Las redes sociales corporativas sirven para medir las aportaciones de los trabajadores a sus empresas.
05/03/2012
Según explica Juan Manuel Rodríguez, Responsable de de Social Media de Zyncro Tech, “todos desempeñamos un rol dentro de un equipo humano, y, en el fondo, sentimos una sana curiosidad por saber qué papel tenemos dentro del conjunto de la empresa, quiénes son vistos como líderes, quién se relaciona más con los demás miembros de la organización, etc”.

Fuente: http://www.rrhhpress.com  Fecha: 5.3.2012

Según explica Juan Manuel Rodríguez, Responsable de de Social Media de Zyncro Tech, “todos desempeñamos un rol dentro de un equipo humano, y, en el fondo, sentimos una sana curiosidad por saber qué papel tenemos dentro del conjunto de la empresa, quiénes son vistos como líderes, quién se relaciona más con los demás miembros de la organización, etc”.

En este contexto, para Rodríguez es “realmente interesante poder valorar la aportación de conocimiento, participación, implicación y gestión activa de un trabajador dentro de la organización, pero, a menudo, resulta una tarea compleja y difícilmente cuantificable”.

La evolución de la tecnología 2.0 y su adaptación al mundo empresarial por medio de la implementación de las redes sociales corporativas, como Zyncro, permite ahora disponer de un lugar centralizado y en la nube, seguro y privado, donde se almacena todo el conocimiento de la empresa.

Zyncro ha desarrollado el primer sistema para valorar la aportación de un trabajador a la empresa en función de su interacción con el resto de trabajadores y las acciones que realiza con la documentación corporativa. Este sistema, completamente integrado en su solución, se denomina el ‘Panel de Estadísticas Personales’.

Esta nueva funcionalidad permite cuantificar para cada usuario de la red social corporativa Zyncro una serie de parámetros relacionados con su liderazgo, su aportación al conocimiento de la empresa, y el tamaño de su red activa de contactos.

El grado de liderazgo de un empleado se calcula siguiendo el modelo de los principales índices de influencia en redes sociales, como Klout, PeerIndex o Grader, teniendo en cuenta las interacciones que realiza y recibe de sus compañeros y clasificándose en un rango de 5 grados, desde ‘Seguidor’ hasta ‘Líder’.

Para medir la aportación al conocimiento de la empresa se tiene en cuenta el número de documentos que cada persona genera, así como la actividad del resto de compañeros sobre esos documentos.

De forma análoga, es posible calcular también el tamaño de la red activa de contactos de cada empleado teniendo en cuenta las interacciones reales que tiene en el día a día, en forma de comentarios, ‘me gusta’, etc., con el resto de miembros de la comunidad.

Ello permite detectar, por ejemplo, si un directivo tiene una red activa demasiado pequeña en comparación con el tamaño de su equipo de colaboradores o si un especialista está excediéndose en las interacciones con sus compañeros más allá de lo debido o esperable.

Estos índices, más allá de ser una mera cifra, permiten que cada miembro de la organización visualice claramente su rol dentro de ella, y, de esta forma, se sienta motivado a aumentar su influencia dentro del colectivo.

Desde los departamentos de Recursos Humanos también es posible ahora, con esta herramienta, diseñar programas de remuneración que tengan en cuenta la participación y contribución a la empresa de cada trabajador.