Las redes sociales crean adicción y pueden representar un problema de salud pública, sobre todo Facebook
10/01/2012
Las consultas médicas cada día se llenan más de ‘ciberdrogodependientes’. Y es que, aunque la Organización Mundial de la Salud aún no ha catalogado la adicción al mundo digital como una enfermedad, según Juan Merodio, especialista español en Web 2.0, marketing online y redes sociales, la adicción a la Red puede convertirse en un problema de salud pública.

Fuente:  http://www.rrhhpress.com  Fecha: 10.1.2012

“El número de personas que se enganchan a las nuevas tecnologías sube como la espuma. Un reciente estudio ha revelado que en China un 42% de los internautas entona el mea culpa de su adicción a la Red, o que un 18% de los estadounidenses no puede vivir sin estar conectado una media de seis horas al día”, asegura Merodio.

“Es más, en países como Argentina existe el grupo denominado ‘Viudas de Internet’, en el que cientos de mujeres se reúnen para hacer terapia, consolarse y hablar de cómo su relación peligra o ha concluido ya que sus novios o maridos prefieren pasar horas y horas conectados a la Red a estar con ellas”.

¿Y qué ocurre en España? Merodio tiene claro que es imposible no vernos afectados por esta tendencia. “Un 15% de la población es adicta tanto a la Red como a su contenido, y, según estiman las previsiones, cada año esta cifra crecerá un 2%. De hecho es conocido el caso del Hospital Universitario catalán de Bellvitge, donde entre un 9% y un 12% del total de los pacientes que acude a la Unidad del Juego Patológico es tratado por este problema”, afirma este experto.

Además Juan Merodio apunta al caso concreto de las redes sociales y del enganche en determinadas personas. “En cualquiera de los casos se trata de adictos que han perdido el control en el uso de ordenador o teléfono móvil, y afecta a su vida personal de manera negativa. Hablamos de individuos que llegan a pasar más tiempo en una vida virtual que en la real”.

Por otro lado, y aunque para Merodio no hay diferencias entre un adicto a Twitter y otro a Facebook, ya que “simplemente son canales diferentes y el problema no está en la red social o en Internet, sino en la mente del usuario”, considera que la red creada por Mark Zuckerberg es más adictiva. En este sentido, Facebook “permite una mayor interactuación con otras personas, y, por lo tanto, que resulte más interesante pasar más tiempo en ella”.

En cualquier caso, Juan Merodio considera que la mejor medicina para evitar esta nueva enfermedad solo es una: la educación. “El factor educación en el uso de las redes, sobre todo en los más jóvenes, es la única manera de prevenir o frenar este problema”, concluye.