Los ingresos en monitorización remota de pacientes superarán los 32.400 millones de euros en 2021
07/03/2017
Wearables salud Un estudio apunta que las soluciones de atención médica conectadas permitirán conseguir mejores resultados en el ámbito de la salud de forma más rentable.

Según el último estudio publicado por la consultora Berg Insight, los ingresos por las soluciones de monitorización remota de pacientes alcanzaron los 7.500 millones de euros en 2016. Aquí se incluyen tanto los dispositivos de monitorización médica, las soluciones de conectividad mHealth, las plataformas de prestación de cuidados y los programas de asistencia mHealth. Sin embargo, esta cifra se quedará pequeña con respecto a las previsiones de la consultora para los próximos años. Concretamente, la empresa estima que los ingresos de este sector crecerán a una tasa interanual compuesta del 33,8% entre 2016 y 2021, alcanzando los 32.400 millones de euros al final del periodo de pronóstico.

El estudio apunta que las soluciones de atención médica conectadas permitirán conseguir mejores resultados en el ámbito de la salud de forma más rentable. Los nuevos modelos de cuidado permitidos por estas tecnologías están acordes con las preferencias de los pacientes de vivir vidas más sanas, activas e independientes. La industria de la salud está avanzando hacia una edad en la que las soluciones de atención médica conectadas formarán parte de las prácticas de atención estándar, asegura el informe.

Así lo pone de manifiesto Anders Frick, analista de Berg Insight: “Todos los dispositivos relacionados con la salud que se puedan conectar estarán conectados y, por lo tanto, la gestión de datos de los pacientes será cada vez más importante”. De hecho, para el directivo, la línea entre los dispositivos médicos y los gadgets de salud se vuelve borrosa, y en este entorno, las compañías tradicionales y las startups intentan situarse en una buena posición de mercado para la gestión de los datos del mHealth. Los sistemas nacionales de salud, las empresas de fabricación de dispositivos, los productores independientes de aplicaciones y los gigantes tecnológicos como Google, Apple y Microsoft son algunos de los interesados.

Para terminar, el documento detalla una tendencia que se acrecentó el año pasado. Y es que cientos de miles de consumidores conectaron dispositivos de monitorización médica a través de sus teléfonos inteligentes a plataformas cloud. Esto marca un cambio sustancial que abrirá nuevas oportunidades en el mercado remoto de monitorización de pacientes en los próximos años. “Los proveedores de servicios de salud tendrán la oportunidad de aprovechar esta tendencia, ya que los consumidores que ya han comenzado a usar dispositivos médicos conectados con más facilidad pueden ser incluidos en nuevos programas de atención médica mHealth”, concluye Frick.

Fuente: http://www.ituser.es