Las redes sociales cobran una importancia creciente para reclutar candidatos
11/07/2012
El 71% de las empresas valora que una persona sea activa en redes sociales, aunque sólo el 14% tiene en cuenta estos perfiles a la hora de contratar, según un estudio de Infoempleo y Adecco.

Fuente:  http://www.computing.es  Fecha: 11.07.2012

Una vez más, Infoempleo y Adecco se han unido en esta ocasión para elaborar un primer informe sobre ‘Redes sociales y el mercado de trabajo en España’, cuyo principal objetivo es “ayudar a comprender este nuevo modelo de relación entre reclutadores, candidatos y herramientas o soportes”, según explica Francisco Muñoz, director general de Infoempleo.com. Para el responsable, desde el portal prefieren “entender las redes sociales como oportunidades” y no como competencia, puesto que “además de ser un portal de búsqueda de empleo también contamos con una tecnología única que facilita los procesos de selección”.

Los resultados del informe apuntan a que los portales de empleo siguen siendo la principal vía para la búsqueda de candidatos, y las redes sociales actúan como un complemento. Así lo explica Cristina Morales, directora de Consultoría de Adecco Professional, quien añade que su principal ventaja radica en que “permitencontactar con candidatos que están o no buscando empleo, ampliando de esta manera el espacio de búsqueda del candidato”.

De esta manera, el 50% de los candidatos reconoce haber buscado empleo en redes sociales, y de ese porcentaje, el 45% afirma haber sido contratado a través de este medio. Las redes preferidas son FaceBook y LinkedIn, pero a pesar de su extendido uso, las empresas no tienen una clara estrategia. Sólo el 20% de ellas reconoce destinar parte de su presupuesto a reclutamiento a través de estos canales, a pesar de que el 71% valoran que un candidato sea activo, aunque sólo el 14% las tiene en cuenta a la hora de contratar.

La reputación online también ha sido una de las líneas de investigación objeto del estudio, ya que, efectivamente, uno de los aspectos que más preocupa a los candidatos es saber si las empresas les “investigan” siguiendo su huella digital. Y, ciertamente, el 80% de los responsables de selección han reconocido que han consultado la actividad de los candidatos, pero, como ya se ha explicado anteriormente, tan sólo el 14% lo ha tenido en cuenta.

El futuro pasará por seguir usando los portales de empleo, que no desaparecerán. Los contactos, como siempre, seguirán siendo fundamentales, junto con las promociones internas. Pero es indudable que las redes sociales seguirán teniendo cada vez más protagonismo.