Alimentando pequeños dispositivos electrónicos por nuestro calor corporal
17/02/2010
Sustituir las baterías en dispositivos electrónicos que tienen que trabajar durante largos períodos de tiempo, ya sea en los sistemas de vigilancia biomédica usado por un paciente o en los monitores de las máquinas o instalaciones industriales en situaciones alejadas o inaccesibles, puede llegar a ser todo un inconveniente. Pero una nueva tecnología que está siendo desarrollada por investigadores del MIT podría hacer tales sustituciones innecesarias.

Fuente:   www.cibersur.com    Fecha:  17.02.2010

Los nuevos sistemas de depuración de energía que están siendo desarrollados por la profesora del MIT Anantha Chandrakasan y el alumno de doctorado Yogesh Ramadass podrían suministrar energía a los sensores sólo con las diferencias de temperatura entre el cuerpo (o un objeto caliente de otro tipo) y el aire circundante, eliminando o reduciendo la necesidad de una batería.

El aspecto único de los nuevos dispositivos desarrollados en el MIT es su capacidad para aprovechar las diferencias de sólo uno o dos grados, produciendo pequeños (alrededor de 100 microvatios) pero no obstante útiles cantidades de energía eléctrica. Los hallazgos fueron presentados la semana pasada en la International Solid State Circuits Conference (ISSCC) en San Francisco.

Ramadass dice que, como resultado de la investigación durante la última década, el consumo de energía de varios sensores electrónicos, procesadores y dispositivos de comunicaciones se ha reducido considerablemente, lo que permite dar energía a dispositivos de muy bajo consumo de energía tales como la sistema termoeléctrico portátil.

Este sistema, por ejemplo, podría permitir las 24 horas del día el seguimiento de la frecuencia cardíaca, azúcar en la sangre u otros datos biomédicos, a través de un dispositivo sencillo que se llevaría en un brazo o una pierna y alimentado sólo por la temperatura del cuerpo (que, salvo en temperaturas altas de verano, casi siempre es diferente de la del aire circundante). O también podría ser usado para monitorear los gases de escape calientes en las chimeneas de una planta química o la calidad del aire en los conductos de calefacción y sistema de ventilación.