Obama habló de economía en Twitter
08/07/2011
Obama respondió preguntas que recibió de los usuarios de Twitter y ante una audiencia de casi 200 invitados presentes en la Casa Blanca para el evento. El presidente de EU aboga por una reforma migratoria

Fuente:  www.eluniversal.com.mx   Fecha:  08.07.2011

El presidente estadounidense Barack Obama trasladó ayer a la red social el debate electoral con su “tertulia” en Twitter, en la que dio una muestra del difícil pulso que libra con el liderazgo republicano para aumentar el techo de la deuda pública, al tiempo que se apuesta por un aumento de los impuestos a los más ricos y poderosos.

“El techo de la deuda no debe ser usado como un arma en la cabeza de los ciudadanos, mientras se obtienen a cambio exenciones fiscales para dueños de jets corporativos o para compañías de gas y petróleo que siguen haciendo miles de millones de dólares en ganancias gracias al elevado precio de la gasolina”, dijo Obama, al arremeter así contra quienes, desde el Partido Republicano, se niegan a pactar un aumento del techo de la deuda a cambio de poner fin a las vacaciones fiscales de los más ricos.

Obama respondió preguntas que recibió de los usuarios de Twitter y ante una audiencia de casi 200 invitados presentes en la Casa Blanca para el evento.

“Conozco Twitter, se supone que debo ser breve”, dijo, reconociendo sus problemas para dar respuestas concisas. Uno de los tuits que contestó fue el enviado por el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, John Boehner, quien le preguntó por los empleos que ha prometido desde el inicio de su presidencia.

De buen ánimo, Obama bromeó: “Antes que nada, es obvio que John debe trabajar en sus habilidades de tipeo”. Luego, reconoció que recuperar los 8 millones de puestos de trabajo destruidos durante la recesión no ha sido ni será tarea fácil.

En otra parte de su intervención, Obama insistió en la necesidad de impulsar un proyecto de reforma migratoria. “Tenemos un sistema migratorio que está roto, donde hay demasiadas personas quebrantando la ley, pero también con unas leyes que hacen demasiado difícil para personas talentosas contribuir y ser parte de nuestra sociedad, de un país como el nuestro que desde siempre ha sido una nación de inmigrantes”, aseguró Obama, sin ir más allá del terreno de las promesas.

Durante el diálogo, que duró poco más de una hora, el presidente abordó el espinoso asunto de la guerra contra las drogas, un debate que cada vez cuenta con un mayor número de adeptos a favor de la legalización.

“Lo más importante es seguir invirtiendo en prevención y en reducir la demanda. Creo que es lo mejor que podemos hacer en términos de costo-beneficio”, dijo Obama al enfatizar que, al margen de esta estrategia, Estados Unidos tiene que seguir persiguiendo a los cárteles de la droga y hacer respetar y cumplir sus leyes prohibicionistas.