#Políticos en redes sociales ¿cerca o lejos? ¿cambiarían algo las listas abiertas?
28/06/2011
¿Emisor o receptor? Patxi López lo 'tuitea' todo, Pajín nada y Aguirre parece ser la de mayor influjo. ¿Esperan algo de la gente? ¿Qué demanda la sociedad?

Fuente: www.hazteoir.org   Fecha:  28.06.2011

El fenómeno de Twitter y las redes sociales cada vez está más en auge. Así, en los últimos seis meses los políticos españoles se están ‘subiendo al carro’, concretamente de Twitter ¿Es bueno, útil, práctico que los políticos utilicen Twitter y redes sociales? En principio sí ¿Llegan realmente los políticos? ¿Qué les interesa más? ¿Emitir o recibir propuestas? ¿Si hubiera listas abiertas sería de otro modo? ¿Qué peligros encierra?

Recientemente Noticias HO relató el caso de un senador por Nueva York que consultaba qué debía votar con sus seguidores. Y se planteaba el debate: ¿Podrían nuestros representantes 'asesorarse' vía twitter? ¿Les sancionaría su partido? ¿tienen vía libre? ¿Hasta qué punto votará este senador según su criterio o según el de sus seguidores? ¿Pueden caer en el peligro de buscar a toda costa la notoriedad? 

Algunos parece que van entendiendo 'parte' de las claves de la comunicación, no se sabe bien si asumen su papel como meros emisores y que quien les lea, asuman un papel pasivo, de mero receptor, o si cabe la esperanza algún día de llegar a un intercambio político, democrático, abierto y real. Se entiende que un político, como cualquier trabajador, no debería disponer de mucho tiempo para las redes sociales, salvo que con discipina las integre en su quehacer cotidiano.

¿Qué demanda la sociedad?

En el espectro político hay de todo. Así, una Soraya Sáenz de Santamaría se delata como una mujer eficaz, pero muy ocupada. Rellena su facebook, y luego desde el Twitter, simplemente envía el enlace de lo que ha escrito o colgado en su página de Facebook. Eficaz, sí, pero fría y distante de sus seguidores también.

Fenómenos

Un auténtico fenómeno es de Yolanda Barcina, presidenta de Navarra, quién sí utiliza Facebook más o menos con asiduidad, tiene un blog personal, donde siempre ante los blogs el usuario piensa que efectivamente quien está tras la tecla es el político de verdad, pero nunca se sabe a ciencia cierta. ¿Y el Twitter de Yolanda Barcina? Algo sin precedentes. Lo tiene abierto, no ha escrito nada y su cuenta de seguidores va en aumento. HO ha podido comprobar que en las últimas semanas ha subido de poco más de 400 a 604 seguidores.

La presidente Barcina denota buena voluntad, pero que debe tener más de 40 frentes abiertos y como vulgarmente se dice ‘no da pa más’.

Otro fenómeno es Trinidad Jiménez, (o TJ que así firma) la ministra de Exteriores y Cooperación. Propiamente carece de cuenta personal en twitter. Sí aparece un sui géneris típico de campaña electoral ‘Trini puede’, cuyo último twitt es del 4 de octubre de 2010. Ni siquiera envió notas de agradecimiento a sus votantes al perder las elecciones del partido con Tomás Gómez.

¿Qué puede denotar la ministra a diferencia de las anteriores? Mucha sonrisa, inconstancia, un equipo asesor francamente incompetente y quizá que, una vez echa ministra, el vulgo le queda lejos, o mejor dicho, ya no necesita ni seguidores, ni dar a conocer nada que para eso está el departamento de comunicación del ministerio.

El caso de Ruíz Gallardón, pudiera resultar paradigma de la realidad política española. Meros ejecutores que transmiten ideas, proyectos, resoluciones, cuentan en qué inauguración están y poco más.

Denota que tiene un buen enanito currante al día con la agenda del Alcalde de Madrid, que cuenta con un buen portátil, Ipod, Ipad, Blackberry o lo último del mercado para informar fríamente de las andanzas, dichos y pensamientos del político. Pero ningún mensaje de intercambio o consulta de parecer a los escasos 2.786 seguidores con los que cuenta actualmente.

Según parece el presidente de la comunidad autónoma vasca, Patxi López se lleva la palma en el buen hacer, uso y disfrute del Twitter. El diario Las Provincias en un artículo publicado recientemente narra: “manda el lehendakari Patxi López, con 114.424 seguidores y un don especial para la fotografía. La imagen que tomó de Zapatero abandonando la sala del comité federal de finales de mayo en el que se convocaban las primarias pasará a la historia de las redes sociales por retratar en directo la pérdida de poder de un presidente”.