T-Systems y Garrigues crean Logalty para dar seguridad al comercio electrónico
12/12/2007
Con una marcada vocación internacional, el bufete de abogados Garrigues, junto con la firma alemana T-Systems han dado a conocer la creación de una nueva empresa, que ya está en marcha en España, aunque en breve se constituirá en otros países.

13-12-2007

Se llama Logalty y tiene como principal objetivo "garantizar en los tribunales la validez de una prueba electrónica", según ha explicado José María Anguiano, el CEO de la nueva compañía.

El principal cometido de Logalty será el de generar y custodiar todas las pruebas electrónicas como envío, transacciones y/o accesos a los sistemas informáticos-necesarias para dotar de la máxima seguridad a las transacciones on line. Es importante el papel que jugará la Agencia Notarial de Certificación (ANCERT), ya que se ocupará de gran parte de los procesos legales. Así, los servicios principales sobre los que girará la actividad de la firma, se centran en la constitución de "correos electrónicos certificados, algo que ya se hace con las cartas ordinarias, pero no con los e-mails, y conseguir una perfección electrónica de contratos a distancia", confirmó Anguiano.

El presidente de Logalty será Ginés Alarcón, quien aseguró que el servicio está fundamentalmente dirigido a empresas que hagan transacciones B2B. Además, los sectores que harán un mayor uso de las pruebas electrónicas seguras serán Banca y seguros, utilities y logística, "y se espera que la Administración Pública se sume también en un breve período de tiempo", confirma. Se trata de unos servicios que pretenden aumentar el grado de confianza en la utilización de medios telemáticos donde Logalty se establece como neutro e independiente en las relaciones entre las partes que intervienen en una transacción.

La nueva entidad se ha marcado como objetivo inicial conseguir un volumen de transacciones de alrededor de 10 millones en los próximos tres años, un reto que no se presenta nada sencillo, puesto que "el mercado no está maduro, por lo que nuestras previsiones son muy prudentes", explica Alarcón. El papel que jugará T-Systems será el de asegurar la plena disponibilidad de herramientas técnicas de última generación, para asegurar que las pruebas tengan la fiabilidad adecuada.