La red social corporativa debe mejorar la repercusión interna y externa de la marca
18/12/2012
La Red Social Corporativa se ha convertido en sinónimo de la incorporación de plataformas 2.0 en el interior de la organización para crear espacios destinados a compartir información y gestionar el conocimiento interno de la empresa. Bien es cierto que este es un nuevo ámbito de actuación empresarial, no obstante, se queda corto, muy corto. “Cuando hablamos de Red Social Corporativa deberíamos hablar de cómo la utilización de las redes sociales, pueden ayudar a mejorar los procesos internos pero también la repercusión externa que puede tener para la marca”, según Alex Cabré y Guillermo Martorell, fundadores de WINC.

Fuente:  http://www.equiposytalento.com 

Si reflexionamos, nos daremos cuenta de que, hoy en día, un empleado tiene en sus manos un conjunto de poderosas herramientas de comunicación que pueden resultar perversas para los intereses de la marca. Son las conocidas plataformas 2.0 como Facebook, Twitter, Pinterest, entre itras. “Si además, incorporamos estas herramientas en el interior de la organización y las personas las utilizan, nos puede ocurrir lo mismo: se pueden convertir en armas de doble filo”, aseguran en su blog.

En realidad lo más importante es promover la cultura 2.0 en la organización y luego, orientar a todas las personas en la utilización de las herramientas que propone la Red Social Corporativa. “Tenemos que pasar de cultura de la información jerárquica y en cascada a la cultura de la comunicación transversal y bidireccional: asunto nada fácil pues supone incidir directamente en la cultura empresarial vigente en el 99% de las empresas actuales”.

Veamos desde el punto de vista de InBranding (el motivo del blog) cuales serían los puntos clave en los que la implementación de La Red Social Corporativa pude ayudar a impulsar una marca:

Para la Red Social Corporativa interna

• Eficiencia en la gestión de la información corporativa pues se eliminan muchos comunicados empresariales que no hacen más que llenarnos la bandeja en horas de trabajo

• Gestión del talento. Si conseguimos que las personas aprendan a colaborar y a compartir el conocimiento conseguiremos tener una empresa más talentosa en su conjunto y al final eso repercute en el valor de la marca.

• Divulgación de la cultura empresarial. Si somos capaces de poner inputs y contenidos de la cultura empresarial en el circuito abierto de comunicación, conseguiremos impulsar la cultura empresarial de forma libre y natural.

Para la Red Social Corporativa Externa

• Impulsar la marca hacia el exterior. Si conseguimos que todas las personas que trabajan en la empresa entiendan y quieran, libremente, potenciar los mensajes de la marca a través de las Redes Sociales Externas (Facebook, Twitter, Pinterest; etc) daremos un paso de gigante en la comunicación de la marca.

• Promover iniciativas empresariales positivas. Conseguir que las personas que trabajamos en las empresas queramos irradiar en nuestro circulo de familiares y amigos iniciativas empresariales como las que se hacen desde los programas de RSC (Responsabilidad Social Corporativa), que demasiadas veces se hacen eco a través de la prensa cuando son los empleados de la empresa quienes deberían ser los principales protagonistas de la difusión.