Las redes sociales se integran en la gestión del talento para potenciar su desarrollo
14/06/2011
Flexibilidad, ajuste de oferta y demanda y optimización de costes, ventajas de las herramientas 2.0

Fuente:  www.equiposytalento.com    Fecha:  14.06.2011

Cezanne Software Ibérica afirma que las redes sociales deberán integrarse en la gestión del talento, para facilitar, no sólo el reclutamiento de candidatos, sino para potenciar el desarrollo del talento dentro de las organizaciones.

Papel destacado de las redes sociales dentro de las estrategias globales
Lo que nació en principio como una herramienta de comunicación más bien utilizada por jóvenes y adolescentes para intercambiar información sobre diversos temas, se ha convertido con el paso del tiempo, en una verdadera herramienta colaborativa que empieza a ser valorada muy positivamente por la mayoría de las empresas no sólo para la búsqueda de contactos, para la promoción corporativa o para el envío de mensajes publicitarios. A día de hoy, las redes sociales, comienzan a desempeñar un papel destacado en el conjunto de estrategias globales de las empresas.

También en el área de la gestión de los Recursos Humanos, las redes sociales han ido incrementando su valor hasta convertirse, hoy en día, en un soporte más, no sólo para la selección, captación de candidatos y para contrastar información, sino para la formación y el desarrollo del talento. Joaquín Lasheras, director comercial y de Marketing de Cezanne, asegura que: `Las redes sociales nos ayudan a detectar los intereses y necesidades formativas dentro de la organización porque plantean debates abiertos que se establecen entre los miembros de estas redes para intercambiar opiniones acerca de la formación recibida o de la que les gustaría recibir´.

La web 2.0 como filosofía de trabajo
El intercambio de información que se produce en las redes sociales, fomenta la motivación de las personas que perciben cómo la compañía escucha sus opiniones, sus ideas e, incluso, cómo pone en valor sus peticiones. Este tipo de iniciativas generan una mayor cohesión entre los miembros de la organicación, ayuda a descubrir nuevos talentos que puede que no destaquen en el área en el que habitualmente desarrollan su actividad, pero que pueden destacar con sus ideas en otros campos que, quizá se ajusten mejor a sus habilidades. `Reconocer y recompensar las buenas ideas es lo que incrementa la motivación y el desarrollo de los empleados y, por tanto, contribuye a la evolución del proyecto´, explica Lasheras.

Por otra parte y, en términos generales, las redes sociales fomentan la conversación acerca de diferentes temas de interés común lo que permite en sí mismo, adquirir conocimientos dentro de un proceso que se retroalimenta constantemente. Como explica Joaquín Lasheras `el uso de las redes sociales, fomenta la colaboración entre los empleados, la comunicación interdepartamental, una comunicación abierta y transparente, y el desarrollo de la creatividad y la innovación a través de la generación de contenidos´. Asimismo, recuerda que `la comunicación se convierte en uno de los principales activos de la compañía a la hora de desarrollar sus procesos diarios y, especialmente los que tienen que ver con el desarrollo del talento. Las redes sociales transforman los procesos, las metodologías y, en definitiva, implican un cambio en el trasfondo de las propias organizaciones´.

En definitiva, las herramientas de comunicación 2.0, entre las que destacan las redes sociales profesionales, aportan flexibilidad, entornos colaborativos, ajuste de la oferta y la demanda formativa y la optimización de los costes a las áreas de gestión del desempeño. La web 2.0 ha dejado de ser una tecnología para convertirse en una filosofía que deberá impregnar en las empresas que quieran aportar mayor valor a sus talentos