El gasto en innovación tecnológica creció más del 10%
03/12/2009
El 34,8% de las empresas españolas de 10 o más asalariados fueron innovadoras. En este porcentaje están incluidas, por primera vez en 2008, las innovaciones no tecnológicas (organizativas y de comercialización). Extremadura, Comunidad de Madrid y Aragón fueron las comunidades autónomas que presentaron mayores tasas de crecimiento en el gasto en innovación tecnológica, según datos provisionales aportados en la Encuesta sobre Innovación en las Empresas. Año 2008 realizado por el Instituto Nacional de Estadística.

Fuente: http://www.cibersur.com  Fecha: 3.12.2009

En concreto, el gasto en actividades para la innovación tecnológica ascendió a 19.919 millones de euros en el año 2008, lo que supone un incremento del 10,1% respecto al año 2007. El gasto en innovación tecnológica alcanzó en 2008 el 1,9% de la cifra de negocios de las empresas con actividades para la innovación tecnológica. Entre las actividades innovadoras destacaron las de I+D, interna o externa (que representaron el 53,2% del total del gasto en actividades para la innovación tecnológica) y la adquisición de maquinaria, equipo y software para innovación tecnológica (que supuso el 31,1%).

En el análisis por sectores de actividad, las empresas de Telecomunicaciones (CNAE 61) representaron el mayor porcentaje del total del gasto en innovación tecnológica con un 13,8%, seguidas por las empresas de Servicios de I+D (CNAE 72), con un 9,2%, y las de Transportes y almacenamiento (CNAE 49 a 53), con un 7,4%.

Por comunidades, las que tuvieron mayores gastos en innovación tecnológica en el año 2008 fueron la Comunidad de Madrid (38,5% sobre el total de gastos), Cataluña (19,0%) y País Vasco (9,0%). Por su parte, las que presentaron los mayores crecimientos respecto a 2007 fueron Extremadura (48,1%), Comunidad de Madrid (32,8%) y Aragón (17,9%).

El 34,8% de las empresas fueron innovadoras en el periodo 2006-2008

El 34,8% de las empresas españolas fueron innovadoras en el periodo 2006-2008, incluidas innovaciones tecnológicas (de producto o proceso) y no tecnológicas (organizativas o de comercialización). Asimismo, el 20,8% de las empresas españolas fueron innovadoras de producto o proceso en el periodo 2006-2008. Este porcentaje se eleva al 23,6% si adicionalmente se consideran las empresas con innovaciones tecnológicas en curso o no exitosas.

La innovación de producto en el periodo 2006-2008 representó el 12,7% de las ventas de todas las empresas. Este porcentaje se reduce al 5,7% en caso de considerar los productos exclusivamente nuevos para el mercado. Por su parte, la cifra de negocios debida a productos sin alterar o ligeramente modificados significó el 87,3% del total.

En el análisis de las empresas innovadoras tecnológicamente por rama de actividad, se observa que, en el caso del sector industrial, el 66,9% de las empresas de Farmacia y el 61,8% de las empresas de Química fueron innovadoras. En el sector servicios destacaron las Empresas de I+D (con un 75,9% de empresas innovadoras) y las de Información y comunicaciones (con un 39,7%).

Cooperación en innovación tecnológica

Un 15,7% de las empresas innovadoras o con innovaciones en curso o no exitosas (EIN) realizó cooperación en innovación en el periodo 2006-2008. La cooperación tuvo lugar, principalmente, con proveedores (un 48,6% del total), universidades (31,4%) y consultores, laboratorios comerciales o institutos privados de I+D (25,8%).

Fuentes de información para la innovación tecnológica

El 9,7% de las empresas consideraron que las fuentes de información internas (dentro de la empresa o grupo) fueron las más importantes para llevar a cabo proyectos de innovación. Por su parte, un 10,1% de las empresas consideró que las fuentes de mercado (proveedores, clientes, competidores...) tuvieron gran relevancia.

Por último, en cuanto a los objetivos de la innovación tecnológica, el 40,4% de las empresas EIN señaló como objetivo prioritario de sus actividades innovadoras incrementar la calidad de los bienes o servicios. El 35,1% señaló como objetivo prioritario el aumento de la capacidad de producción o prestación de servicios.