Los trabajadores españoles son los que más confían en las herramientas sociales para mejorar su trabajo
29/05/2013
El 45% de los trabajadores españoles considera que haría mejor su trabajo si en sus empresas apostaran por el uso de las herramientas sociales, según se desprende de un estudio realizado por la consultora Ipsos para Microsoft. Esta cifra los sitúa a la cabeza de Europa, donde la media se queda en un 27%. Esta diferencia es aún mayor si se compara con países como Francia (17%), Alemania (22%) o Reino Unido (22%).

Fuente:  www.comunicacioneshoy.es

La encuesta, realizada a 4.787 trabajadores de toda Europa, también señala que más del 37% de ellos siente que no hay suficiente colaboración en sus empresas y que las herramientas sociales podrían fomentar el trabajo en equipo. De hecho, dos tercios utilizan este tipo de redes sociales para comunicarse con sus compañeros. El 18% de los europeos incluso estaría dispuesto a gastar su propio dinero en ellas para impulsar la eficiencia de la empresa. Esta cifra aumenta en nuestro país, donde un 26% de los trabajadores españoles invertirían en herramientas sociales.

“Los trabajadores ya llevan sus propios dispositivos a sus puestos de trabajo, pero cada vez más utilizan sus propios servicios”, comenta Charlene Li, fundadora y analista en Altimeter Group, firma especializada en el estudio de las redes sociales, quien añade: “Los empleados esperan trabajar de una manera diferente, con herramientas que les hagan sentir más modernos y conectados, lo que supone un reflejo de cómo interactúan en su vida personal. Las redes sociales corporativas representan una nueva tendencia para trabajar y las organizaciones que las adoptan están aumentando la colaboración, mejorando su respuesta al cliente y logrando una importante ventaja competitiva”.

Muchos trabajadores están haciendo frente al mayor reto, que no es otro que la reticencia de sus empresas a implementar herramientas sociales. Tanto es así que el 27% de los europeos considera que el equipo de dirección subestima el valor de las redes sociales corporativas. Este porcentaje aumenta en España hasta un 42%. Es más, sólo un tercio de los encuestados españoles asume que la compañía para la que trabajan entiende el valor que representan estas herramientas para la colaboración y la productividad el entorno laboral.

Entre las principales reticencias que los trabajadores europeos perciben de sus empresas a la hora de utilizar herramientas sociales se encuentran la seguridad (65%) y el miedo a la pérdida de productividad de sus empleados (58%). De hecho, en España uno de cada cinco trabajadores asegura que no puede hacer uso libremente de las herramientas sociales en su puesto de trabajo, pues su empresa las mantiene bloqueadas, sobre todo las redes sociales externas y las herramientas de microblogging.