La implantación de tecnología en la cirugía vascular reduce hasta un 30% la tasa de mortalidad
05/06/2012
El acceso a nuevas técnicas es adecuado en aquellos hospitales que cuentan con servicios de Angiología y Cirugía Vascular docente y en la mayoría de los centros hospitalarios no docentes, donde los profesionales desarrollan todas las técnicas innovadoras.

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha: 5.6.2012

El auge de las nuevas tecnologías ha revolucionado la especialidad de Cirugía Vascular con unos resultados excelentes, simplificando los procedimientos, reduciendo la tasa de mortalidad hasta en un 30% en algunas intervenciones y logrando la aceptación de la población general al garantizar una más rápida recuperación. Así lo han destacado los expertos durante la rueda de prensa inaugural del 58º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular que se celebra en Barcelona los días 31 de mayo, 1 y 2 de junio, en el que se darán cita alrededor de 450 profesionales de la Especialidad para analizar los avances de la patología vascular en sus diferentes aspectos asistenciales, docentes, investigadores y de gestión, además de debatir en torno a la cirugía endovascular y sus aplicaciones, la insuficiencia venosa crónica, el pie diabético, las arteriopatías, etc.

“En España las enfermedades del aparato circulatorio son la primera causa de muerte en ambos sexos, superando a los temidos cánceres, y surgen en el seno de una sociedad evolucionada al igual que ocurre con la diabetes y la hipertensión”, comenta el profesor Francisco Lozano, presidente de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV). Para hacer frente a esta patología en ascenso, muy ligada al envejecimiento poblacional, han proliferado nuevas técnicas diagnósticas “que han permitido contar con nuevas herramientas de diagnóstico que aceleran y facilitan la detección de la patología y permiten abordarla en mejores condiciones”, comenta el profesor Lozano.

A juicio del doctor Xavier Cabot, copresidente del Congreso, “la constante evolución de los métodos diagnósticos en la valoración de la patología vascular ha motivado que los métodos angiográficos invasivos mediante cateterismos hayan ido perdiendo protagonismo como diagnóstico de referencia y adquiriendo un papel preeminente como sistema de guiado para el tratamiento endovascular de la patología vascular oclusiva y aneurísmática”.

“Estas tecnologías cada vez son más accesibles y su expansión es imparable. Las técnicas tradicionales de diagnóstico vascular enfocadas a la exploración clínica, así como el doppler continuo y la arteriografía se ven irremediablemente influidas por la aparición de estas tecnologías”, añade el doctor Cabot.

“En la actualidad, el acceso a las nuevas técnicas es adecuado en aquellos hospitales que cuentan con servicios de Angiología y Cirugía Vascular docente y en la mayoría de los centros hospitalarios no docentes, donde los profesionales desarrollan todas las técnicas innovadoras”, según explica el doctor Antoni Giménez Gaibar, presidente de la Societat Catalana d´Angiología, Cirugía Vascular i Endovascular, y copresidente del 58º Congreso Nacional de la Sociedad Española de Angiología y Cirugía Vascular (SEACV). El reto está, en opinión del doctor Giménez, “en trasladar las novedades a algunas comunidades autónomas que aún no han desarrollado plenamente la especialidad y en algunos centros más pequeños”.

Las técnicas endovasculares han sido las principales beneficiarias de la aparición de nuevos sistemas y “son producto del desarrollo tecnológico en el que nos movemos”, según explica el profesor Eduardo Ros, presidente del Capítulo de Endovascular de la SEACV. Las nuevas técnicas han cambiado la perspectiva diaria de los cirujanos vasculares y han demostrado claramente su eficacia en la disminución de la mortalidad asociada a procesos complejos. Así, en operaciones de aneurismas de aorta abdominal roto, que hasta ahora registraban una mortalidad del 60%, se ha conseguido rebajar la tasa a la mitad. En el caso de intervenciones torácicas complejas cuya tasa de fallecimientos era superior al 40%, en la actualidad no supera el 7%. “Las nuevas técnicas han tenido una gran aceptación entre la población porque conllevan una mínima agresión al paciente y garantiza su pronta recuperación”, comenta el doctor Ros.

Sin embargo, la adopción de tecnología trae asociado un alto coste que ahora más que nunca, en plena crisis económica, provoca las reticencias de los Gobiernos autonómicos. Sin embargo, los especialistas insisten en la necesidad de invertir en estas nuevas técnicas porque a la larga, la disminución de complicaciones representa también un ahorro al sistema. En este sentido, el doctor Ros sugiere “la implantación de nuevos modelos de gestión que rebajen costes e impulsen la compra centralizada de material como ya se está haciendo en Granada, que es pionera en la creación de una plataforma provincial que unifica la compra de aparatos y que en 6 meses ha logrado ahorrar 14 millones de euros”, según explica el presidente del capítulo Endovascular.

“La introducción de las nuevas técnicas de imagen ha permitido importantes avances en el diagnóstico”, tal como comenta el doctor Manuel Miralles, presidente de Capítulo de Diagnóstico Vascular de la SEACV, para quien “la interactividad que proporcionan las nuevas herramientas informáticas permiten al facultativo acceder a información y aplicaciones potenciales inimaginables hace tan sólo unos años”.

El desarrollo tecnológico ha incorporado, además, nuevas técnicas que prescinden de la necesidad de utilizar Rayos X y administración de contraste, lo que reduce considerablemente la agresión al paciente. “Técnicas como la ecografía intravascular o la tomografía de coherencia óptica proporcionan imágenes de alta resolución que permiten actuar como sistema de guiado en algunos procedimientos endovasculares”, explica el doctor Miralles. El siguiente paso adelante vendrá de la mano de la robótica, tal como augura el doctor Ros tras analizar la situación de otros países donde ya han integrado programas que permiten navegar por los vasos sanguíneos en 3 dimensiones. “Se espera que la robótica nos guíe a través de las arterias y nos permitirá trabajar en imagen no real sin necesidad de más radiación, lo cual disminuirá considerablemente el porcentaje de riesgo”, añade este experto.

Las nuevas técnicas endovasculares también han logrado mejorar el manejo de la cirugía de varices. En palabras del doctor Vicente Ibañez, presidente del capítulo de Flebología de la SEACV, “la aparición de la radiofrecuencia, el láser endovenoso o la ecoesclerosis han supuesto una evidente reducción de la morbilidad postquirúrgica, una mayor tasa de recuperación del paciente y una más rápida incorporación a su vida diaria” Estas tecnologías, unida a la aparición de nuevos anticoagulantes orales, es a juicio del doctor Ibáñez, “han logrado mejorar el tratamiento de las varices, así como el de las trombosis venosas profundas, con un mejor control de esta patología y permitiendo una mayor autonomía del paciente”.