Redes sociales y cloud computing son claves para las microempresas españolas por su falta de capacidad para invertir en TIC
29/04/2013
La coyuntura económica está impactando en la capacidad inversora de las pequeñas empresas españolas, provocando que sus inversiones, de las que esperan y necesitan percibir un retorno inmediato, no se dirijan a las tecnologías de la información y las comunicaciones (TIC) y se realicen sobre otras áreas del negocio.

Fuente:  http://www.rrhhpress.com 

Así se desprende del Informe ePyme 2012, que acaba de ser presentado y que analiza la brecha digital relacionada con el tamaño de la empresa, poniendo de manifiesto que las diferencias se agudizan cuanto más avanzadas son las herramientas TIC.

Según este informe, aunque la percepción de que las TIC son críticas en el nuevo escenario económico es común a todos los sectores, la financiación y la capacitación de los empleados de las microempresas representan un obstáculo a su implantación en este segmento empresarial.

En esta situación, las tecnologías cloud computing representan una oportunidad muy relevante, al permitir el acceso a servicios tecnológicos avanzados con un coste reducido y asumible.

Respecto a la capacitación de los profesionales, el informe recomienda impulsar su formación en TIC para que apoye el avance tecnológico, tanto desde las administraciones públicas como desde los propios proveedores de soluciones.

Asimismo, también se recomienda incidir en el papel de la eAdministración como acelerador de la incorporación de tecnología por parte de las empresas, que ya empiezan a valorar sus ventajas.

Las redes sociales también representan, según ePyme 2012, una oportunidad, ya que constituyen una herramienta valiosa para recopilar la opinión de los usuarios, realizar análisis de la competencia y construir y gestionar la reputación online de las empresas.

Del mismo modo, la elevada penetración de dispositivos móviles avanzados y la adaptación de los sistemas y servicios de gestión empresarial a estos nuevos soportes han abierto nuevas oportunidades para las empresas, permitiéndoles trabajar con mayor flexibilidad, ofrecer mejor servicio a sus clientes y favorecer su internacionalización.