de terceras personas sin su consentimiento. Recuerda: la seguridad y privacidad de Internet también dependen de ti.

- Utiliza contraseñas robustas y seguras para que no te suplanten. Para ello, te recomendamos que estén compuestas por ocho caracteres o más y contengan tanto letras como números, mayúsculas y minúsculas. Modifica tu contraseña regularmente y en ningún caso la compartas.

- Toma conciencia de tu reputación online. Valora la relevancia que puede tener ahora y en un futuro la información que publicas, ya que te acompañará toda tu vida.

- Además de ser consciente de tu reputación digital, ¿por qué no hacer un seguimiento periódico? Busca tu nombre en Google, practica el egosurfing o haz una búsqueda vanidosa. En definitiva, introduce tu nombre entrecomillado en el buscador que utilices, y permanece atento a las páginas en las que estás.

- Si crees que un determinado proveedor está ofreciendo indebidamente información sobre ti, ejerce tus derechos de acceso, rectificación, cancelación u oposición (ARCO) al tratamiento y solicita en su caso su retirada previo bloqueo de la misma.