Las empresas cotizadas de EEUU podrán publicar información en las redes sociales siempre que se advierta a los inversores
03/04/2013
La Securities and Exchange Comisión (SEC), equivalente en Estados Unidos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) española, ha emitido un informe en el que se aclara que las empresas pueden utilizar las redes sociales, como Facebook y Twitter, para dar a conocer información clave, de acuerdo con la normativa sobre información transparente, siempre que se advierta a los inversores de que se utilizarán estos medios para difundir información relevante.

Fuente:   http://www.rrhhpress.com 

La SEC ha confirmado que la normativa sobre información transparente es de aplicación tanto a las redes sociales como a otros medios de comunicación emergentes, al igual que se aplica a las páginas web corporativas. En este sentido, este organismo aclaró en 2008 que los sitios web de las compañías podían ser utilizados para difundir información relevante siempre que se alertara a los inversores de esta circunstancia.

La SEC asegura en su informe de hoy que las comunicaciones realizadas a través de las redes sociales pueden constituir informaciones selectivas, sujetas a un cuidadoso análisis en base a la normativa sobre información transparente.

Según George Canellos, directivo de la SEC, “un grupo de accionistas no puede ser capaz de saltarse a otros inversores simplemente por que la compañía está difundiendo información de manera selectiva”. Por ello, “las redes sociales son métodos perfectamente adecuados para la comunicación con los inversores, pero no si el acceso está restringido o si los inversores no saben que es allí donde deben acudir para obtener las últimas noticias", añade Canellos.

Este informe sobre comunicaciones en redes sociales tiene su origen en la publicación de información sobre la compañía Netflix en Facebook por parte de su consejero delegado, Reed Hastings, que incrementó el valor de las acciones al día siguiente. El directivo utilizó la red social para difundir información en vez de hacerlo a través de una nota de prensa o un formulario oficial, y ni siquiera una nota posterior a los medios incluía dicha información relevante.

Ni la empresa ni el directivo alertaron a los inversores de que el muro de Hastings en Facebook podría ser utilizado con este fin informativo. Pese a ello, la SEC no inició acciones contra Hastings o Netflix, reconociendo la existencia de una incertidumbre sobre la aplicación de la normativa de información transparente a las redes sociales.